Mamá gata abandona a sus gatitos

Las gatas tienen su instinto materno bien definido. Pero cuando éste no es parte de su educación temprana, la joven madre trabaja la situación como puede. Foto: Johanna Pérez

"Supervivencia del más apto" es ley de la naturaleza. Eliminar al más débil para que el fuerte pueda desarrollarse plenamente. Sucede en cada especie del reino animal, incluyendo el gato.

Piensa como gato: Es una escena fuerte y triste. Pero recuerda que el gato ve la realidad distinta a la nuestra y su instinto de supervivencia va por encima de todo. Por esto te digo que antes de dictar veredicto hacia la gata, conoce las razones por las que muchas rechazan algunos de sus pequeños:

• Carece de instinto maternal: La mayoría de las gatas son excelentes madres. Pero siempre hay excepciones a la regla y muchas crecen sin instinto maternal. Esto sucede quizás porque la minina fue separada de su propia madre muy temprano y no aprendió las sabias lecciones de mamá sobre cuidado de gatitos recién nacidos. Por esto los ve como gatos que invaden su territorio y decide eliminarlos o abandonarlos y encontrar un nuevo lugar.

• El gatito está enfermo: Luego de que nacen los gatitos, la mamá gata los inspecciona detenidamente. Utilizando su espectacular sentido del olfato puede encontrar cuál padece síntomas que no le permitirá llegar a gato adulto o lo que es peor, enfermar al resto de la camada. Es por esto que antes de poner en peligro la salud del resto de los gatitos, la mamá decide eliminar al más débil. La naturaleza en su máxima expresión.

• La mamá gata está enferma: Puede ocurrir totalmente lo opuesto.

La mamá es la que está enferma y prefiere abandonar sus gatitos para darles (según su instinto gatuno) una mejor oportunidad de vida.

Cómo puedes ayudar: La naturaleza tiene sus reglas, pero no quiere decir que tú no puedas ayudar. El cómo lograrlo va a depender de tu relación con la gata. Si es realenga o de la calle es más difícil, pero si la minina es tuya tienes mitad del camino gano.

• Si la gata vive contigo:
• En el caso de que la gata no sepa cómo alimentar los gatitos, ayúdala colocándolos en su vientre hasta que encuentren la teta para mamar.
• Si abandona un gatito en particular: La madre sabe mejor que tú que ese gatito no va a sobrevivir. Pero si quieres intentarlo, búscale ayuda médica. Una visita temprana al veterinario le puede salvar la vida.

• Si la gata vive en la calle:
• Ayudar a una gata realenga puede ser peligroso. Al no conocerte tratará de atacarte para proteger sus gatitos. Ve con cuidado y mantén distancia. No quieres que se asuste y mueva los gatitos del área. Déjale comida cerca. NO te acerques mucho. Ella te irá conociendo poco a poco. Si no puedes ayudar a salvar todos los gatos al menos la mantienes alimentada para que pueda darle leche al resto.
• Si encuentras un gatito (o una camada) abandonado (a): NO asumas que su madre no está cerca. Quizás está cazando. Pero si pasa el tiempo y sigues escuchando los gatitos llorar, lo más probable es que su madre los ha dejado.

Adoptar gatitos bebés conlleva una gran responsabilidad y es algo que quizás no piensas al traer los bebés a casa. Analiza la situación y decide si de verdad tienes el tiempo y los recursos para ayudarlos a sobrevivir.

Un gatito bebé come cada 2 ó 3 horas durante sus primeras semanas de vida, ¿estás preparado para eso?. Si piensas que no vas a poder, llévalos al refugio. Allí tienen personal que los atenderá 24 horas al día. Gatitos pequeños tienen mayores posibilidades de ser adoptados.

No te sientas mal por abandonarlos. La realidad es que los estás ayudando a vivir.