Movimientos y técnicas para la masturbación masculina

Con toda seguridad tienes toques, caricias y movimientos preferidos durante la masturbación, aquéllos que sabes funcionan muy bien para ti y con los que consigues llegar al orgasmo. Cualquiera sea tu edad, siempre es posibles descubrir nuevas técnicas y movimientos para lograr mayor placer y mejores orgasmos durante tus momentos de placer a solas.

Prueba los siguientes movimientos cuando dispongas de tiempo.

Muchos hombres se han acostumbrado a masturbarse de forma apresurada. En algunos momentos eso estará bien. Sin embargo, el sexo a solas - al igual que el sexo en pareja - toma una dimensión totalmente distinta cuando te relajas y te dedicas por completo a ello.

Cómo comenzar:

  • Busca un lugar donde puedas tener privacidad y no seas interrumpido.
  • Usa un lubricante para uso íntimo (sexo), si lo deseas. Para algunos hombres resulta excitante ya que simula la humedad de la vagina.
  • Ten a mano toallas faciales o papel toilette para secar tu cuerpo después de eyacular. O bien una toalla para evitar humedecer la cama.
  • Para encender tu excitación sexual y lograr una erección puedes imaginar tu fantasía sexual favorita o usar  alguna imagen erótica. Por lo general, el sólo hecho de anticipar la masturbación o simplemente al acariciar tu pene y la zona genital, hará que tengas una erección.
  • Cuando hayas logrado una erección, podrás realizar los movimientos que se describen a continuación.

    Movimientos y técnicas para la masturbación masculina

    • Toma tu pene entre tu puño y estimúlalo en toda su longitud hacia arriba y abajo a un ritmo regular. Mantén tu pene sujeto todo el tiempo. Este movimiento básico simula de alguna manera lo que ocurre durante la penetración.
    • Una variación del movimiento anterior consiste en sostener tu pene entre tus dedos - en vez de usar toda la mano - y hacer movimientos hacia arriba y abajo.
      • Enfócate en estimular sólo la base de tu pene, experimentarás una sensación muy diferente. Puedes usar lubricante.
      • Acaricia la zona del frenillo, ubicada en la parte posterior del pene, donde el prepucio se une con cuerpo del pene. Es un área muy sensible para muchos hombres.
      • Pon ambas manos a los lados de tu pene y frótalas como si estuvierás encendiendo fuego con él. Es un movimiento muy estimulante y placentero.
      • Coloca tus manos sobre tu pene - una más abajo que la otra - y tuerce el pene, como si estuvieras estrujando una toalla. Usa lubricante para que tus manos se deslicen fácilmente sobre tu pene y evites una fricción muy ruda.
      • Incorpora algún juguete sexual. Existen fundas para simular la penetración y también réplicas de los genitales femeninos con texturas similares a la piel humana. Todos estos juguetes están diseñados especialmente para ser usados durante la masturbación. Por unos minutos te harán vivir sensaciones muy similares al sexo real.
      • Pon mucho lubricante en tus manos. A continuación, desliza una de los manos por tu pene erecto, desde el glande hasta la base. Cuando hayas llegado a la base, retira esta mano y desliza de igual forma la otra mano, y así sucesivamente. Aumenta la velocidad del movimiento y encuentra un ritmo apropiado para ti. Será como sentir mil empujes de penetración.