Monitoreo de operatividad (uptime).

MONITOREO.jpg
Beraldo Leal via photopin

En la electrónica y la informática el índice de uptime y el índice de downtime refieren a los periodos de tiempo en que un dispositivo o aparato se encuentra funcionando y disponible para su uso y los periodos de tiempo en que el mismo dispositivo se encuentra fuera de servicio, respectivamente. Esto es un estándar de análisis que se aplica para la evaluación de performance de equipos que son empleados en procesos continuos y den estar operativos las 24 horas del día, los 365 días del año.

Este mismo parámetro de evaluación de performance es empleado a los servidores que proveen alojamiento web, ya que supuestamente, deberían estar operativos de manera ininterrumpida. De hecho, la mayoría de los proveedores de hosting en todo el mundo promocionan promedios de uptime que superan el 98% y 99%, pero que en realidad estos números no suelen cumplirse.

Todo propietario de un sitio web pretende tener su página disponible y funcionando siempre, pero para los blogueros esta disponibilidad es aún más importante ya que representa en sí, el producto/servicio que estamos ofreciendo. Nuestro blog no se trata de un servicio adicional que promociona y acompaña un conjunto de productos o servicios tangibles, sino que la mismísima accesibilidad es el único vehículo posible de acceso a nuestro contenido, por lo tanto la única forma que tiene el usuario de consumir nuestro material.

En consecuencia, que nuestro sitio no pueda ser cargado repercute en pérdida de prestigio y dinero.

Hoy en día, no poder acceder a un sitio web es intolerable para el usuario y debemos tratar de no incurrir en este inconveniente para no causar la sensación de decepción que provoca. Con respecto a los ingresos generados por el blog, cada segundo en el que no se puede acceder al blog, significa dinero perdido potencialmente generado por las publicidades, visitas y clicks.

Y por último, si los robots empleados por los motores de búsqueda detectan demasiadas desconexiones, el blog perderá posiciones en la indexación o posicionamiento web.

Es por todos estos motivos que resulta altamente recomendable contar con algún sistema de monitoreo de downtime, que nos advierta si existen momentos en que el blog no se encuentra disponible, que nos permita realizar un seguimiento de los inconvenientes con el correr del tiempo y también nos ayude a tomar decisiones más informadas con respecto a los reclamos a realizarle al proveedor de hosting.

Existen muchos servicios que ofrecen este tipo de seguimiento, pero a continuación mencionaremos 2, que se diferencia por el rango de detalle de análisis, por su costo y las plataforma en donde se los puede utilizar.

JetPack: cómo ya sabrán, este complemento viene como parte del paquete de instalación de Wordpress y es sólo cuestión de activarlo para empezar a utilizarlo. Entre la multitud de funcionalidades disponibles en el complemento se encuentra la funcionalidad de la que estamos hablando en este artículo. En el menú de opciones de WordPress deberás ir a JetPack, luego a configuraciones, buscar la función monitoreo, activarla y hacer doble click sobre ella para introducir la casilla de email donde quieres que te avise cuando suceda un episodio.

De esta manera, cada vez que el servidor se caiga, el complemento te enviará un email a la casilla que prefieras y podrás ocuparte de solucionarlo y también tendrás un registro fehaciente de todos los episodios a la hora de hacer los reclamos pertinentes. El Jetpack revisa la conectividad cada 5 minutos.

Pingdom: aquí estamos hablando de un complemento más completo, que no es exclusivo de WP y que es utilizado por empresas de primer nivel como Microsoft y Amazon, para monitorear sus websites. Este complemento no sólo ofrece estadísticas de funcionamientos, sino que detecta falencias, configura informes de las mismas y avisa a tanto vía email como vía sms (mensaje de texto a partir de la red de celulares) cuando ocurre un episodio. El mismo complemento proporciona toda la información analítica y evalúa la performance del servidor, sin necesidad de realizarlo manualmente.

El Pingdom puede ser configurado para chequear la conectividad en intervalos que varían de cada 1 minuto a cada media hora, a gusto del usuario.

Ambas herramientas son de total utilidad, pero varían ampliamente en el precio, el Jetpack es gratuito, mientras que el Pingdom básico ronda los 9.90 dólares mensuales, ofreciendo a su vez servicios de mayor complejidad. Dependiendo de la cantidad de sitios administrados, la estructura editorial y sus posibilidades económicas, cada bloguero sabrá seleccionar cual es la mejor herramienta de seguimiento para emplear en su blog y combatir así a los fastidiosos downtimes.