Milagros legendarios en las religiones del mundo

01
de 08

Milagros en el mundo

Este ícono copto muestra el milagro de la multiplicación de los panes y los peces. Ícono copto © Dominio público

En el mundo occidental, muchas personas conocen los milagros de la Biblia o de los santos. La mayoría de la gente ha oído que Moisés dividió el Mar Rojo para que el pueblo judío pudiera escapar de los egipcios o que Jesús convirtió el agua en vino. Los milagros, sin embargo, son una parte importante de las religiones del mundo entero. Hay muchos místicos de diversas tradiciones a quienes se les atribuyen grandes milagros.

02
de 08

Milagros en el judaísmo

Baal Shem Tov
Una foto del rabino Israel (Yisroel) Ben Eliezer, mejor conocido como Baal Shem Tov. Fotógrafo desconocido © Dominio público

En las distintas tradiciones judías, personajes como Hanina ben Dosa y el maestro jasídico Baal Shem Tov se distinguen por los milagros que realizaron. Ambos lograban milagros con sus oraciones y devoción. Muchos de sus milagros se pueden interpretar como una manera de ayudar a su pueblo a expresar amor a Dios.

Se dice que el hijo de Johanan ben Zakkai, un importante sabio judío, estaba muy enfermo. El padre del niño le pidió a Hanina ben Dosa que rezara por él. Hanina lo hizo y el niño se recuperó. El padre, lleno de emoción, alabó a Hanina. La esposa de Johanan se sorprendió de oír tales alabanzas y le preguntó a su esposo si Hanina era mejor que él. A esto, el sabio contestó: “Él es como el sirviente de un rey, que siempre tiene acceso a su presencia, sin siquiera tener que pedir permiso para llegar a sus oídos; Yo soy como un señor ante un rey, que debo pedir una audiencia antes de hablarle”.

Baal Shem Tov fue un místico judío. Es el rabino que se considera como el fundador de el judaísmo jasídico. De él se relatan muchos milagros, entre ellos que un día fue a visitar a una familia muy pobre que sólo tenía una vaca y una finca. Él no les reveló quién era, pero llegó en el Shabat, lo que obligaba a la familia a servirle alimentos y tratarlo dignamente. Como eran tan pobres, tuvieron que sacrificar la vaca y vender la finca para poder alimentar a Baal Shem Tov. Cuando se fue, se despidió diciéndoles quién era y que los bendecía. Todo lo que pidieran les sería concedido. Aún así, el padre de la familia se fue llorar al bosque por no saber qué hacer ya que al otro día tendría que entregar la finca a un banquero. Entonces se acordó de lo que Baal Shem Tov le había dicho. Pidió a Dios lo que necesitaba y un poco más para poder dar a los necesitados. Estando ahí, se le apareció el borracho del pueblo y le dijo que no llorara, que cuando muriera le dejaría todas su posesiones. El padre nunca se había burlado del borracho y siempre lo había tratado con respeto, por eso el borracho le mostró dónde estaba su dinero. El padre volvió a su casa a entregar la finca, pero ese mismo día, sin embargo, el borracho murió y la familia heredó una gran cantidad de dinero.

03
de 08

La santa musulmana Rabi'a al-Adawiyya

Rabi'a al-Adawiyya
La santa musulmana nunca quiso casarse por poder amar sólo a Alá. Con sus milagros y devoción se convirtió en una gran maestra sufí. Miniatura antigua © Dominio público

La mística musulmana Rabi'a al-Adawiyya, una de las fundadoras del sufismo, es la protagonista de muchas historias de milagros. Uno de sus milagros fue haber sido liberada de la esclavitud cuando su amo la vio rezando con una lámpara suspendida sin cadena alguna sobre su cabeza. También se cuenta que durante su peregrinaje a la Meca, se le murió el burro que llevaba sus cosas. Aunque alguien le ofreció ayuda, ella se negó porque sólo quería depender de Alá. Después de rezar y suplicar a Alá que la ayudara, el burro se levantó y comenzó a caminar el resto del camino hacia la Meca.

04
de 08

Milagros de al Hajjaj, un mártir del islam

al Hajjaj
El mártir musulmán al Hajjaj hizo muchos milagros y enseñó su concepción del amor divino. A pesar de que fue condenado a muerte por su interpretación poco ortodoxa del Islam, su vida y milagros inspiraron el desarrollo del sufismo. Pintura antigua © Domino público

El mártir del Islam el sheij Mansur Hallâj, o al Hajjaj, sanó a un niño moribundo de una enfermedad. También se cuenta que cuando al Hajjaj se dirigía a la Ka'abah, sus compañeros le dijeron lo que deseaban comer. Él les dijo que se sentaran y al pasarse la mano detrás de la espalda, empezó a sacar y repartir a los 400 acompañantes lo que le habían pedido: dos panes y una cabeza de cordero cocida para cada uno.

