Mejora tu registro de audio con un micrófono externo

Micrófono de mano
Micrófono. Ricardo Avila.

La mayoría de las cámaras de video para consumo e incluso profesionales, poseen un micrófono integrado de tipo direccional para la captación del audio. El espectro de captación direccional (cardioides e híper cardioides), concentra la sensibilidad en un reducido punto a relativa distancia evitando así la contaminación provocada por sonidos adyacentes en la periferia de la membrana receptora.

Esto desde luego es una gran ventaja, sin embargo, a veces resulta poco versátil para la grabación de entrevistas, testimonios, espectáculos musicales y otras aplicaciones que probablemente, quieras experimentar con tu cámara.

Es por ello que siempre es conveniente pensar en adquirir uno o más micrófonos externos con los que puedas enfrentar diferentes situaciones, garantizando siempre la adecuada captación del sonido. Recuerda que después de todo, hasta la más impecable realización de imagen puede arruinarse si no está complementada con una buena calidad de sonido.

Lo primero que tienes que hacer es revisar tu cámara y verificar que efectivamente, posee una o más entradas para micrófonos externos. Dependiendo del grado de profesionalización de tu equipo, puede tener una sola entrada monoaural (no balanceada), una sola entrada estéreo (no balanceada), dos entradas (balanceada, estéreo con canales divididos) e incluso cuatro canales (balanceados).

¿Cuál es la diferencia entre una línea balanceada y una no balanceada?

Las líneas no balanceadas se utilizan en equipos de consumo y transportan las señales de audio por dos cables donde uno de ellos, porta los pulsos eléctricos correspondientes al registro de las ondas sonoras y el otro, porta una referencia eléctrica ( tierra).
El tipo de conector que se utiliza es un Jack estándar o mini y también conectores tipo RCA utilizados comúnmente en los equipos de sonido para casa.

Las líneas balanceadas son de uso profesional y su transporte se efectúa por medio de tres cables donde dos de ellos portan la señal sonora y uno separado lleva la tierra.

La ventaja de obtener cada impulso por separado es que en su proceso, pueden separarse para eliminar cualquier variación que implique alguna contaminación para el registro. El tipo de conector utilizado en el audio balanceado es el XLR que presenta un aspecto más robusto y tanto el conector como los cables utilizados se encuentran blindados para evitar la inducción de frecuencias de radio.

Alcance y precisión

Aunque comenté al principio que el micrófono integrado de tu cámara está diseñado para un registro direccional, probablemente te percataste de que su sensibilidad no es suficiente para captar a mayor distancia y que la contaminación provocada por el ruido ambiente lo hace poco efectivo. Si lo que buscas es un dispositivo que te permita por ejemplo captar con claridad el canto de los pájaros en la copa de un árbol, o el sonido del impacto cuando el boxeador golpea la mandíbula de su contrincante, necesitas un micrófono híper cardioide tipo Short o Large Shotgun. Este tipo de equipos comúnmente requieren una conexión balanceada y la mayoría de ellos son de condensador por lo que requieren de alimentación eléctrica (Phantom Power). Asegúrate que tu cámara tenga cuente con esta función.

Calidad de voz

Si tu interés principal es la captación de la voz humana para entrevistas, testimonios y otros existen dos aproximaciones diferentes:

  • Los micrófonos de solapa o “Lavalier” que son micro condensadores que se pueden asegurar en la ropa del interlocutor de forma discreta, garantizando el registro adecuado de la voz en ambientes relativamente controlados. Un buen lavalier usualmente requiere también de alimentación eléctrica (Phantom Power) y por su registro tipo omnidireccional, dificulta el trabajo en intemperie.

  • Los micrófonos de mano como su nombre lo indica, se portan y pueden dirigirse a más de un interlocutor por lo que resultan ideales para entrevista. Estos micrófonos, dependiendo de la aproximación tecnológica de su excitador (condensador o dinámico), pueden o no requerir alimentación eléctrica y conseguirse en varios espectros de registro. También resultan excelentes para trabajar en todo tipo de condiciones ya que pueden portar diversos tipos de escudos y filtros ambientales.

    Libertad de movimiento

    Los micrófonos de todo tipo, se encuentran disponibles en modo alámbrico e inalámbrico y aunque éstos últimos resultan más costosos, siempre ofrecen la versatilidad de trabajar sin restricciones de movimiento o distancia relativa a la cámara, aunque también es importante saber que pueden tener problemas de interferencia en zonas de tráfico intenso de señales de radio.