"Me gustan las chicas"

2013_Stockholm_Pride_-_037.jpg
Frankie Fouganthin

Este texto describe los sentimientos de una adolescente lesbiana:

“Me gustan las chicas y yo soy una chica así que soy lesbiana. No ha sido fácil escribir eso. O bueno… no ha sido fácil llegar al momento en el que he podido escribir eso. Verán: yo lo sabía, de alguna forma lo sabía desde siempre. O por lo menos desde hace mucho. Pero no se lo conté a nadie. Viví con ello, sintiéndome distinta, sintiendo que algo estaba mal.

Creo que durante mucho tiempo ese fue el problema, que lo que sentía es que había algo que no estaba bien. Cuando hablan de que los homosexuales tenemos ya todos los derechos se olvidan de una cosa muy distinta, la normalidad. No es normal en mi pueblo ser lesbiana, así que como yo no veía a nadie como yo ni en mi familia, ni en la escuela, ni siquiera en la televisión, lo que sentía es que algo estaba mal. Y otra cosa muy importante: no se hablaba de ello.

Por eso entender lo que me pasaba ha sido un proceso muy solitario y muy difícil. Al que desde luego no ayudó nada que en la escuela hubiera un grupo de chicas que se metían conmigo y me llamaban bollo, lencha, butch o bigotona, entre otras muchas cosas. Algún otro día hablaré de esto porque me hizo mucho, mucho daño.

No sé de dónde saqué la fuerza, pero lo hice. Empecé a buscar en internet y descubrí que NO SOY LA ÚNICA. Contacté con una asociación cerca de mi pueblo y fue como llegar al paraíso. Un grupo de chicas con las que podía hablar de todo. No solo eso, un grupo de chicas que ya habían pasado por todo lo que yo estaba pasando y que me ayudaron a seguir. GRACIAS A TODAS!!!!!

Después llegó lo que llamamos salida del closet. Ufff. Los que no han pasado por eso no pueden ni imaginar lo que es. Las dudas, los miedos, las ganas de que eso no te esté pasando a ti. Pero el hecho es que te pasa a ti así que hay que seguir. Y llegó el día que se lo conté a mi familia. La primera fue mi mamá. Para que entiendan lo que supone eso, de verdad, lo que sientes cuando haces eso hay que olvidarse de los cuentos sobre valentía y decisión. Nada de eso está ahí cuando le vas a decir a tu mamá que eres lesbiana, lo único que hay ahí es un terror espantoso al rechazo. En aquel momento,-fue hace tres años y yo tenía catorce-, mi madre era la persona más importante de mi vida. Imaginen lo que supone decidirte a decirle algo que crees que va a hacer que te rechace o que, como mínimo, va a cambiar la relación que tiene que contigo. Pero lo que piensas sobre todo es que va a dejar de quererte.

Pero después de darle millones de vueltas, de ensayar cómo se lo iba a decir, de probar a empezar y decirle cualquier tontería porque no me atrevía, un día, por fin, se lo dije. Y su reacción fue tan sorprendente, tan maravillosa, tan alucinante que desde entonces las cosas son más fáciles.

Creo que recuerdo perfectamente las palabras que me dijo: “Ya lo sabía. No te dije nunca nada porque creí que tenías el derecho a decírmelo tú cuando quisieras, si querías alguna vez. Yo no te quiero más o menos porque seas lesbiana, como no te quiero más o menos porque seas una niña alta. Te quiero con toda mi alma porque eres mi hija y me da igual de quién te enamores, siempre que sean buenas personas y te traten bien. Y ahora que me lo has dicho puedo decirte algo que siempre quise decirte, vivimos en un mundo en el que no es fácil ser homosexual, pero no te avergüences nunca de ello, eres tú. Y me tienes a mí, me has tenido siempre, para luchar juntas contra los que no lo entienden”.

Desde entonces puedo hablar con ella sin problema de todo. He encontrado gente que no lo entiende, incluso en nuestra familia pero ahí está siempre mi madre para poner orden y defenderme.

Hay una cosa más que me parece importante que todo el mundo sepa sobre la homosexualidad: nadie elige ser homosexual o heterosexual así que la discriminación por ese motivo es estúpida y malvada".

Puedes encontrar informacion util sobre lesbianismo en la adolescencia en los siguientes enlaces: etapas del despertar sexual, ser padre o madre de una adolescente lesbiana, el apoyo que necesita una adolescente lesbiana, falsos mitos sobre la homosexualidad, ser padre o madre de un chico gay, adolescentes transgénero.