MLB: 10 grandiosas jugadas defensivas en la Serie Mundial

01
de 01

Espectaculares atrapadas, poderosos brazos, en notables obras

Bill Wambsganss y sus 'víctimas' Pete Kilduff, Clarence Mitchell y Otto Miller
Bill Wambsganss, autor del triple play sin asistencia, y sus víctimas: Pete Kilduff, Clarence Mitchell y Otto Miller. Foto L. Van Oeyen, archivos de la Library of Congress.

Los partidos de béisbol no sólo se ganan con grandes batazos y excelente pitcheo. Obviamente, son dos factores preponderantes, pero la defensa siempre ha tenido relevante rol para bien o para mal en el resultado de los juegos a lo largo de una campaña de Grandes Ligas, siendo aún más notable en los playoffs y la Serie Mundial.

Por tal razón, decidí tomarme un buen tiempo de investigación para escudriñar en la historia del llamado 'clásico de octubre', con la finalidad de identificar y posteriormente hacer mi escogencia de las 10 mejores jugadas defensivas de todos los tiempos en la Serie Mundial, desde que la confrontación entre los equipos campeones de las ligas Americanay Nacional comenzó a efectuarse en 1903, para definir el monarca de cada temporada.

Sé que te vas a divertir, describiré para ti cada una de las jugadas, conocerás sus protagonistas, los peloteros y equipos involucrados, y podrás ver esas obras de arte hasta en video, con la única excepción del triple play sin asistencia que ejecutó el segunda Bill Wambsganss (Indios de Cleveland) en 1920, cuando aún faltaban siete años para que el público escuchara por primera vez la voz de una persona en una película de cine: The Jazz Singer ('El cantante de jazz', en español), producida y dirigida por Alan Crosland, en 1927.  Ahora, te presento mi selección.

1. Willie Mays (Gigantes): como leyendo un libro

Serie Mundial, resultado: Gigantes de New York (LN) 4, Indios de Cleveland (LA) 0
Juego y fecha: primer juego de la serie, septiembre 29, 1954
Estadio, ciudad (asistencia): Polo Grounds, Nueva York (52.751 personas)
Descripción de la jugada: con el partido empatado a dos carreras en el octavo inning, el entonces inicialista de los Indios Vic Wertz conectó profundo batazo de 425 pies por todo el centerfield. Tan pronto emprendió vuelo la pelota, Mays giró hacia su derecha y corrió de espalda al home, para realizar la atrapada más icónica de la historia del béisbol, de canasta, "como leyendo un libro", tal como me la describió en una ocasión el colega periodista venezolano Omar Lares Rigores. De todas formas, en ese encuentro Wertz conectó cuatro hits, pero los Gigantes ganaron 5-2 en 10 entradas, gracias a un rally de tres carreras en el cierre de ese capítulo.

2. Ron Swoboda (Mets): jugada mágica, en una Serie mágica

Serie Mundial, resultado: Mets de New York (LN) 4, Orioles de Baltimore (LA) 1
Juego y fecha: cuarto juego, octubre 15, 1969
Estadio: Shea Stadium, Nueva York (57.367 personas)
Descripción de la jugada: los Mets de Nueva York venían de siete temporadas perdedoras en forma consecutiva, cinco de ellas con 100 o más derrotas, desde su primera incursión en Grandes Ligas en 1962, hasta 1968. Sin embargo, en la campaña de 1969 se produjo el milagro y lograron ganar la Serie Mundial en cinco juegos. Un año mágico en Flushing, Nueva York, como también resultó la jugada del jardinero derecho Ron Swoboda, en el noveno inning del cuarto partido, con el score empatado a una carrera. Brooks Robinson (Orioles) despachó trepidante línea que lucía inalcanzable para Swoboda, quien de manera sensacional se deslizó sobre la grama para capturarla. Los Mets ganaron el partido 2-1 en 10 entradas.

