Mantener el contacto con tus hijos después del divorcio

Comunícate regularmente con los niños aún cuando no estéis juntos

Envíale una carta a tu hijo con muchos mensajes de amor. © Lorraine C. Ladish

Después de una separación o divorcio lo normal es que haya momentos - fines de semana, días entre semana, semanas enteras o incluso en vacaciones - cuando estés lejos de tus hijos.

Es importante que los niños sepan que aún cuando no estáis juntos, piensas en ellos.

1.- Métodos de comunicación

Los métodos que uses para comunicarte con tus hijos dependerán de tu presupuesto, de la edad de los niños y de tu relación con el otro padre.

Lo ideal sería que incluso si con tu ex cónyuge no tienes una buena relación, aún así os esforcéis en que el niño tenga contacto asiduo con ambos padres.

A continuación, los métodos de comunicación más comunes:

  • El teléfono

Cuando tus hijos son pequeños sobre todo, es bueno llamarlos más o menos a la misma hora cada día para darles las buenas noches o preguntarles cómo les fue la jornada.

  • Mensajes de texto

Cada vez más hijos de padres separados o divorciados tienen teléfonos móviles o celulares. Se pueden programar para restringir los números telefónicos de los que pueden recibir llamadas y a los que pueden llamar. Envía mensajes de texto breves a tu hijo y recuérdale que piensas en él pero comunícale que tú estás bien.

  • Video chat

Las computadoras y teléfonos celulares modernos tienen cámara y alguna aplicación que permite realizar videoconferencia. Así ambos padres pueden compartir las imágenes de un cumpleaños o una navidad cuando el niño lo celebra con el otro.

  • Correo electrónico

Hay programas de correo electrónico para niños , que también puedes programar para mantener la seguridad de tus hijos en Internet. Escríbeles correos breves contándoles alguna anécdota de tu día y recordándoles que los amas.

  • Cartas postales

Puedes mandarles cartas por la vía postal e incluir una foto tuya o tarjetas de colores, con mensajes que tu hijo puede leer cuando no estéis juntos y te añore.

Por ejemplo: "vale por cien abrazos", "te quiero siempre", "pienso en ti", "vale por una tarde compartiendo risas juntos". Si es demasiado pequeño para leer, hazle dibujos: corazones, sonrisas, abrazos …

  • Otras sugerencias

Forra una caja de zapatos con papel de colores. Cada vez que recuerdes alguna anécdota de tu hijo, o que pienses en él, anota en un papel el día y la hora y a continuación escribe lo que te vino a la mente. Dobla el papel y guárdalo en la caja. Cuando te vuelvas a reunir con tu hijo, podréis mirar juntos tu colección y tendrá un testimonio visual de lo mucho que piensas en él.

2.- Protocolo de comunicación

Cuando te comuniques a distancia con tu hijo procura que sean mensajes breves y animados. No le cuentes que te pones a llorar cada vez que miras su foto, aunque sea cierto. El propósito de la comunicación es que sepa lo quieres y piensas en él. Añadirle melodrama al mensaje sólo hará que el niño sienta que tiene que elegir entre ambos padres.

  • Mensajes breves y positivos

A la hora de comunicarte con tu hijo, evita hacerle sentir mal porque le echas de menos o porque estás sola. Dile que lo quieres pero procura que no sienta lástima por ti. Cuéntale alguna anécdota divertida.

Bastante tiene el niño con lidiar con sus propias emociones.

  • No llames a horas intempestivas

Si sabes que se acuesta a las 9, no llames a las 9 y media. Procura no hacer lo que no te gustaría que hiciera el otro padre.

  • Evita usar a tu hijo de mensajero

Si tienes que decirle algo a tu ex cónyuge, no lo hagas a través del niño. Por muy insignificante que sea el mensaje, el niño se puede encontrar con una reacción del otro padre que no vería en circunstancias normales. Tampoco le interrogues acerca de lo que hace tu ex cónyuge.

  • Llama o escribe sin esperar nada a cambio

Recuerda que tus mensajes a tu hijo, sean por teléfono, texto, correo postal o electrónico, son para que él tenga la seguridad de que lo amas y que estás siempre ahí para él. Si tu hijo se muestra distante o distraído cuando está con el otro padre, no se lo eches en cara, sobre todo si es de corta edad.

Recuerda que está en otro ambiente.