Manhattan Transfer, de John Dos Passos, una novela coral antológica

Reseña de la obra cumbre de este original escritor estadounidense

Manhattan Transfer de John Dos Passos
Bruguera

Manhattan Transfer (compra directamente)  es la obra más conocida del escritor estadounidense John Dos Passos (1896-1970), quien reunía varias de las cualidades literarias de los otros miembros destacados de la llamada generación perdida, a la que pertenecía. Así, el estilo vanguardista de William Faulkner, la sensibilidad social de John Steinbeck y la fuerza de los personajes de las novelas de Ernest Hemingway caracterizan su obra.

A continuación presentamos un breve resumen y comentarios de una de las novelas corales más originales de todos los tiempos.

El argumento de Manhattan Transfer, de John Dos Passos

Es en la ciudad de Nueva York donde transcurre toda la novela. Aunque el autor nunca menciona los años en concreto, por el contexto se deduce que se desarrolla entre fines del siglo XIX y comienzos del XX, hasta unos años después de terminada la Primera Guerra Mundial.

Como toda novela coral, en Manhattan Transfer, publicada en 1925, se narran las historias de un sinnúmero de personajes, pero en una forma entrelazada, pues en algún momento sus vidas coinciden. Tal vez por ello el título de la obra, referida a una estación de tren de Nueva Jersey en la que se hacía trasbordo para dirigirse a Nueva York, por donde circulaban miles de personas de las más disímiles características y cuyo único vínculo es el de encontrarse en un mismo sitio en un determinado momento.

Por ello resultaría inútil plantear un resumen completo de la trama. Pudiésemos, sin embargo, partir de un personaje “ancla”, cuya vida se vincula a la de otros varios protagonistas. Este sería Ellen Thatcher, una actriz de Broadway, que tiene la particularidad de ser irresistible para muchos hombres: para su primer esposo, Jojo Oglethorpe, un actor con un temperamento bastante particular; para Jimmy Herf, un joven periodista hijo de una distinguida familia, que se convierte en su segundo esposo; y para George Baldwin (su tercer esposo), un abogado cuyo éxito comienza de manera fortuita y que corona como Fiscal de Distrito.

No obstante, el verdadero amor de Ellen es Stan Emery, más joven que ella. Hijo de un rico y famoso abogado, Stan se dedica a la buena vida, por lo que se alcoholiza y termina casado con una muchacha de pueblo. Stan muere en el incendio del pequeño apartamento en el que vivía, dejando a Ellen embarazada.

Otros personajes incluyen a Gus McNiel, un repartidor de leche que sufre un accidente, es defendido por Baldwin (como primer cliente de éste) y, a partir de la indemnización va construyendo un imperio y se hace rico. O Congo Jack, un inmigrante francés, aventurero y a la vez generoso, que también amasa una fortuna con el contrabando de licor.

El trasfondo de Manhattan Transfer, de John Dos Passos

Esta maraña de historias entrecruzadas nos permite deducir que el protagonista de la novela es realmente la ciudad de Nueva York, como una especie de colmena en la que es imposible distinguir individualmente a sus miembros, pero que agrupados adquieren una vida propia.

Aunque hablamos de la Nueva York de principios del siglo XX, impresiona cómo, si sólo cambiásemos algunos detalles típicos de esa época, las situaciones se mantendrían totalmente actuales. Así, resalta la importancia del dinero y la búsqueda desaforada de éste por parte de varios de los personajes; o el deseo de fama y reconocimiento, que atrae a los aspirantes a artistas; y la superficialidad y el egoísmo como un elemento común.

Pero, especialmente, hay una característica que está presente con mayor fuerza en todos los protagonistas de la novela: ninguno es feliz, ninguno consigue lo que realmente desea.

La técnica y el estilo de Manhattan Transfer, de John Dos Passos

Una de las principales característica de Manhattan Transfer es su estilo narrativo. Aunque Dos Passos utiliza como base la técnica del narrador omnisciente, la combina con una gran cantidad de diálogos de los personajes, que explican más de lo que aquel puede contar.

Sin embargo, lo más original es que no constituye una narración lineal, ordenada, sino que va mezclando párrafos en los que entrelaza partes de la vida de los diferentes personajes, una especie de collage que servirá de inspiración a otros escritores posteriores, y en la que intercala también noticias de periódicos o reflexiones personales de los protagonistas, por ejemplo.

Se trató de una innovación muy aplaudida por la crítica y que llamó la atención de los lectores, al punto de convertirse en un best seller en la época de su publicación y hasta varios años más tarde .