Magnesio, suplemento para el cuerpo y la mente

elemento químico magnesio
magnesio. Foto © [Science Pictures Co / Getty Images]

Aun en una dieta balanceada, la insuficiencia de magnesio es común en los seres humanos, estimándose en la mitad de las personas en Estados Unidos. Y sin embargo, el magnesio es el cuarto micronutriente más abundante en el organismo, y con importantes efectos tanto en la salud del cerebro como de todo el cuerpo.

Se calcula que el magnesio interviene en unas 600 reacciones del cuerpo, por lo que resulta casi imposible determinar para qué sirve.

Unas de las más reconocidas y más importantes funciones incluyen:

  • El cuerpo utiliza el magnesio para extraer energía de los alimentos.
  • Las proteínas humanas se elaboran a partir de aminoácidos esenciales, y de magnesio. Es importante señalar que la proteína que ingerimos, tanto vegetal como animal, debe descomponerse en aminoácidos para luego ser reconstruida. En cambio, comer aminoácidos, como los presentes en el amaranto y la quinua, permite elaborar aminoácidos directamente, sin tener que descomponer la proteína.
  • El magnesio participa en la creación y reparación del material celular genético: tanto el ADN como el ARN.
  • Está involucrado en la actividad muscular, tanto en los procesos físico-químicos de la contracción como de la relajación muscular.
  • Una de las funciones más interesantes del magnesio es cómo ayuda a regular los neurotransmisores, garantizando el buen funcionamiento de nuestro sistema nervioso, de nuestro sistema hormonal y del sistema inmune.
  • El magnesio es importante en la absorción y el funcionamiento del calcio. Esto se debe a la incapacidad de producir una hormona paratiroidal. La relación entre magnesio y calcio está claramente establecida cuando consideramos que el 60 por ciento del magnesio en nuestro cuerpo está en los huesos. —El magnesio es, entonces, parte fundamental de una dieta para huesos sanos—
  • Muchas de las funciones del magnesio están involucradas con el buen funcionamiento del sistema digestivo. Diversas patologías se han registrado de sintomatología digestiva en personas con deficiencia de este mineral.
  • En el tratamiento de dolores de cabeza, el magnesio ha dado resultados prometedores, tanto en la intensidad de las crisis vía intravenosa, como en la reducción de las mías al suplementarlo vía oral.
  • También asociada con el magnesio, la depresión podría ser un síntoma de insuficiencia de este mineral en la dieta. Acaso por eso alimentos ricos en magnesio, como el chocolate, ayuden a combatirla.
  • El magnesio es necesario para muchas de las actividades de la vitamina D, y deficiencias de magnesio se han detectado en enfermedades crónicas asociadas con deficiencia de esta vitamina, como enfermedades cardiovasculares, diabetes, síndrome metabólico y problemas óseos.
  • Según estudios, el magnesio mejora el rendimiento físico de atletas, en parte por su dinámica en el funcionamiento de los músculos; pero también se comprobó que reduce los niveles de insulina y la producción de hormonas suprarrenales, asociadas con el estrés.
  • El magnesio, debido a su importancia en los procesos hormonales, es un complemento para el tratamiento de muchos de los síntomas del Síndrome Pre Menstrual, como inflamación y dolor de busto.

    El magnesio lo encontramos en una variedad de semillas, nueces y legumbres. Estos alimentos, además, aportan energía y poseen un bajo índice glucémico, por lo que son ideales para consumir entre comidas y para aumentar el rendimiento físico y mental.

    El magnesio, además, se encuentra presente en el chocolate, el coco, la avena, las espinacas y los plátanos. Aunque en ocasiones el doctor o nutricionista puede recomendar un suplemento con magnesio adicional a la dieta, hay fuerte evidencia de que el magnesio y sus beneficios se presentan mejor cuando este micronutriente se adquiere en la sinergia de nutrientes presente en verduras, nueces y legumbres.

    Estos alimentos, además, tienen otros beneficios importantes para la salud, como reducir la inflamación, el colesterol o ayudar a controlar los niveles de insulina.

    Si bien el reconocimiento del impacto del magnesio en la salud es todavía parte del estudio científico, estamos muy lejos de tener la capacidad para reconocer el impacto que tiene la interacción de los distintos nutrientes presentes en un vegetal —además de la fibra, el agua, los carbohidratos...—. Lo que está claro, es que a mayor cantidad de nutrientes, mayores son los beneficios.