Opciones de arranque avanzadas de Windows 7 o XP

Entrar en ellas y para qué sirve cada una

Opciones-Arranque-Avanzadas-Windows7-XP
Foto © Microsoft

Es útil saber entrar en las opciones de arranque avanzadas de Windows 7 o XP. Sirven para resolver todo tipo de problemas relacionados con ellos y dan acceso a distintas herramientas de reparación. Más abajo explico a cuáles en concreto. Ve por ahora...

Cómo entrar en las opciones

  1. Apaga el PC después de sacar cualquier CD/DVD que haya en el lector de CD, si lo tienes. También desconecta cualquier pendrive o disco USB externo que puedas tener.
  1. Vuelve a encender el equipo y pulsa deprisa la tecla F8 de tu teclado. Si Windows empieza a cargarse, reinicia el PC e inténtalo otra vez pulsando F8 varias veces seguidas nada más arrancar el PC.

    IMPORTANTE:
    Pincha aquí para ver soluciones si F8 no funciona.
  2. Debe salirte una pantalla de opciones como la de la imagen de arriba.

En fallos muy graves es posible que no consigas entrar en ellas como acabo de explicar. Tendrías que hacerlo siguiendo estos pasos (sólo para Windows 7).

Qué opciones hay

En general son estas aunque no siempre estén todas disponibles en todos los casos:

  • Reparar el equipo
    Inicia la reparación automática de Windows y otras herramientas que ayudan a resolver fallos.

 

  • Opciones del modo seguro
    Son tres: el modo seguro (normal), que carga Windows con lo mínimo indispensable. El modo con funciones de red, que añade la posibilidad de conectarse a Internet u otra red. El modo con símbolo del sistema, que abre una consola de MS-Dos. Pincha aquí para más información sobre ese modo especial de arranque de Windows.

     

    • Habilitar el registro de arranque
      Crea un archivo de texto (ntbtlog.txt) con informaciones sobre los drivers que se cargan con Windows. Sirve para detectar cuál puede estar haciendo que falle.

     

    • Habilitar vídeo de baja resolución (640x480)                   
      Carga Windows con una resolución de pantalla muy baja. Es útil si da problemas haber puesto una demasiado alta que tu pantalla no admita. Eso puede hacer que se quede en negro al arrancar. Habilitando este modo de baja resolución podrás entrar en Windows y cambiar la resolución.

       

      • La última configuración válida/buena conocida (avanzada)
        Devuelve Windows a la más reciente configuración de drivers y del registro de Windows que te permitió encenderlo y apagarlo sin fallos. Es una forma muy eficaz de resolver todo tipo de problemas. En especial los relacionados con controladores y programas problemáticos.

       

      • Modo de restauración de servicios de directorio
        En general no tiene uso práctico para usuarios normales. Es una opción relacionada con dominios y gestión de usuarios en grandes redes.

       

      • Modo de depuración
        Tampoco está destinada a usuarios normales. Habilita un modo avanzado de diagnóstico de problemas de Windows o el PC.

       

      • Deshabilitar el reinicio automático en caso de error del sistema
        Hace que Windows no se reinicie al producirse errores de pantalla azul. Así te da tiempo a ver su descripción y código del error. Son datos importantes para intentar resolverlos.

       

      • Deshabilitar el uso obligatorio de controladores firmados
        Por defecto Windows obliga a que los drivers estén firmados digitalmente de forma correcta. Es una medida de seguridad. Esta opción permite que no sea así. Útil por ejemplo para instalar drivers no oficiales.

       

      • Iniciar Windows normalmente
        Está claro para que sirve. Hace que Windows se cargue como siempre, sin usar ningún modo o configuración especial.