Método taoísta para agrandar tu pene

Cómo alargar el pene sin recurrir a la cirugía (1a Parte)

Ejercicio para alargar el pene
Figura precolombina de fertilidad (Perú). © Leandro Neumann Ciuffo/Creative Commons

Este ejercicio taoísta te permitirá agrandar tu pene y alargarlo algunos centímetros más. Está basado en las prácticas sanadoras de la antigua China. El tamaño del pene es un tema importante para la mayoría de los hombres y aunque la gran mayoría de las mujeres suele estar satisfecha con el tamaño de un pene promedio durante el coito, son muchos los hombres que quisieran alargarlo un poco más.

Este ejercicio taoísta tiene sus raíces en la medicina tradicional china.

Se basa en realizar estiramientos suaves sobre el pene de acuerdo a una secuencia específica. En la actualidad, estos estiramientos son conocidos como ejercicios de jelqing. Consisten en ejercer movimientos de estiramiento y presión sobre el pene con el fin de alargarlo y/o engrosarlo.

Adicionalmente, este ejercicio taoísta recurre a la presión de ciertos puntos clave además de usar la respiración consciente - todo de acuerdo a las prácticas sanadoras de la antigua China - lo que lo hace mucho más eficaz que los ejercicios de jelqing comunes.

Es importante que tengas presente que el tamaño promedio del pene erecto suele variar entre 14 y 16 centímetros, (5.5 – 6.3 pulgadas), y su circunferencia entre 12 y 13 centímetros (4.7 – 5.1 pulgadas). Muchas veces, la percepción de tener el pene pequeño es más bien un problema de autoestima, que una realidad. Aprende a apreciar el tamaño y la forma de tu pene tal cual es.

En el mercado se ofrece una diversidad de soluciones para hacer realidad el anhelo masculino de un pene más grande. Muchas de ellas, sólo quedan en promesas. La cirugía es otro procedimiento al que algunos hombres suelen recurrir, pero las complicaciones son de alto riesgo, incluyendo deformidad del pene, desplazamiento del material inyectado, dificultad con la erección y reducción paradójica de tamaño, por lo que la recomendación de muchos urólogos es lograr que el paciente desista de someterse a este tipo de intervención quirúrgica.

Por ello, es preferible recurrir a técnicas no invasivas como este ejercicio taoísta para alargar el pene.

Lee también:

  • 3 métodos no invasivos para alargar tu pene unos centímetros más

Recuerda lo que expresó con claridad Su Nu – la consejera inmortal de Huang Ti, el emperador amarillo - en el libro “Los secretos de la cámara de jade”: «Largo y grande pero débil y blando, no puede compararse con pequeño y corto pero firme y duro».

Aprende la forma correcta de realizar los movimientos de estiramiento

  • La forma correcta de realizar los movimientos de estiramiento (jelqing) es sosteniendo tu pene entre tu dedo pulgar e índice, como si estuvieran formando la letra "O". Los demás dedos no ejercen presión sobre el pene.
  • Los movimientos de estiramiento debe realizarse de manera firme y suave a la vez, desde la base del pene - tan cerca del hueso púbico como puedas - hasta detenerte justo antes del comienza del glande (cabeza del pene).
  • Puedes colocar sobre tu pene un lubricante especial para el sexo, vaselina, o aceite de almendras o sésamo para facilitar el deslizamiento de tu mano y evitar irritaciones. Pero no pongas demasiada cantidad de modo que puedas sentir algo de resistencia y fricción durante los estiramientos.
    • Haz movimientos regulares y continuos, prestando atención a lo que haces. Nunca hagas ningún movimiento fuerte ni repentino, ya que podrías sufrir de alguna lesión en el tejido del pene.
    • Si sientes cualquier tensión o dolor, suspende los ejercicios inmediatamente.

    Medidas de segurdad

    • No hagas movimientos intensos, exagerados ni con demasiada presión.
    • No realices el ejercicio con una erección completa. El pene debe encontrarse lo suficientemente relajado como para que fluya sangre por él.

    5 pasos para alargar tu pene según el método taoísta

    El siguiente ejercicio para alargar el pene esta basado en las enseñanzas del maestro taoísta Mantak Chia. Hazlo al menos 4 veces a la semana y descansa un par de días. El tiempo de descanso es tan importante como el tiempo de ejercicios.

    1. Comienza con una visualización para enviar energía al pene

    Inspira profundamente e imagina cómo el aire pasa a través de tu nariz y llega hasta la garganta.

