Materiales para dibujar a lápiz

Para dibujar a lápiz no hace falta invertir mucho dinero. Primero porque para iniciarse uno no necesita comprar un gran equipamiento. Con un lápiz y un papel puedes tener entretenimiento para rato. Y segundo, porque comparado con otros medios los materiales de alta calidad para dibujar a lápiz son económicos y accesibles para todos los bolsillos.

¿Qué hay de malo en dibujar siempre con el mismo lápiz y papel? Todos los materiales tienen unas propiedades características con un rango de posibilidades que acaba en sus limitaciones. Llega un punto en el que al mismo lápiz y al mismo papel no se le puede pedir más: no te valen para trabajos minuciosos, el valor no es suficientemente oscuro, no consigues reproducir un efecto de textura concreto, etc.

Disponer de una mayor variedad de materiales para dibujar a lápiz aumenta las posibilidades expresivas del medio. Ganas en potencial y disminuyes las limitaciones de los resultados que puedes conseguir en tus dibujos.

Quien aspira a dominar el dibujo a lápiz ha de conocer los materiales que están a su disposición, familiarizarse y experimentar con ellos hasta reunir su propio estuche en base a los resultados que quiera conseguir y aquellos materiales con los que se siente más cómodo trabajando.

Una buena tienda de bellas artes suele contar con materiales de muestra para probar distintas calidades y marcas de lapiceros antes de realizar la compra.

01
de 06

Grafito

lapiz de grafito
Foto de lápices de grafito. © Sarall

En realidad se suele llamar dibujo a lápiz a aquellos que están realizados con grafito independientemente de si se han realizado con un lápiz u otro instrumento.

Para el dibujo artístico es recomendable acostumbrarse a dibujar con grafitos blandos (identificados con la letra B) porque al ser más grasos, al desprender más grafito en contacto con el papel, se pueden alcanzar más valores al controlar la presión que se ejerce y al difuminar.

La oferta de lápices de dibujo es muy amplia así que te recomiendo que antes de salir de compras te informes sobre los tipos de lápices de grafito y sus características.

02
de 06

Sacar punta

Sacapuntas
Imagen de sacapuntas. © Sarall

La punta de los lápices blandos se desgasta con facilidad, por eso es necesario tener a mano una herramienta para afilar tu instrumento de dibujo. El más usado es un sacapuntas estándar.

La forma de la punta de tu grafito es determinante para el tipo de trazo que vas a conseguir y un sacapuntas siempre genera la misma punta con forma de cono. Además hay minas que se rompen con facilidad cuando se apura el afilado y lápices y barras de grafito cuyo formato es incompatible con un sacapuntas.

Ver más alternativas para sacar punta a un lápiz o barra de grafito.

03
de 06

Borrar

Gomas de borrar
Imagen de gomas de borrar (borradores). © Sarall

Seguramente en el colegio te enseñaron a escribir con un lápiz, usar un sacapuntas para afilarlo y un borrador para eliminar tus errores.

En el dibujo artístico la goma se usa menos para corregir errores en la etapa inicial (el abuso de la goma al principio de tu dibujo puede dañar permanentemente el papel) y más como una herramienta de dibujo para sacar luces, crear texturas o marcas finas recuperando el blanco de la superficie cubierta con grafito.

Aprende sobre los tipos de gomas de borrar, su composición y cuáles son sus características.

04
de 06

Difuminar

Difuminos
Imagen de difuminos. © Sarall

Por lo general uno aprende a difuminar directamente con los dedos, pero si te limitas a matizar siempre con los dedos vas a conseguir siempre la misma textura. Eso y unas manos muy sucias con las que accidentalmente manchar tu dibujo.

Los difuminos y los esfuminos se venden en las tiendas de bellas artes para difuminar y aplicar el grafito (cuando la punta está sucia) con precisión. Otros materiales corrientes con los que conseguir distintas texturas y difuminar áreas grandes son: gamuza, lana virgen, pañuelos de papel...

05
de 06

Superficies

Papeles de dibujo
Imagen de papeles de dibujo. © Sarall

Se puede dibujar con un lápiz sobre cualquier superficie que rompa y retenga los copos del grafito (por ejemplo sobre madera, piedra, escayola…), pero lo convencional y más habitual es dibujar sobre papel.

El papel es tan determinante en el acabado de un dibujo como el tipo de lápiz que se emplee. De hecho ambos se deberían elegir conjuntamente. Un papel de grano fino es más apropiado para dibujos detallados y con texturas muy suaves, mientras que un papel de grano grueso retendrá más grafito permitiendo valores más oscuros y dibujos con mayor expresividad en el trazo.

Ver los formatos y tamaños de papel más comunes.

06
de 06

Otros materiales auxiliares de dibujo

  • Instrumentos de dibujo técnico. Una regla y un compas son herramientas que sirven tanto para tomar medidas como para trazar con precisión líneas rectas y círculos perfectos prácticamente imposibles de conseguir a mano alzada.
     
  • Sujetar el papel. Cinta aislante, pinzas, chinchetas o pegamento de masilla son algunos de las herramientas que se pueden usar para fijar tu papel a la superficie sobre la que estás dibujando. Si bien es opcional sobre una superficie horizontal, si estás dibujando en una superficie vertical sobre una hoja suelta vas a necesitar mantenerlo en su sitio de alguna manera.
     
  • Fijadores. Los fijadores son sobretodo conocidos como una herramienta de acabado para ayudar a que los copos de grafito no se extiendan por las áreas más claras ensuciando el dibujo, pero también existen fijadores para usar durante el proceso de dibujo y que permiten retoques.
     
  • Reservar zonas blancas. Los papeles y líquidos para enmascarar sirven para preservar intacta un área alrededor de la cual se va a difuminar o aplicar grafito con un valor intenso que sería muy difícil -o imposible- de borrar del todo. Es una práctica habitual en dibujos hiperrealistas.
     
  • Apuralápices. Una de las desventajas de los lapiceros es que al sacar punto se van desgastando, haciéndose más pequeños y perdiendo su equilibrio original. Algunos fabricantes vender unos alargadores para estos casos, para que puedas apurar el lápiz hasta el final.
     
  • Apoyar la mano. Para evitar la frustración de manchar por accidente tu dibujo al pasar el canto de tu mano accidentalmente por áreas con grafito lo más práctico es usar otro papel bajo la mano con la que dibujas aunque también hay quien usa guantes.