Maquillaje para ojos juntos

La actriz Minnie Driver luce un maquillaje ideal para ojos juntos. Imagen © Getty Images

¿Consideras que tus ojos están muy pegados? Tranquila –es más común de lo que imaginas. Tener los ojos juntos no tiene porqué ser un defecto, al contrario, si aprendes los trucos correctos tu mirada lucirá avivada y definida. ¡Consíguelo con estos fáciles consejos de maquillaje!

Reconoce la forma de tus ojos

Párate frente al espejo y observa tus ojos –podrás notar que ambos lagrimales están cerca de la nariz.

Generalmente, las mujeres con ojos juntos tienen una forma redonda o de gran tamaño, lo que hace que el problema sea más evidente.

¿Tu misión? Tratar de “separar” visualmente tus ojos con un juego de luces y sombras, destacando más que todo el extremo externo. Toma los siguientes ejemplos como una guía básica para diferentes looks de maquillaje. Bien sea que te maquilles natural o con un poco más te intensidad, siempre deberás seguir el mismo patrón para obtener resultados positivos.

Maquillaje para el día

La clave está en mantener la atención en las esquinas internas. Primero, opta por un tono claro en todo el parpado; sigue con un lápiz iluminador o sombra iridiscente que aplicaras en forma de “V” en el lagrimal con el fin de crear más espacio entre tus ojos. Finalmente, usa un color oscuro (que puede ser negro o café) y marca una línea desde la mitad del parpado superior e inferior hacia afuera.

Difumina con un cotonete o hisopo. Prueba IT Cosmetics Luxe Anti-Aging High Performance Eyeshadow Trio en Pearl Luxe.

El contraste entre el iluminador, sombra clara y oscura es lo que va a darle la “separación” a tus ojos. Riza tus pestañas, dale dos capas de rímel negro con cepillo cónico y alarga tus pestañas hacia los extremos para un efecto mayor.

Tip: si necesitas un maquillaje rápido, simplemente delinea los lagrimales con un iluminador y deja limpia el resto de tu cara… ¡listo!

Maquillaje para la noche

Los ojos juntos tienen una variedad de alternativas para un maquillaje elegante o de fiesta, pero recuerda mantener el estilo del maquillaje de día. Puedes recurrir a unos ojos ahumados en tonos negros, grises, ciruela, verde y metálicos, tratando de marcar el claroscuro. ¿Favorito? Benefit Cosmetics Smokin’ Eyes Kit, para ojos y cejas.

Aplica el iluminador o sombra iridiscente en el lagrimal (mientras más brilloso sea, mejor será la “separación”) y continua con sombras oscuras de la mitad del ojo hacia afuera. Si además lo haces en dirección ascendente, tu mirada se verá más despierta. Finaliza con varias capas de pestañina o, incluso, pestañas postizas que pegaras sólo en las esquinas.

¿Prefieres los delineados? Un ojo de gato grueso, desde la mitad de tus ojos y aunado al iluminador, te brinda un efecto similar. A diferencia de, por ejemplo, los ojos caídos, tú si puedes delinear las pestañas inferiores. Por supuesto, del centro hacia afuera.

Coordina con el resto de tu rostro

En un mundo ideal, las cejas deben comenzar en el inicio del lagrimal.

Sin embargo, no siempre es así. Si tus cejas están muy juntas, lo correcto será depilarlas (sobretodo si sufres de una uniceja) buscando un balance. La recomendación más acertada es que acudas con un profesional.

Cuando maquilles tus cejas, marca bien el final de las mismas y péinalas con un cepillito para difuminar cualquier trazo de crayón o polvo. Un iluminador en el hueso de las cejas y en el entrecejo –sin exagerar—puede ayudarte a crear una ilusión óptica de separación. También, unos pómulos perfilados disimulan ligeramente los ojos juntos. De nuevo, aquí el iluminador es parte esencial así como los compactos bronceadores.

Ver más: tips para aplicar el iluminador en el rostro

¡Evítalos!

Al momento de maquillar unos ojos juntos debes alejarte de las sombras planas o monocromáticas, los delineados pesados o góticos o sombras indefinidas.

Hablando de delineados, jamás lleves el trazo hacia el lagrimal pues esto “une” tus ojos –lo propio con sombras: nunca deben ir cerca del extremo interno.