Ochos Locos

Inicio del juego de Ochos Locos. © María Machuca

Información general:

Este juego de cartas clásico es ideal para jugarlo con niños porque sus reglas son muy sencillas y es fácil de aprender. Ochos Locos es bastante parecido a el juego de cartas UNO. El objetivo es deshacerte de todas tus cartas pareando números, letras o tipo de carta (también conocido como palo). El primero en hacerlo gana el juego.

Edad sugerida: 4 años en adelante

Jugadores: Dos o más

Cartas

Existen versiones comerciales de este juego que contienen diferentes motivos o ilustraciones vistozas ideales para los más pequeños de la casa. En la Imagen 3 puedes ver un ejemplo de una versión para niños donde parean categorias o colores. Sin embargo, la versión más conocida es la que se juega con una baraja regular de 52 cartas. Si hay más de cuatro jugadores puedes utilizar dos o más conjuntos de cartas.

Reglas básicas:

El juego de cartas Ochos Locos o Crazy Eights (reglas en inglés) es uno con muchas variantes en las reglas según la región. Aquí se presentan las reglas más comunes del juego con usando una baraja regular.

  • Antes de comenzar debes barajar las cartas. Pide a los jugadores que se coloquen en forma circular y reparte ocho cartas a cada uno. Coloca el resto de las cartas boca a bajo en medio de los jugadores.
  • Voltea la primera carta. Esta carta será la base para lanzar las demás.
  • El jugador a tu izquierda será el primero en tirar.
  • Las cartas se lanzan pareando número, letra o clase. Por ejemplo, si hay un dos de trébol puedes lanzar cualquier carta con un dos o con un trébol.
  • Si no tienes ninguna carta para jugar debes tomar una carta de la pila, si la carta que levantas puede ser jugada la lanzas; de lo contrario pierdes tu turno. En algunas versiones el jugador debe seguir tomando cartas de la pila hasta conseguir una carta que pueda lanzar.
  • Las cartas con ochos pueden lazarse en cualquier momento. Al lanzar un ocho tienes derecho a cambiar el palo que se jugará en la próxima tirada.
  • El juego continúa hasta que uno de los jugadores se queda sin cartas en mano. Este jugador gana la ronda y recibe los puntos.

Puntuaciones:

Si decides jugar más de una ronda puedes llevar un conteo de puntos para determinar quien gana la partida. Debes decidir cual será la puntuación meta al inicio del juego. Por regla básica las puntuaciones depende del número de jugadores. Si son dos jugadores 100 puntos, tres jugadores 150 puntos, así sucesivamente, por cada jugador adicional se añaden 50 puntos. Al final de cada ronda se cuentan los puntos de las cartas de tus oponentes de la siguiente manera:

  • Cartas con caras: 10 puntos
  • Az: 1 punto
  • Ochos: 50 puntos
  • Cartas con números: el valor de la carta

Cartas especiales:

Algunas variantes del juego incluyen añadir funciones especiales a algunas cartas. Estos son algunos ejemplos:

  • La J brinca el turno del próximo jugador. Si se juega entre dos, el jugador que la lanza podrá jugar nuevamente. En otras versiones es el 3 el que tiene esta función.
  • La Q o el 10 cambia la dirección del juego.
  • El 2 hace que el otro jugador tome dos cartas del montón y pierde su turno.
  • La A obliga al otro jugador a robar tres cartas. Puedes lanzar más de una A y se acumula el número de cartas que tu oponente tomará del montón. Por ejemplo, si lanzas tres cartas con A corridas, tu oponente deberá robar 9 cartas del montón.

Otras reglas

Algunas personas lo juegan entre dos a cuatro jugadores solamente. En este caso si juegan dos personas se reparten siete cartas por jugador. Si son tres o cuatro jugadores reparten cinco cartas por jugador.