3. Dwight Evans (Medias Rojas): en el mejor juego de la historia

Serie Mundial, resultado: Rojos de Cincinnati (LN) 4, Medias Rojas de Boston (LA) 3
Juego y fecha: sexto juego, octubre 21, 1975
Estadio: Fenway Park, Boston (35.205 personas)
Descripción de la jugada: muchos sostienen que la Serie Mundial de 1975 fue la mejor de la historia, y generalmente son los mismos que también califican al sexto partido de ese 'clásico de otoño' como el mejor juego de béisbol. El rightfielder de los Medias Rojas Dwight Evans se encargó de dar mayor realce al encuentro, cuando en el undécimo inning logró capturar largo batazo de Joe Morgan que se dirigía hacia las gradas. No conforme con ello, concretó doble play al poner out a Ken Griffey padre en la inicial. Al final, Boston ganó ese desafío 7-6 en doce entradas, pero no el título mundial, que fue para los Rojos de Cincinnati del inolvidable mánager Sparky Anderson.

4. Brooks Robinson (Orioles): por ahí no pasaba nada

Serie Mundial, resultado: Orioles de Baltimore (LA) 4, Rojos de Cincinnati (LN) 1
Juego y fecha: primer juego, octubre 10, 1970
Estadio: Riverfront Stadium, Cincinnati (51.531 personas)
Descripción de la jugada: Brooks Robinson, en gran medida, llegó al Salón de la Fama por su impresionante guante y potente brazo. Para mí, el mejor tercera base de todos los tiempos, lo cual demostró ante los Rojos de Cincinnati en esa Serie Mundial de 1970. Una de sus más brillantes joyas defensivas la ejecutó en el cierre del sexto inning del primer partido, con la pizarra igualada a tres carreras, cuando el excelso toletero Lee May bateó fuerte rolling por la raya de la izquierda, que fue tomado por el antesalista de Baltimore un segundo antes de que sobrepasara la base, para luego efectuar un poderoso lanzamiento hacia la inicial y sacar out a May. Los Orioles ganarían ese partido 4-3 con jonrón del propio Robinson, en el séptimo episodio.

5. Joe Ferguson (Dodgers): un misil hacia el home

Serie Mundial, resultado: Atléticos de Oakland (LA) 4, Dodgers de Los Ángeles (LN) 1
Juego y fecha: primer juego, octubre 12, 1974
Estadio: Dodger Stadium, Los Ángeles (55.974)
Descripción de la jugada: Joe Ferguson fue un pelotero con altibajos en las mayores, mientras que logró destacar en las ligas invernales de Venezuela (Leones del Caracas) y República Dominicana (Tigres de Licey y Toros del Este), como en la Serie del Caribe de 1973. Al año siguiente, en 1974, jugando como jardinero derecho de los Dodgers, realizó uno de los doble plays más electrizantes en el octavo inning del primer juego de la Serie Mundial de aquella temporada, al anteponerse sobre el centerfield Jim Wynn para atrapar un batazo de Reggie Jackson y luego efectuar un tan preciso como impresionante tiro al cátcher Steve Yeager, quien consiguió poner out a Sal Bando en el home. Los Atléticos de Oakland ganarían ese partido 3-2 a los Dodgers de Fergunson.

6. Mickey Mantle (Yankees): fue perfecto para Dan Larsen

Serie Mundial, resultado: Yankees de Nueva York (LA) 4, Dodgers de Brooklyn (LN) 3
Juego y fecha: quinto juego, octubre 8, 1956
Estadio: Yankee Stadium, Nueva York (64.519 personas)
Descripción de la jugada: casi siempre se presenta una jugada salvadora para preservar un partido sin hits, pero no es nada común un juego perfecto en una Serie Mundial. De hecho, el único que ha logrado esa hazaña es el derecho de losYankees de Nueva York Don Larsen, en el encuentro número cinco del 'clásico de octubre' de 1956, ante los Dodgers de Brooklyn. En el quinto episodio de ese histórico desafío, el mítico Mickey Mantle logró capturar un largo batazo de Gil Hodges a lo profundo entre center y leftfield, tras emprender una carrera a toda máquina. Los Yankees ganaron 2-0 ese juego, en el cual Mantle despachó su tercer jonrón de esa Serie Mundial.

