Mercedes Soler, periodista y presentadora de Notimujer en CNN, habla del balance

La presentadora Mercedes Soler
Mercedes Soler en el plató de Notimujer. Foto cortesía de CNN en Español

Biografía:

 

Mercedes Soler es una reconocida periodista que durante 18 años fue corresponsal principal y presentadora de Univisión. Ha sido nominada 15 veces para el Emmy por la Asociación Nacional de Artes y Ciencias de la Televisión norteamericana, y ha ganado el prestigioso galardón cinco veces. En 2005, publicó el libro, Entre Nosotras de Mujer a Mujer, con otras cinco autoras, que fue superventas en inglés y español.

Desde octubre de 2010, Mercedes Soler es co-presentadora de NotiMujer de CNN en Español, un programa enfocado a la mujer de hoy. Está felizmente casada desde hace 25 años y vive en Miami con su esposo y sus dos hijos, de 11 y 14 años.

Mercedes tuvo la amabilidad de hacer un inciso en su apretada agenda para responder por teléfono a mis preguntas, y estoy segura de que sus respuestas servirán de guía a otras mamás.

 

Entrevista con Mercedes Soler:

 

  • Mercedes, ¿cómo encuentras el equilibrio o balance entre tu trabajo, la maternidad y la familia?

Es tan difícil lograrlo… Dedico todo mi tiempo libre a mi familia, si es que no estoy durmiendo. Cumplo con mis horarios laborales y luego desconecto. Claro que tengo que chequear e mails, noticias y responder a los fans y a la gente que me manda tweets pero trato de desconectar lo más posible.

Me encanta cocinar. Llego a la casa y cocino con la ayuda de mis hijos.

Cocinamos en casa cinco o seis noches por semanas. Yo ayudo a mis hijos con las tareas, y hacemos cosas juntos. Esta noche veré a los Miami Heat porque mi hijo es un fanático y juega baloncesto y esa es su vida. Lo hago porque es importante para mi hijo. Trato de estar ahí para mis hijos y participar de su vida.

No quiero que se me alejen.

  • ¿Alguna vez te has sentido culpable por trabajar demasiado?

Sí, muchísimo …. Parte el ejercicio de haber escrito el libro (Entre Nosotras de Mujer a Mujer) fue expiar el sentido de culpabilidad por no dar lo que podía dar (como madre). Recién nacidos mis hijos, yo era corresponsal internacional y viajaba mucho. Dejaba la comida hecha y congelada, mi mamá venía a cuidarlos, y yo llamaba todos los días. Pero sentía depresión por no estar criando a mis hijos, y no quería que lo hiciera otra persona. Yo me sentí muy culpable … He madurado claro, van pasando los años y los niños se valen más por si mismos y tú sientes que puedes retomar tu vida con naturalidad sin estar tan atentos las 24 horas al día. Ahora siempre estoy atenta, trato de no viajar mucho y no viajar sin ellos. Somos como una tribu.

  • ¿Qué tipo de ayuda tienes en la casa?

Ahora que estoy en CNN alguien los recoge en la escuela y está con ellos hasta que yo vuelvo del trabajo. Antes mi mamá era mi apoyo principal. La primera vez que tuve dejar a mi hija en una clase de natación, la maestra me dijo que la dejara sola, que si no me iba la niña no estaría tranquila. (Como madre) necesitas esa aldea que mencionó Hillary Clinton en su libro. Ahora estoy más madura y acepto esa ayuda.

Al principio lo quería hacer todo: amamanté un año entero a cada uno de mis hijos, les hacía las papillas orgánicas… Es una fase de la maternidad que nos posee. No sé si es igual para todo el mundo, pero nadie escarmienta en cabeza ajena.

  • ¿Qué le dirías a una nueva mamá que está abrumada por el cuidado de los hijos?

¡Relax! Todo se soluciona, y lo vas a poder hacer todo, pero no todo a la misma vez. Es algo que hay que vivir y aprender a torearlo nosotras mismas para encontrar nuestro propio balance y felicidad.

  • ¿Cuál crees que es tu secreto para mantener un matrimonio longevo?

Creo que es cuestión de suerte. Yo me enamoré de mi esposo en la secundaria y sigue siendo el amor de mi vida. Lo segundo es encontrar una persona que te respete y que crea en tus sueños y te de rienda suelta para buscarlos.

Así es mi relación. Cumplo 25 años de casada pronto y estoy feliz.Hay altibajos y pruebas, claro - yo creo que gran parte tiene que ver con la suerte. Te casas amando de una manera, pero la convivencia y el día a día te demuestra que es la persona diferente de lo que tú creías. Entonces tienes que encontrar maneras de re-enamorarte.

  • ¿Tus hijos son bilingües?

Yo quisiera decirte que lo son. Ambos leen y escriben español pero les cuesta hablar. Nacieron en este país y su mundo gira en torno al inglés. En casa hablamos español, pero es una batalla. Les hablo español y mi hijo me protesta; me dice "no te voy a contestar". Él me entiende y mi objetivo es que al menos escuche el acento. Si de adulto le apetece estudiar gramática y el idioma a fondo, al menos que tenga un acento de nativo, que no suene a un americano hablando español.

  • ¿Cuáles crees que son los mayores retos que tenemos las madres de hoy en día?

Las redes sociales son un reto fortísimo. (Debemos) mantener a nuestros hijos plantados en la realidad y no en un mundo superficial que es lo que hay en las redes sociales, y en los medios (de comunicación). Si preguntas a los jóvenes, la mayoría de muchachos quieren ser modelos o cantantes o actrices antes que ser científicos o matemáticos. Es importante que entiendan el valor del trabajo, y no darles todo aunque se lo puedas dar y recordarles a diario la suerte que tienen.

  • ¿Crees que la televisión es perjudicial para los niños?

Yo fui una niña que miré televisión hasta el hastío; desde que me levantaba hasta la noche.No va a dañar a un niño, pero es importante tener el contrapeso de los valores de la familia en la casa. Tienen que aprender los valores de los familiares, por ejemplo los religiosos, si los hay. Es importante que los medios no se presenten en un vacío. Es algo que forma parte del siglo XX1. Los padres han de ejercer ese balance. De lunes a jueves mis hijos no ven televisión: solo viernes sábado y domingo. La niña puede estar en Facebook una hora. Los medios en sí no son perjudiciales, pero hay que controlarlos.

  • ¿Cómo encuentras tiempo para cuidar de ti misma?

No tengo mucho tiempo, y quisiera tener un poco más de tiempo para hacer ejercicio. Ya tengo dolores, tengo achaques cuando me levanto en la mañana. Quisiera hacer yoga o algo para mi. No sé si es falta de disciplina o de tiempo …

Eso sí, soy lectora. Leo todas las noches y consumo muy poca televisión. Es mi trabajo, pero no soy consumidora. Lo hago sólo cuando puedo ver una película. Las amigas son muy importantes. Para las mujeres, las amigas, son fundamentales aunque tengamos hermanas. Hay cosas que contamos a una amiga que no contaríamos a una hermana. (Las amigas) son una especie de salvavidas. Hay que desahogarse con alguien y una buena amiga te puede salvar la vida.

  • ¿Cualquier cosa que quieras añadir?

No hay que perder la esperanza, es muy importante que sepamos que dentro de nosotras hay una fortaleza especial que está disponible aunque no creamos tenerla. Mañana será mejor y mañana el sol brillará.

Fecha de la entrevista: mayo de 2011