Nichos: Blogs educativos y organización de la información.

Como tener éxito con un blog sobre educación

Los blogs educativos o sitios web dedicados a la educación de cualquier índole,  han sido uno de los rubros de mayor crecimiento en los últimos años y una de las principales alternativas de monetización. Las posibilidades de generar ingresos de dinero a partir de plataformas educativas es realmente grande y muchos colegas blogueros se vieron atraídos por esta posibilidad, teniendo en cuenta que ya cumplían un papel de influencia importante dentro del inconsciente colectivo del nicho al que se dedican y están legitimados como una autoridad informativa en el rubro.

De todas maneras, a pesar de direccionar sus esfuerzos en generar materiales educativos y organizarlos a partir de planes informales de evolución, utilizando las numerosas herramientas de autoevaluación y educación a distancia disponibles en la actualidad, no logran conservar un número interesante de usuarios.

Este es un problema habitual entre los emprendimientos de educación digital independientes, principalmente por no conseguir el equilibrio necesario entre dos estímulos a los que responden los usuarios en general: las herramientas motivacionales del sitio  y los desafíos o dificultades que presentan los contenidos.

Nivel de dificultad: El desarrollo conocimientos y habilidades a los que apuntan los sitios educativos deben respetar las necesidades del usuario y encontrar un equilibrio, ofreciendo contenidos y prácticas que no sean ni demasiado simples, ni demasiado complejas. Una vez que se segmentado cual es el público al que el blog o sitio web apunta, debemos realizar un estudio de mercado que determine el nivel de conocimiento de los potenciales alumnos y plantear el programa de contenidos, teniendo en cuenta este punto de partida y entendiendo la evolución natural de adquisición de conocimientos y habilidades.

En este aspecto es muy útil asesorarse con expertos del rubro o, en su defecto, desarrolladores de juegos de videos que entienden a la perfección el proceso de adquisición de habilidades para las resoluciones de tareas. La editorial del blog, no debemos dar ningún conocimiento por sentado, ni tecnificar o complejizar demasiado los contenidos de manera apresurada, porque puede ser el error que le cause la perdida de estudiantes, de la misma manera que la repetición excesiva o las prácticas que no presentan desafíos por ser demasiado fáciles son contraproducentes.

Una manera simple de solucionar este problema es prestándole atención a los comentarios y sugerencias de los usuarios.

Motivación: Otros colegas han podido desarrollar una evolución programática de la información muy organizada y acorde a las necesidades de los distintos niveles de conocimientos de sus estudiantes, pero de todas maneras siguen pierden gran cantidad de ellos. En este caso, el problema suele ser la falta de elementos de estímulo. Uno de los métodos más comunes y efectivos en este aspecto es un plan de premios, objetivos y reconocimientos simbólicos que valoricen el esfuerzo del estudiante y con el que se sientan reconocidos. Este esquema es muy fácil de lograr, sólo deberás organizar el contenido a partir de herramientas como las siguientes:

  • Unidades de curso: Organiza la información en unidades a concluir y al terminar satisfactoriamente cada una de ellas, refuerza la idea de haber cumplido con un objetivo y cuales son las posibilidades de evolución hacia próximas unidades.

  • Evaluaciones: a partir de las herramientas de autoevaluación incentiva la auto-superación.

  • Materiales exclusivos: publica materiales exclusivos para aquellos que hayan completado etapas o logrado buenas puntuaciones en las evaluaciones.

  • Clasificación de usuarios: premia el esfuerzo con la clasificación de usuarios en niveles y de acuerdo a su nivel, otórgale mayores derechos en la comunidad de estudiantes, como la posibilidad de ser mentores, responder preguntas en foros o proponer unidades de estudio a partir de sus inquietudes.

Si bien el paradigma de educación digital invierte la interacción entre el que enseña y el que aprende, ya que el estudiante es el que decide cuándo y cómo se dispone a aprender, estos simples estímulos basados en la auto superación superficial, el estatus de usuario y la sana competencia ejercen una sinergia motivacional que fidelizan a los estudiantes y los mantienen interesados. Son simples herramientas organizativas para que el estudiante se sienta valorado y orgulloso de su esfuerzo.

En conclusión, para tener éxito con un blog educativo es necesario realizar una programación esquemática del contenido, teniendo en cuenta las necesidades y pretensiones de los usuarios y presentarla en etapas lógicas de evolución que lo mantengan motivado.

Un proceso complejo, pero apasionante.