Mi esposo quiere ser mujer

Cómo enfrentar la noticia de la transexualidad de tu pareja

Getty Images. The Agency Collection

Una confesión de esa naturaleza puede dejarte desolada. Sumida en una de las más angustiantes pesadillas que puedas vivir. Tu primera reacción seguramente será la de pensar que has fracasado como mujer y compañera. Sin embargo, no debes dejarte arrastrar por los acontecimientos por muy extremos que te parezcan. Cosa como esta salen de la oscuridad de su carácter secreto cada vez más a menudo. ¿Qué hacer?

¿Hay alguna manera de reaccionar adecuadamente a un shock como este?

Eres esposa solícita, madre encantadora y excelente trabajadora. ¿Qué es lo que hiciste mal, tan mal que tu esposo quiere cambiar de sexo? Nada. El problema no es tuyo, es un conflicto profundo que tu esposo ha venido arrastrando, seguramente, durante toda su vida. Considera lo siguiente: si él ha decidido confesarte algo como esto, si ha confiado en ti, por muy doloroso que sea lo que acabas de saber, demuestra que eres, de todo el universo, la persona única a la que confiaría su secreto.

Cómo actuar

· Tómate el tiempo que necesites para procesar la información. Si es demasiado, pídele que se aleje durante unos días hasta que puedas hablar con él.

· Cuando sientas que tienes la calma necesaria, pídele que te cuente lo que le sucede.

· Considera que, para él, es una confesión impresionante y el tamaño de su conflicto interno es desesperante.

Aprende, poco a poco, a separar su rol de esposo del nuevo rol que este hombre acaba de adquirir.

· Después de hablarlo, piensa con calma si tienes la fuerza y las ganas de acompañarlo en esta fase de su vida. Si lo estás, sigue leyendo los puntos más abajo. Si no lo estás, pídele que se vaya y deséale buena suerte.

Acto seguido comienza el proceso legal de un divorcio amistoso.

· Acompáñalo en su decisión, anímalo, interpreta que él debe estar pasando por un infierno. Quizás durante años estuvo llorando en silencio con su secreto.

· Consuélalo, libéralo de las cadenas que aprietan su mente. Muéstrate comprensiva, adulta y compórtate como la gran mujer que eres.

· Por muy extraño que te parezca, comienza a ser su amiga y hasta quizás, con el tiempo seas su mejor confidente. Acompáñale a su terapia y, si está pensando en una cirugía transgénero, puedes ir con él a las consultas médicas. Seguramente es lo que desea, pero no por eso es menos atemorizante.

· Si hay hijos de por medio, es mejor no decirles absolutamente nada hasta que él haya decidido qué hacer, y los dos hayan pensado cómo y cuándo informar a los niños en conjunto.

· Al margen de la terapia para él, acude tú misma a algún tipo de terapia psicológica. Una noticia como esta no solo hace que la estructura de la vida de tu esposo se caiga, afecta directamente a la tuya, tu interpretación de lo que es una pareja, de lo que es la sexualidad y de cómo interpretas la realidad que te rodea. Si tu esposo, padre de tus hijos, deseaba secretamente ser una mujer… ¿dónde te coloca esto a ti?

· Ten en cuenta que la homosexualidad es algo muy distinto de lo que aquí estamos tratando. Tu esposo no es homosexual, tu esposo es una mujer en su interior.

· Conversa con él sobre sus planes futuros. Déjalo que se desahogue con la persona que más quiere en el mundo. De a poco, él ira disipando los nubarrones de su vida y también los de tu futuro. Muéstrate comprensiva y aporta ideas lógicas y agradables para sus próximas batallas. Ten presente que deberá enfrentar a sus padres, hermanos y amigos.

Una decisión trascendental como la de cambiar de sexo no es algo que se decida de la noche a la mañana y, mucho menos, es un cambio repentino de gustos sexuales. Tampoco significa que tu esposo te haya engañado conscientemente durante toda la relación que tuvieron como pareja. Seguramente él ha pasado por dudas terribles acerca de su propia sexualidad, de su posible homosexualidad y haya tenido hasta deseos que suicidarse.

Ambos necesitarán cariño, comprensión, tiempo y ayuda psicológica para salir adelante, pero podrán.