05
de 08

Santos del hinduismo

Santos del hinduísmo
La santa hindú Mira Bai amó tanto a su dios Krishna que su vida terminó con un gran milagro: se fundió con el dios, dejando atrás sólo su sari sobre la estatua de Krishna. Pintura antigua © Dominio público

Los santos del hinduismo Shankara, Caitanya y Mira Bai, por medio de la entrega y desapego por la vida, desafiaron la muerte.

Mira Bai, una princesa india, dedicó su vida a amar al Dios Krishna. Como la familia de su esposo no estaba de acuerdo con su comportamiento, intentó asesinarla varias veces. Ella sobrevivió milagrosamente a una culebra venenosa, una bebida envenenada y un intento de ahogarla. Se dice que al final de su vida, se fundió con el dios Krishna. Sólo quedó de ella su sari sobre la estatua del dios.

Uno de los milagros que se la atribuyen a Caitanya es el de haber hecho que un pájaro le salvara la vida para poder defender al dios Krishna de los budistas que querían negarlo. Cuando Caitanya les ganó un argumento, los budistas le dieron una comida envenenada. Un gran pájaro bajó y se llevó la comida. El pájaro tiró la comida desde arriba, la cual le cayó encima al líder de los budistas y lo tumbó. Los compañeros le pidieron al santo Caitanya que ayudara a su maestro y él empezó a cantarle el nombre de Krishna en los oídos. Cuando el maestro se levantó, empezó a cantar lo mismo y así Caitanya pudo convencerlos de la importancia de su dios Krishna.

Sankara, para poder ganar un debate y defender su filosofía, se enfrentó al sabio Visvarupa. Bharati, la esposa de Visvarupa, juzgaría el debate. Si Visvarupa ganaba, Sankara se casaría y tendría una vida común, pero si Sankara ganaba, Visvarupa se convertiría en su discípulo y renunciaría a sus posesiones. Sankara se destacó, pero antes de declararlo ganador, Bharati le hizo preguntas acerca de kama-sastra, o la tradición de trabajos literarios de los cuales el Kama Sutra es un ejemplo. Como él era un asceta, no sabía nada acerca del amor carnal. Por eso pidió tiempo y utilizó sus conocimientos de yoga para entrar en el cuerpo de un rey que estaba moribundo. Así fue que las esposas del rey le enseñaron todo lo necesario y él logró ganar el debate. Visvarupa se convirtió en el discípulo más celebrado de Sankara.

06
de 08

El santo budista Moggallana

Mogallana
Mogallana era uno de los discípulos preferidos del Buda por su gran dedicación y disciplina. © Dominio público

El santo budista Moggallana era capaz de transformarse en cualquier cosa. Era uno de los discípulos favoritos del Buda y logró desarrollar poderes psíquicos a través de sus estudios y disciplina.

Un día que estaba con el Buda, escucharon a un grupo de monjes cuchicheando y haciendo ruido. El Buda dijo que eran frívolos y le pidió a Moggallana que les diera una buena sacudida. Así fue que Moggallana, con el dedo grande del pie, hizo que toda la casa temblara. El Buda entonces les dijo a los monjes que Moggallana había logrado esto gracias a su gran disciplina en la meditación y que ellos también debían pasar más tiempo meditando en vez de perderlo haciendo ruido.

07
de 08

Padmasambhava, un maestro tántrico

Padmasambhava
A Padmasambhava a veces se le venera como el "segundo buda" por su trascendencia y milagros. Pintura antigua © Dominio público

El maestro tántrico Padmasambhava, fue un sabio gurú de Oddiyāna a quien se le atribuye haber llevado el budismo Vajrayana a Bhutan, Tibet y otros países cercanos en el siglo VIII. Cuando Padmasambhava viajó de Pakistan a Tibet, se detuvo en un lugar llamado Mandi en India. Allí conoció a la princesa Mandarava, que se convirtió en su compañera espiritual.

El padre de Manadarava se enfureció por la relación y ordenó que se les castigara. Al Padmasambhava ser condenado a la hoguera por el rey, convirtió el fuego en un lago y salvó su vida. Luego, reapareció encima de un loto. Mandarava y Padmasambhava fueron dejados en libertad y el rey y todos los testigos del milagro se convirtieron al budismo tántrico.

08
de 08

Las virtudes humanas

Virgen de Częstochowa
La milagrosa Virgen de Częstochowa vino de Constantinopla, se encuentra en Polonia y es del color de la tierra misma. En ella se puede ver el milagro del ser humano: su deseo por alcanzar el amor divino sea cual sea el camino que recorra. Ícono bizantino © Dominio público

Los milagros son un elemento esencial de las creencias de muchas religiones. No sólo ayudan a los creyentes a sostener su fe, sino que además demuestran qué virtudes humanas son importantes para distintas culturas. La entrega de los santos hindúes, la disciplina de los budistas, la devoción a Alá y el amor sublime de la pareja tántrica son sólo algunos ejemplos de cómo los milagros de las religiones del mundo expresan la capacidad humana para amar y servir.

Vistos así, las historias de milagross son prueba del deseo del ser humano de alcanzar un estado más elevado de conciencia y de amor por el prójimo. Son la máxima manifestación de las virtudes humanas según los pueblos que las exaltan.