Moda de verano para embarazadas: trajes de baño, vestidos, blusas y shorts

Comodidad y sensualidad no son dos palabras que se usen con frecuencia durante el embarazo, y menos cuando hablamos de tu cuerpo en bikini, traje de baño o vestidos cortos. Por eso, y justo para la llegada del verano, hemos compilado esta lista de moda para embarazadas y trajes de baño para embarazadas, para que te sientas cómoda y atractiva en estos días de calor.

Las curvas del embarazo no suelen salir en los calendarios o portadas de las revistas de vestidos de baño, pero igual puedes lucir sexy con un bikini de embarazada.

A pesar de que tu panza no interfiere con los bikinis normales, recuerda que el vientre no es lo único que crece durante el embarazo. Un bikini de embarazada te brinda mayor soporte en el pecho, se amolda mejor a tus caderas, resalta tus atributos y te da más libertad de movimiento sin dejar de ser atractivo.

El tankini es una solución entre el vestido de baño enterizo y el bikini: es un traje de baño de dos piezas en que la parte superior parece una camiseta de tirantes y tapa toda tu panza, dándote cobertura y facilidad a la vez. Aunque es una opción bastante recatada, los estilos son más versátiles.

Los trajes de baño para embarazadas suelen ser más grandes, pero esto también abre la posibilidad de crear más estilos, cortes y pliegues. A diferencia de los vestidos de baño para las jovencitas de cuerpos diminutos, el atractivo de estas piezas es su diseño y cómo resaltan tu estado, no lo que revelan.

Los trajes de baño maternales de una pieza son ideales para la natación en el embarazo y si requieres movilidad –quizá jugar o correr detrás de tus hijos– sin preocuparte de que algo vaya a salirse de lugar. Estos estilos son más tradicionales, aunque los colores, grosor de los tirantes y el corte del pecho los hacen atractivos.

Estar embarazada durante el verano conlleva ciertos retos, como mantenerte fresca mientras tus hormonas y peso adicional hacen que te sofoques, y el cambio en la longitud de tus vestidos tradicionales con tu panza de por medio. Los vestidos para embarazadas en esta sección te ayudan a lidiar con estos problemas para verte y sentirte atractiva.

Quizá las cremalleras de tus shorts del verano pasado ya no cierran, y el calor es demasiado para usar tus pantalones maternales, pero eso no significa que debas limitarte a los shorts deportivos con cinturas elásticas. Existen también pantalones cortos –similares a los de las mujeres que no están embarazadas– que combinan estilo, comodidad y suficiente espacio para tu pancita.

Los estilos de las blusas para embarazadas son tan variados como las prendas de las chicas de las pasarelas –solo que se estiran un poco más. La ropa maternal ya no se limita a carpas grandotas y aburridas de corte en forma de “A”; ahora tenemos estilos ajustados, con colores llamativos, estampados graciosos y detalles novedosos.