Mis hijos no se lleva bien con mi nueva pareja

© Blend Images/ Kid stock

Hoy en día es cada vez más habitual que las personas que pasamos por un divorcio o separación, rehagamos nuestra vida amorosa.

La mayoría de nosotros tenemos ya hijos, pero eso no es impedimento para establecer vínculos comprometidos con otras personas, incluyendo a las que también tiene ya a los suyos propios.

Aunque hay personas que huyen de aquellas que tenemos hijos, cosa que es muy respetable y qué es mejor que si prefieren no comprometerse, se reconozca cuanto antes, hay muchas otras, la mayoría, que no viven como un insalvable el que no seamos libres como el viento para vivir un nuevo amor.

Se conocen, comienzan la relación,y un día deciden que ya es el momento de que sus hijos conozcan a su nueva pareja.

Y las cosas no fluyen.

¿Qué hacer entonces? se preguntará. Tras el disgusto inicial que es probable que se lleve, hay que ponerse manos a la obra y no dejar que una mala relación se cronifique y llegue a hacerse insalvable.

Aquí le traigo cuatro ideas para facilitar los inicios de esta nueva relación tan importante:

  • Vaya sacando el tema de tener una nueva pareja: tanto que sería algo agradable y bonito para usted  como el qué les parecería a ellos que usted tuviera una nueva pareja. ¿Por qué les gustaría o por que no, etc. Aproveche para dejarles claro que usted sí quiere y que si ocurre será algo bueno para todos. Ellos siempre serán lo primero para usted y para algunos niños es su principal miedo
  • Busquen un entorno de confianza para los niños: hacer un primer encuentro en su propio hogar podría no ser una buena idea ya que los niños podrían verlo como alguien que entra casi sin llamar. Un sitio más neutral como un parque, un restaurante ir a comprar algo juntos hará que los niños no le pongan tan en observación y vayan tomando confianza poco a poco
  • Nadie presiona a nadie: usted va a estar en medio de esta situación así es que va a tener que aprender a manejar la presión que podría haber por ambos lados, especialmente por el de sus hijos ya que al ser niños, son mucho más directos con lo que les gusta y no les gusta y sobre todo son sus hijos, lo más importante para usted en el mundo y ellos lo saben. Pero recuerde que además de ser su madre es también una mujer con sus necesidades personales, así es que lograr que esto funcione va a pasar a convertirse en su objetivo.
  • Poco a poco: si usted piensa es en sí misma cuando era joven y se enamoraba seguramente reconocerá una de los aspectos principales que marcan su vida actual y que antes no existía y es que ahora usted tiene responsabilidades, así es que esto va a permitirle no lanzarse tan ciegamente al amor y a empezar una nueva relación. Alguien podría decir que se pierde espontaneidad, pero es que usted ya es otra y cada acto suyo tiene unas consecuencias que antaño no tenían. Piense que su ilusión y sus ganas van a ser las mismas y todo lo que ha aprendido en estos años va a ayudarla mucho.

 

 No es fácil lidiar con una situación como esta, pero con su ilusión y buena voluntad por parte de todos, lograrán poco a poco que sus hijos acepten a su nueva pareja