Oración a Nuestra Señora de Guadalupe

Oración y consejos para rezar con fe a la Virgen de Guadalupe

Virgen de Guadalupe
 Robert Alexander/Getty Images

La Virgen de Guadalupe, la virgen morena, es una de las advocaciones de la Virgen María más conocidas y amadas del mundo. Su aparición el el Tepeyac en México en 1531 fue el principio de la conversión de millones de mexicanos al cristianismo, la fe que hasta el día de hoy inspira a este pueblo de América.

Por ser una aparición americana, es la patrona da toda América. Es también la patrona de las Filipinas, donde el catolicismo fue llevado por los conquistadores españoles.

Sus devotos la honran cada día 12 de diciembre y le cantan Las Mañanitas. Algunos van de rodillas hasta su basílica, sacrificándose para demostrar su devoción.

Millones de personas recurren a su intercesión mediante la imagen milagrosa que se encuentra en su basílica en la Ciudad de México y la siguiente oración.

Oración a la virgen de Guadalupe

"Madre Santísima de Guadalupe, Madre de Jesús,
condúceme hacia tu Divino Hijo por el camino del Evangelio,
para que mi vida sea el cumplimiento generoso
de la voluntad de Dios
Condúceme a Jesús,
que se nos manifieste y se nos dé en la Palabra revelada
y en el Pan de la Eucaristía
Ayúdame a tener fe firme,
esperanza sobrenatural,
caridad ardiente,
y fidelidad viva
a mi vocación de bautizado.
Ayúdame a ser agradecido a Dios,
exigente conmigo mismo y lleno de amor
para con mis hermanos.

Amén"

Sugerencias para utilizar la oración a la Virgen de Guadalupe

Para recurrir a la Virgen de Guadalupe no es necesario llegar hasta su basílica en México.

Si oras con el corazón y le dedicas tiempo a expresarle tu petición y necesidades, ella responderá a tu oración.

Como se describe el artículo La petición a la Virgen de Guadalupe y el milagro de trabajo, puedes rezar de manera tradicional, pero no tienes que limitarte a eso. Busca una manera creativa que se sientas más natural y genuina.

 

Por ejemplo, puedes escribir tu oración y conservar tus palabras para leerlas a menudo y recordar tus intenciones. 

Puedes también quemar tu petición de manera ritual para que el humo la eleve hacia el Cielo.

Pinta un dibujo de la Virgen a la vez que le rezas. Utiliza la antigua práctica de pintar en ayunas para complementar tu acción espiritual. El proceso te ayudará a concentrar tus energías y pensamientos en tu petición y en la Virgen.

Si en tu iglesia local hay una imagen de la Virgen de Guadalupe, puedes visitarla y pasar tiempo con ella meditando y expresándole tus necesidades. También puedes hacer un pequeño altar en tu casa con la imagen, una vela y cualquier otro elemento que represente tu devoción a la Guadalupe. 

Añade a tus oraciones o sustituye esta oración por Nueva Oración a Nuestra Señora de Guadalupe. Lo más importante al orar es la fe. Sostén tus peticiones en tu mente y corazón a la vez que lees o recitas la oración a la Virgen.