7. Bill Wambsganss (Indios): triple play sin asistencia

Serie Mundial, resultado: Indios de Cleveland (LA) 5, Robins de Brooklyn (LN) 2
Juego y fecha: quinto juego, octubre  10, 1920
Estadio: Dunn Field, Cleveland (26.884 personas)
Descripción de la jugada: en el quinto inning de la Serie Mundial de 1920, se produjo el único triple play sin asistencia en la historia de este evento que define el campeón de cada temporada en Grandes Ligas. El autor: Bill Wambsganss, intermedista de los Indios, quien capturó una línea bateada por Clarence Mitchell, pisó la almohadilla de segunda para sacar out a Pete Kilduff y luego tocar con la bola al corredor Otto Miller, estos dos últimos estaban en base tras conectar hits consecutivos.  Los Indios ganaron ese partido 8-1, en sólo una hora 49 minutos.
Link o enlace del video: no hay testimonio en video, como te indique en un principio, pero sí una foto con la cual se ilustra el artículo.

8. Kirby Puckett (Mellizos): salto a la gloria

Serie Mundial, resultado: Mellizos de Minnesota (LA) 4, Bravos de Atlanta (LN) 3
Juego y fecha: sexto juego, octubre 26, 1991
Estadio: Metrodome Hubert H. Humphrey, Minneapolis (55.155 personas)
Descripción de la jugada: Kirby Puckett era un pelotero admirable. Con un metro y 73 centímetros de estatura, podía elevarse de tal manera que capturaba conexiones destinadas a estrellarse en las gradas, como la que bateó Ron Gant en el décimo inning del sexto juego de la Serie Mundial de 1991, la cual cayó en el guante de Puckett, quien después abrió el undécimo capítulo con jonrón ante envío del relevista Charlie Leibrandt, para dejar en el terreno a los Bravos 4-3 y forzar un séptimo y decisivo partido, que también ganaron los Mellizos.

9. Al Gionfriddo (Dodgers): por su guante se hizo presente

Serie Mundial, resultado: Yankees de Nueva York (LA) 4, Dodgers de Brooklyn (LN) 3
Juego y fecha: sexto juego, octubre 5, 1947
Estadio: Yankee Stadium, Nueva York (74.065 personas)
Descripción de la jugada: Al Gionfriddo era un descendiente de italianos oriundos de Sicilia, nacido en Dysart, Pennsylvania, quien sólo jugó cuatro temporadas en las mayores (1944-1947) como outfielder suplente. Precisamente en ese rol, entró por los Dodgers de Brooklyn al sexto partido de la Serie Mundial de 1947, en sustitución del jardinero izquierdo Eddie Miksis, para protagonizar una de las mejores atrapadas en la historia del clásico. Gionfriddo se adentró a lo más profundo entre left y centerfield para robarle a Joe DiMaggio al menos un extrabase con dos corredores en base: Snuffy Stirnweiss y Yogi Berra. El juego concluyó con victoria 8-6 para los Dodgers. Paradójicamente, fue el último partido para Gionfriddo en las mayores.

10. Sandy Amorós (Dodgers): arrebató la inspiración a Yogi Berra

Serie Mundial, resultado: Dodgers de Brooklyn (LN) 4, Yankees de Nueva York (LA) 3
Juego y fecha: séptimo juego, octubre 4, 1955
Estadio: Yankee Stadium, Nueva York (62.465 personas)
Descripción de la jugada: ocho años después de la anterior atrapada de Gionfriddo, Yankees y Dodgers de Brooklyn se volvieron a enfrentar en otra Serie Mundial neoyorquina. En el sexto inning del séptimo y último juego de 1955, Yogi Berra conectó un elevado muy cerca de la raya del sector izquierdo del campo, entonces surgió la figura del cubano Sandy Amorós, quien logró capturar el batazo tras correr con rapidez, para luego sacar out en la intermedia a Gil McDougald en jugada de doble matanza. Los Dodgers se impusieron con blanqueo 2-0 del zurdo Johnny Podres, y obtuvieron el gallardete de ese año.