Olympe de Gouges y la traición de la Revolución Francesa

Es autora de la 'Declaración de Derechos de la Mujer y la Ciudadana' de 1791

Retrato de Olympe de Gouges.
Retrato de Olympe de Gouges.

Olympe de Gouges, autora de la 'Declaración de Derechos de la Mujer y la Ciudadana' en 1791, es una personalidad clave para entender el origen del feminismo occidental. Vivió un momento histórico como la Revolución Francesa en el que se definieron políticamente buena parte de los derechos de la ciudadanía que nos rigen como seres políticos. La toma de la Bastilla el 14 de julio de 1789 marcó el final del Antiguo Régimen en Francia y en toda Europa.

Pero, a pesar de los principios ilustrados que guiaban la Revolución, no supuso una nueva era de libertad e igualdad para las mujeres.

Gouges nació en Montauban, una localidad del suroeste de Francia, el 7 de mayo de 1748 y murió en la guillotina el 3 de noviembre de 1793 por su pertenencia a los girondinos (el ala política moderada de la Revolución). Olympe, pacifista, se opuso a la pena de muerte contra el rey Luis XVI, era partidaria de un estado federal para Francia y promovió iniciativas para aprobar una ley del divorcio. Se dedicó a la defensa de la educación femenina, la participación política y el voto de la mujer así como la igualdad plena dentro de la familia y en la iglesia.

Por escrito o participando en debates públicos, denunció la traición de la Revolución Francesa a los principios de la Ilustración, que defendía que "todos los seres humanos nacen libres, iguales y con los mismos derechos".

A pesar de tener un papel activo en la lucha revolucionaria, las francesas quedaron excluidas en la 'Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano' de 1789, el famoso texto legal que aprobó la Asamblea Nacional Constituyente.

En la prensa revolucionaria de la época, la misma en la que se proclamaban la "libertad, igualdad y fraternidad" se acusaba a las mujeres de haber traicionado su papel como "mujeres y esposas" por querer subir a la Tribuna y pertenecer a la vida pública.

 

Los 'cahiers de doléance'

Al verse relegadas y para expresar su descontento y reclamar la igualdad de ambos sexos, las feministas que precedieron a Olympe de Gouges se reunían en clubes femeninos y redactaban sus propios 'cahiers de doléance' ('cuadernos de la injusticia'), escritos que nacieron en los albores de la Revolución, dirigidos al Rey y sus administradores, en los que el pueblo reclamaba justicia, exponía sus problemas, exigía calidad en sus servicios y expresaban su malestar con el Gobierno. 

La obra clave de Olympe Gouges, la 'Declaración de Derechos de la Mujer y la Ciudadana' es, junto al ensayo 'Sobre la admisión de las mujeres en el derecho de la ciudad', escrito un año antes por Condorcet, la principal propuesta presentada a la Asamblea Francesa recogiendo esta injusticia con argumentos sólidos.

En busca de una vida intelectual

Tras la muerte de su primer marido,  Olympe de Gouges, cuyo verdadero nombre era Marie Gouze, se traslada a París en 1770 e inicia una intensa vida intelectual. Se niega a llevar el apellido de su esposo y critica desde entonces el concepto de "propiedad" de la mujer respecto al hombre.

Escritora, dramaturga, empresaria teatral... sus ideas sociales, inicialmente inspiradas en la obra de Rousseau y fruto de lecturas autodidactas, pronto emergen en obras como 'La esclavitud de los negros' de 1785, en la que criticaba el enriquecimiento de una parte de burguesía a costa de la trata de esclavos.

Fue tal la polémica por esta pieza, que fue encarcelada y poco después liberada gracias a la mediación de su círculo de amistades. Se convirtió así un referente para los integrantes del movimiento abolicionista. 

De Gouges fue una pionera en todos los aspectos del feminismo, no sólo en la defensa del papel político y educativo de la mujer sino también al creer en el amor libre y proponer nuevos derechos para las mujeres dentro de la vida personal o familiar como la eliminación del matrimonio, la defensa de una ley del divorcio u obligar a los padres a hacerse responsables de los niños y niñas nacidos fuera del matrimonio.

En 1791, escribe su 'Declaración de Derechos de la Mujer y la Ciudadana'  y consigue que la igualdad se discuta en la Asamblea, aunque sus propuestas no sean reconocidas. Es un escrito prácticamente contemporáneo a la'Vindicación de los derechos de la mujer', de la inglesa Mary Wollstonecraft.

Durante toda su vida, tuvo que aguantar todo tipo de ataques misóginos, incluso dentro de los girondinos (su propio partido) y, tras la subida al poder en 1793 del ala radical de los revolucionarios, los jacobinos clausuraron los clubes femeninos y Olympe fue perseguida, encarcelada y ejecutada