    Visualiza el aire como una bola de energía (chi) y empújala hacia abajo, hacia tu estómago, hasta que llegue a tu pelvis y a tu pene. Agrega el poder de la visualización, imaginando y sintiendo como tu pene se va alargando más cada vez a medida que haces este ejercicio.

    2. Sella la energía en tu pene

    Tras llevar la bola de energía hasta el pene, presiona unas 7 veces con los tres dedos del medio (índice, medio y anular) la zona del perineo. Esta área se encuentra entre el escroto (bolsa donde se alojan los testículos) y el ano.

    3. Realiza estiramientos del pene en distintas direcciones, sin erección aún

    Respira normalmente y haz los siguientes estiramientos - desde la base del pene hasta antes del glande - mientras mantienes con tu otra mano la presión sobre tu perineo:

    • Toma tu pene entre tus dedos y comienza a estirarlo hacia delante de manera rítmica, como si estuvieras alejándolo de tu cuerpo. Haz este movimiento 9 veces.
    • Ahora estira el pene hacia la derecha 9 veces y luego hacia la izquierda 9 veces.
    • Por último, haz estiramientos hacia abajo 9 veces.

    4. Realiza estiramientos y círculos con el pene erecto

    Acaricia el glande hasta que tengas una erección parcial. Si necesitas frotar más fuerte o el pene en toda su longitud, hazlo. Respira con normalidad y realiza los siguientes movimientos circulares (no hace falta que presiones el perineo ahora):

    • Sujeta la base del pene entre tus dedos índice y pulgar. Estíralo un par de centímetros hacia delante, a fin de llevar la energía hacia el glande. Haz este movimiento 9 veces.
    • A continuación estira el pene hacia la derecha y traza pequeños círculos con él: 9 veces en un sentido y 9 veces en el sentido contrario, mientras mantienes el estiramiento.
    • Estira ahora el pene hacia la izquierda y haz 9 círculos, primero en un sentido y luego en el otro.
    • Por último, golpea suavemente 9 veces la parte interna de tu muslo derecho con el pene erecto, y después estíralo hacia la derecha. Luego, haz este mismo movimiento suave 9 veces hacia el muslo izquierdo.

      5. Sumerge tu pene en agua tibia

      Tras estos movimientos coloca tu pene en agua tibia durante un minuto. Esto le permitirá expandirse y absorber la cálida energía yang (energía masculina).

      (Continúa leyendo la 2a parte del artículo)

      Fuentes:

      Chang, J. (1997). El Tao del amor y el sexo.

      Chia, M. y Abrams, D. (2006). El hombre multiorgásmico.

      PEGym. What is jelqing?. Recuperado el 21 de septiembre de 2015.

      Vardy, Y., Har-Shai, Y., Gil, T. y Gruenwald, I.. “A critical analysis of penile enhancement procedures for patients with normal penis size: surgical techniques, success and complications”. European Urology, 2009, 55(4): 1002.

      Importante a tener en cuenta durante el ejercicio de alargamiento de pene:

      • Según Mantak Chia, con este ejercicio se pueden lograr elongaciones de hasta dos centímetros y medio en un tiempo de dos meses, cuando se lo realiza periódicamente (por ejemplo, 4 veces a la semana). El ejercicio funciona mejor en los hombres jóvenes, ya que tienen el cuerpo más elástico y mejor circulación.
      • Para determinar tu progreso, mide el pene erecto antes de comenzar los ejercicios y a lo largo de ellos. Deberás medir desde el hueso púbico hasta la punta del pene, cuando la erección tenga un ángulo de noventa grados.
        • Aunque no haya alargamiento del pene, este ejercicio te ayudará a masajear y a energizar todo tu sistema urinario y genital, incluyendo la próstata.
        • La falta de uso también puede acortar el pene, ya que se retrae dentro del cuerpo, en especial cuando los músculos del piso pélvico se van debilitando producto de la edad. Realizar ejercicios para fortalecer los músculos pélvicos es muy importante para mantener la salud sexual masculina.
        • Probablemente la actividad sexual y la erección frecuente también ayudan a mantener en su sitio el ligamento suspensorio que sujeta el pene a la pelvis, haciendo que el pene sobresalga más.

        Fuentes:

        Chang, J. (1997). El Tao del amor y el sexo.

        Chia, M. y Abrams, D. (2006). El hombre multiorgásmico.

        PEGym. What is jelqing?. Recuperado el 21 de septiembre de 2015.

        Vardy, Y., Har-Shai, Y., Gil, T. y Gruenwald, I.. “A critical analysis of penile enhancement procedures for patients with normal penis size: surgical techniques, success and complications”. European Urology, 2009, 55(4): 1002.