Pruebas del ciclismo de pista

Sobre las diferentes pruebas para practicar ciclismo en pista

Ciclismo en velódromo
 Bradley Kanaris/Getty Images 

En el ciclismo en pista hay distintas modalidades o pruebas. Cada una tiene sus características que la hacen atractiva de por si para cualquier amante de esta disciplina del ciclismo. Por tanto, es imprescindible conocer las once pruebas principales.

Pruebas de velocidad

La prueba de velocidad consiste en recorrer 200 metros a la máxima velocidad posible. Por ello, el corredor deberá coger impulso realizando una primera vuelta sin cronometrar al velódromo para, finalmente, cronometrar los últimos 200 metros.

La velocidad por equipos se compite en equipos de 3 corredores. Para que el segundo corredor pueda completar su parte de la prueba, el primero debe de haber completado la suya. La misma condición debe cumplir el tercero para completar su parte de la prueba, que el segundo corredor complete su recorrido tras el primero. De esta manera, el cronómetro se parará cuando el tercer y último corredor de cada equipo termine su recorrido.

Pruebas de persecución

La prueba de persecución individual consiste en la competición de dos ciclistas rivales por alcanzarse. Cada ciclista se coloca a un lado de la pista e intenta alcanzar al rival. En caso de no conseguir atrapar al contrincante, la victoria se la lleva el hombre que consiga recorrer antes 4 kilómetros o la mujer que recorra antes 3 kilómetros.

La prueba de persecución por equipos se basa en los mismos fundamentos que la prueba de formato individual, pero teniendo en cuenta que será el tercer corredor será quien determine la captura o bien quien deba completar la distancia determinada.

Los equipos en este caso son de cuatro ciclistas.

Pruebas por puntos

La carrera por puntos se basa en el recorrido de 40 kilómetros en formato masculino y 25 en femenino. La peculiaridad de esta prueba reside en la importancia de conseguir puntos durante el recorrido. Para ello se debe tener en cuenta que cada 10 vueltas a la pista se realizará un sprint que otorgará al primer ciclista 5 puntos, al segundo 3, al tercero 2 puntos y, por último, el cuarto ciclista se llevará 1 único punto.

El último Sprint que se dispute tendrá doble puntuación, por lo que los cuatro primeros puestos pasarán a valer 10, 6, 4 y 2 puntos respectivamente.

El llamado Madison, por ser celebrada en sus comienzos en el Madison Square Garden,o carrera Americana se refiere a la carrera cuyo objetivo es recolectar el mayor número de puntos posibles, tal y como ocurre en la carrera de puntuación, pero con ciertas variaciones significativas. En esta prueba pueden competir hasta 12 equipos de dos corredores a la vez. Los relevos se realizan cuando dos compañeros juntan sus manos de tal manera que el que se retira impulsa al que se queda como relevo. La prueba finaliza a los 60 kilómetros, dando un total aproximado de 240 vueltas a la pista.

Otras pruebas importantes

La contrarreloj se trata de recorrer la pista en el menor tiempo posible. En formato femenino suelen ser dos vueltas, correspondiente a 500 metros aproximadamente, mientras que los hombres realizaran el doble, cuatro vueltas, para recorrer un total de 1000 metros de pista.

La carrera llamada Keirin se fundamenta en completar exitosamente 8 vueltas teniendo en cuenta que los corredores serán retenidos durante las 5 primeras vueltas y media por una motocicleta que irá aumentando la velocidad progresivamente, lo que ayudará también a incrementar la velocidad de los ciclistas que le preceden.

Por otro lado, el Scratch se refiere a la carrera en la que 25 ciclistas compiten entre si por conseguir recorrer una distancia concreta en el menor tiempo posible.

El ómnium se refiere a una competición múltiple que integra hasta seis modalidades distintas del ciclismo en pista. De esta manera, los corredores de esta prueba deberán dominar tanto las pruebas de resistencia como las de velocidad. La peculiaridad de esta prueba radica en que el ganador saldrá del corredor que menos puntos consiga, ya que la puntuación se otorga de forma inversa a lo habitual. Por ello, acumular puntos es más un castigo que una virtud para conseguir la victoria final.

Por último, cabe destacar la llamada carrera de los seis días. Aunque actualmente no es tan dura como originalmente, en 1896 lo era, sigue siendo una de las pruebas más completas del ciclismo en pista.

Se trata de completar un total de seis días compitiendo en cada uno de ellos una media de 8 horas por día, habitualmente entre la tarde y la noche. Se compiten distintas modalidades de ciclismo en pista.