“No estoy preparado para una relación” y otras excusas para dejar a alguien

¿Qué significan realmente frases como "No eres tú, soy yo"?

Aprende a leer entre líneas cuando te dejan.
Excusas para dejar a alguien. Jamie Grill / Getty Images

A muchos hombres y mujeres les resulta muy difícil decirle a la persona con la que están saliendo “No me atraes lo suficiente y prefiero que lo dejemos”. Ambos sexos hemos inventado un montón de excusas para dejar a nuestra pareja, para evitar que una relación se vuelva demasiado íntima o incluso para aceptar una simple cita con un pretendiente (o “pretendienta”) que no nos parece atractivo.

Aprende a leer entre líneas

Curiosamente, en este aspecto hombres y mujeres somos bastante parecidos. Eso quiere decir que casi todos hemos dicho o escuchado alguna vez eso de “No estoy preparado para una relación” y otras excusas para dejar a alguien. Las acompañamos con gesto grave y cara de circunstancias. Son formas de crear un drama o de actuar con cobardía donde podría haber una oportunidad para ser sinceros. Lo hacemos porque queremos proteger nuestra imagen y no complicarnos la vida.

Bien… Pero al menos aprendamos a traducir estas expresiones. Es decir, a saber leer entre líneas y comprender qué nos quieren decir realmente cuando nos dicen cosas como:

1. No estoy preparado para una relación. No es exactamente mentira, porque quien la dice está convencido de que no está preparado para embarcarse en una relación. Lo que no dice es que no ve las cosas claras… contigo.

2. Es mejor que seamos solo amigos. Esta excusa tiene una traducción muy simple: no me atraes.

No te encuentro sexy. ¡No pienso acostarme contigo!

3. Estoy demasiado ocupado. Quiere decir (o aparentar) que tiene una vida apasionante, llena de viajes, compromisos y romances. Y lo último en lo que está pensando es en dejar de lado sus hobbies para salir contigo. Porque si realmente estuviera interesado, encontraría tiempo.

Todos lo hacemos.

4. No sé lo que quiero realmente. Esta tampoco es mentira. Pero no te engañes: si tú fueras la persona adecuada, sabría perfectamente que quiere tener algo contigo.

5. Necesito estar a solas / pasar un tiempo conmigo mismo. Esta excusa es válida cuando el otro no puede argumentar que estás muy ocupado y no se atreve a decir que solo le interesas como amigo.

6. Estamos en momentos diferentes. Los anglosajones lo llaman “Wrong time, wrong place”. Suena bien, e incluso romántico, pero no deja de ser una excusa más.

7. No eres tú, soy yo. Este es un pretexto para narcisistas que no quieren enfrentarse a la decepción ajena. Si te echas las culpas a ti mismo, parece que quedas mejor y mantienes tu imagen de “buen tipo” (o tipa).

8. Me han hecho demasiado daño en el pasado. O una variante: Todavía no he superado la ruptura con mi ex. Dice el refrán que “un clavo saca a otro clavo”. No es bueno precipitarse a otra relación cuando acabas de terminar una, pero si realmente le gustaras se ilusionaría igual que si nunca le hubieran roto el corazón.

9. Lo siento pero estoy pasando una mala racha. Traducción: mi vida es miserable ahora mismo y lo último que quiero es complicármela contigo.

También puede ser que realmente esté deprimido o atravesando una etapa difícil, con lo cual en realidad te está haciendo un favor.

10. Te mereces a alguien mejor. He aquí la excusa de los cobardes. Parece un halago, pero en realidad piensa que tú no eres suficiente para él o ella. Y además cree que te sentirás mejor al escucharlo, pero quien disfruta realmente es él, que se considera demasiado bueno para alguien como tú.