Museo del Oro de Bogotá, en busca de El Dorado

Descubre la magia de El Dorado, la leyenda de los buscadores en América

Una de las piezas más preciadas del Museo del Oro, La Balsa de la leyenda de El Dorado. Imagen @ Pedro González

Desde el descubrimiento de América, aventureros, viajeros, buscadores de tesoros y piratas, arqueólogos e historiadores y hasta mochileros intrépidos, han recorrido los países del continente preguntándose sobre la existencia y la veracidad de la leyenda de El Dorado, que atrajo a miles de exploradores a las montañas de América y de Colombia (que hoy tiene otros encantos para atraer a los viajeros), en busca de la famosa ciudad en donde el precioso metal se comercializaba como un elemento común y era parte de la vida de todos los habitantes de ese lugar.

Fueron varias las expediciones que en tiempos coloniales viajaron desde Europa para buscar en Colombia una ciudad de oro, pero muchas veces terminaron perdidas en medio de las selvas o las montañas, aumentando la fama y el misterio de la historia.

A pesar de nunca haber encontrado EL Dorado, las expediciones y los buscadores de tesoros saquearon y se llevaron miles de piezas de oro, otros metales, cerámica y demás materiales, pertenecientes a las culturas precolombinas que habitaron estos territorios. Adornos y figuras de nuestra historia, eran contrabandeadas por los buscadores de tesoro y desde los puertos de Cartagena de Indias y Santa Marta eran sacadas en barco, para luego pasar a las manos de coleccionistas privados que pagaban grandes sumas por tener vestigios de la famosa leyenda. Algunas de esas piezas han sido recuperadas por algunos museos de Europa y el mundo, pero miles se han perdido ara siempre.

Un lugar para recuperar El Dorado

En el año de 1937 empezó la historia del Museo del Oro. En ese año, el Banco de La República (entidad que administra el Museo del Oro) adquirió la primer pieza de lo que sería la colección del museo, un poporo de la cultura quimbaya. Esa compra fue el primer paso para adelantar acciones alrededor de la pérdida y la extracción de la riqueza histórica ancestral del país materializada en ese tipo de piezas arqueológicas, por lo que era urgente crear conciencia sobre la necesidad de catalogar esas piezas como parte del patrimonio nacional y protegerlas de la guaquería y de los guaqueros (la actividad de excavar tumbas indígenas para buscar tesoros es llamada así).

En la actualidad el Museo del Oro está ubicado en Bogotá, la capital colombiana y, como reza su misión, es "una institución permanente, sin fines lucrativos, al servicio de la sociedad y de su desarrollo, abierta al público, que adquiere, conserva, investiga, comunica y exhibe el patrimonio tangible e intangible de la humanidad y su medio ambiente, para fines de educación, estudio y deleite". Cuenta con una de las colecciones más importantes y bellas de arqueología en América, representada principalmente por piezas prehispánicas elaboradas en oro, aquellas mismas que buscaban los miles de viajeros atraídos por la leyenda de El Dorado.

Disfruta del Museo del Oro

En tu próxima visita a Bogotá puedes recorrer las salas del Museo del Oro, ubicado en medio del centro histórico de la ciudad, a pocas cuadras de la Plaza de Bolívar, justo en una esquina del Parque Santander ubicado sobre la Carrera Séptima, a la altura de la calle 16, otro de los lugares más tradicionales en el centro de la ciudad. El museo cuenta con cuatro salas que te llevarán por un recorrido alrededor de la orfebrería y el trabajo artesanal de las comunidades indígenas prehispánicas que habitaron el territorio colombiano: el trabajo de los metales, la cosmología y el simbolismo expresado en las piezas del museo, el papel de la muerte y de la ofrenda y toda la relación de la gente con el oro.

El Museo del Oro está abierto de martes a domingo, de 9:00am a 6:00pm (martes a sábado) y de 10:00am a 4:00pm los días feriados, por lo que puedes incluirlo en cualquiera de tus recorridos por el centro de la ciudad. La entrada al museo tiene un valor muy bajo y el último domingo de cada mes la entrada es completamente gratuita para todos sus visitantes. Puedes tomar fotografías y videos de todas las piezas de la colección teniendo en cuenta que no debes usar el flash de tu cámara. En cada sala del museo hay varios espacios con videos y relatos sobre la historia de la colección, la historia de las comunidades prehispánicas de Colombia y obviamente, las maravillosas piezas, entre las que se destacan el poporo quimbaya y la balsa de la leyenda de El Dorado.