Más que saber sobre la pareja y el sexo

El mundo sexual de la pareja es vital, esencial y debe estar bien armonizado

Vivimos en un mundo lleno de imágenes sexuales. Publicidad, literatura, cine, Internet... en todas partes podemos encontrar referencias eróticas directas o indirectas. ¿Acaso es tan importante el sexo? ¿Es nuestra sociedad occidental la que está obsesionada? La verdad está en ambas preguntas, hay un exceso de imágenes sexuales por todas partes, pero la sexualidad sí es esencial en la pareja, hasta el punto de que si ese aspecto falla, es muy probable que la relación termine colapsando a mediano o largo plazo.

01
de 05

Entrevista a una mujer infiel

NeoGaboX para Flickr
La infidelidad es tan antigua como la pareja. De hecho vienen de la mano desde el origen. Han corrido ríos de tinta acerca del tema. Se ha demonizado, castigado, ensalzado, escondido y aceptado. Lo único que no se ha podido hacer es erradicarla. ¿Por qué? ¿Qué es lo que hace que una persona sea infiel? Por supuesto que la primera respuesta que nos viene a la cabeza es que su pareja no llena todos los espacios que necesita completar para estar satisfecha a todos los niveles. Pero, aun así, las razones detrás de la infidelidad son tan diferentes como las personas.
02
de 05

Amor después de los 60, dos testimonios

© Simon Krzic | Dreamstime.com
Después de los sesenta se sigue amando, disfrutando y saboreando la vida igual que a los 40 o los 20, simplemente las cosas son diferentes en algunos detalles. Pero la libido, la capacidad de enamorarse y volver a empezar están intactas. La persona sigue siendo la misma, afortunadamente el espíritu y la personalidad no envejecen y hoy, en pleno siglo XXI, la ciencia y la medicina, más los hábitos para una vida sana y saludable, han hecho que la antes llamada "tercera edad" sea hoy una etapa más de la vida con menos presiones y más placeres para los que sepan y quieran disfrutarlos.
03
de 05

Travestismo en la pareja

Frank Lindecke for Flickr, CC.
Si se produce una vez, como un hecho alocado y extravagante en una fiesta de amigos, puede llegar a resultar una anécdota divertida. Pero cuando se reproduce con cierta asiduidad y en cuanta ocasión propicia, puede resultarte molesto e incluso inquietante. Me refiero al gusto por travestirse de algunos esposos. No son transexuales, pero gustan de vestirse de mujer. ¿Te ha ocurrido algo así? ¿Qué pasaría si un día, al llegar a tu casa, encuentras a tu pareja probándose tus vestidos, maquillajes o pelucas? Quizás él te reciba con una amplia sonrisa cómplice y divertida. Te anunciará con voz firme y masculina que se está preparando para asombrar a vuestros amigos en la próxima fiesta. ¿Cómo te sentirías ante esa situación?
04
de 05

Afrodisiacos para disfrutar en pareja

Veronique de Miguel
Tienes planeada noche especial que quieres aderezar con un poco de estilo. Deseas que todo esté en consonancia y perfecto para una noche romántica, ¿qué te parece si haces algo especial para despertar la pasión… un poco más? Los afrodisiacos más auténticos no pasan por las esencias o la alquimia. Están dentro de ti y pertenecen al ámbito de tus fantasías. Uno de los afrodisiacos más potentes es el deseo insatisfecho. Un juego que obligue, de alguna manera, a retrasar el momento del encuentro sexual en la intimidad de la pareja, enciende la pasión mucho más que todos los ítems que te voy a contar en este artículo. De todos modos, aplícate el cuento y anótate algunas de estas recetas hot para una fiesta privada con tu pareja, ¡no te arrepentirás!
Stellamanecer para Arte y Fotografía
Hay una tendencia a generalizar y hablar del gusto masculino en la cama como si se tratara de un animal suelto en la selva. Ellos son más explícitos, son visuales, les excitan las imágenes pornográficas y aceptan encantados piruetas y posturas nuevas, pero desean más Los hombres no son seres humanos con un anhelo sexual biológico sordo y egoísta. Cierto es que su excitación es más visible y traicionera, y cualquier provocación es, a veces, suficiente para que una erección haga su presencia. Por supuesto que el sexo ocupa mucho de su tiempo mental, pero los puntos sensibles de tu pareja a la hora del sexo, van mucho más allá. Sigue leyendo »