Ojos rojos: remedios caseros

Ojos rojos. Getty Images

Ya sea por una noche de desvelo, mucho tiempo frente a una pantalla u otra situación, los ojos rojos son un padecimiento común, que sin embargo son una amenaza para un delicado pero muy importante órgano del cuerpo.

Los ojos tienen la característica de que requieren mucha más agua que la piel, por lo que nos dan una idea de la deshidratación en mucho menos tiempo. En ese sentido, los ojos son una ventana de lo que ocurre en nuestro interior, puesto que nos dan una idea de lo deshidratados que pueden estar nuestros órganos internos.

El daño en los ojos como un eco de lo que ocurre en nuestro organismo es uno de los principios de la iridología.

Los ojos enrojecidos pueden ser también síntoma de un padecimiento más complejo, como conjuntivitis, alergia, una lesión o un objeto extraño en el ojo, herpes ocular, o hasta una enfermedad autoinmune —Síndrome de Sjögren—. Si sospechas que tu ojo enrojecido puede ser síntoma de algo así, no dudes en acudir con un oculista para obtener un tratamiento más adecuado.

Por otro lado, los remedios caseros para los ojos irritados son muy sencillos y económicos. Basta con usar cosas que normalmente tienes en tu cocina.

1. Pepino

El pepino contiene ácidos que combaten la retención de líquidos en los ojos, lo que reduce la inflamación. Y sin embargo, son abundantes en agua, por lo que no promueven la deshidratación, sino que humectan, refrescan y alivian dolor y la presión ocular.

2. Bolsas de té

Las bolsas húmedas y frías de té son un buen remedio para los ojos rojos. Su cafeína, taninos y antioxidantes ayudan a restaurar la circulación en los ojos y a comprimir los vasos sanguíneos, devolviéndote la mirada limpia y la energía en los ojos.

3. Manzanilla

La manzanilla es uno de los favoritos de la fitoterapia y no sin razón.

Esta flor, de propiedades antiinflamatorias y relajantes, es tan buena en un té como en aplicación tópica. Es excelente para limpiar los ojos, e incluso ayuda en alergias y en conjuntivitis.

4. Hamamelis

Hamamelis es una planta nativa de Norteamérica que se utiliza en algunos cosméticos por su potencial astringente y antiinflamatorio. En los ojos rojos es un buen remedio, pero no debe aplicarse directamente. Humedece una compresa en una mezcla de hamamelis y agua fría y colócala sobre los ojos durante 10 minutos. Al final, tendrás ojos hidratados, reducirás ojeras e hinchazón y combatirás potenciales infecciones.

5. Aloe Vera

El aloe vera o la sábila es un poderoso remedio para un sinnúmero de malestares. Aplicado alrededor de los ojos o disuelto en agua y con una compresa sobre los párpados, ayuda a calmar la piel, a humectar y suavizar y a combatir infecciones o causas de irritación. Es rico en vitaminas y aminoácidos, por lo que además nutrirá tu piel y tus ojos: se verán sanos porque lo estarán.

6. Papa

Raya una papa cruda y aplica el jugo de la papa alrededor de tus ojos con un algodón. El jugo de la papa es excelente para aliviar inflamación, pero evita que entre en tus ojos, porque es muy irritante.

7. Vinagre de manzana

El vinagre de manzana ayuda a eliminar las bacterias dañinas en una infección. Tradicionalmente, era un remedio para heridas, aunque es tan o más doloroso que el alcohol —de ahí la expresión “poner vinagre en la herida”—. A diferencia de éste, no elimina todas las bacterias, sino que es ambiente para algunas, que ayudarán a proteger la herida y regenerar la piel. En el caso de los ojos, el vinagre disuelto en 1 por 7 partes de agua es un remedio para infecciones e inflamación, tan bueno como muchos medicamentos. Resulta irritante al principio, pero sus beneficios valen el sufrimiento.