Maria Marambio

Maria vive en Nueva York, donde volvió a comer carne después de varios años de vegetarianismo, pero creció en una casa donde los asados eran parte de cada fin de semana. Este sitio es parte de su vuelta a los olores, texturas y sabores de la carne, no de cualquier carne, sino de la asada.

Experiencia

Maria trabajó por casi una década en diarios y revistas de Chile, su país natal. Después de haber cubierto una variedad de temas (incluyendo política nacional e internacional) comenzó a escribir sobre comida y bebidas para revistas chilena. Ha escrito sobre comida italiana, chilena, peruana, sobre vegetales y carnes. Y ha sido este último tema donde ha puesto más atención, por interés personal. Después de siete años como vegetariana decidió volver a comer carne, luego de pensarlo, sopesarlo y pasarse horas mirando a otros devorar parrilladas enteras, se puso a indagar sobre los beneficios de la carne, lo que extrañaba de ella, lo bueno que era comerse un buen asado.

Maria Marambio

Crecí en una familia que come mucho. Sobre todo comida de campo. Y carne, mucha carne. Los asados eran cosa frecuente en la casa de mi infancia. Muchas veces los domingos comenzaban con alguien adobando carne o dando instrucciones para las ensaladas que acompañarían la parrillada, con alguien más chequeando que hubiera carbón, con los perros moviendo la cola feliz por lo que les tocaría al final de la tarde. Creo que todos se sintieron un poco traicionados cuando dejé de comer carne y estoy segura de lo feliz que están de saber que he vuelto a las parrillas y que no sólo me acuerdo de todos los trucos y recetas familiares sino que las hago con maestría. Y que escribo sobre ellas para que muchos más puedan disfrutarlas.

Read more from Maria Marambio