Maderas para ahumar el asado o comida a la parrilla

El humo impregna la carne con su sabor.
Usar maderas aromáticas en parrillas a gas o a carbón es una gran manera de sazonar su carne asada. (c) Luz Marambio

Para lograr un buen asado o comida a la parrilla hay que manejar muchos elementos entre ellos: la carne, el tipo de corte, saber si es mejor marinar o no el trozo elegido, los tiempos de cocción necesarios, cuál es el mejor momento para sacar la carne de la parrilla, el fuego y ver si le podemos dar sabor y olor extra a nuestras preparaciones al usar chips o pedazos de madera. 

Esto se hace normalmente cuando cocinas en asador de gas o le quieres dar un toque extra al cocinar con carbón.

Es muy sencillo y cero complicado ya que ahora encuentras con facilidad en cualquier supermercado bolsas de chips o trozos pequeños de madera que colocas en tu asador. Estos empiezan a humear y le dan un sabor y olor delicioso a la carne, vegetales, pollo o lo que estés cocinado. Aquí te explico unos cuantos que puedes encontrar. 

Tipos de maderas más populares:

  • Madera de manzano deja un sabor dulce y suave, es buena para asar cerdo, pavo y pollo.
  • Madera de guindo, que también deja en la carne un sabor ligeramente dulce es muy buena para ahumar cerdo, pollo o pescado y también para el vacuno.
  • El mesquite, mezquite o algarrobo es excelente para ahumar vacuno, pollo y pescados oleosos como el salmón. El mesquite, que es la madera favorita a la hora de ahumar los famosos asados texanos, tiene un sabor fuerte por lo que queda mejor para cortes que no se tienen que ahumar o asar por periodos muy largos.
  • Hickory o nogal americano tiene un sabor fuerte y envolvente que queda muy bien con vacuno o pollo. Tenga cuidado si elige esta madera porque el sabor puede ser un poco invasivo. Hay gente que la mezcla con otras especies (con manzano, por ejemplo) para lograr un efecto más moderado y muy sabroso.
  • La madera del pecan o una especie de nogal, acompaña muy bien al vacuno, cerdo y a las presas de caza. Tiene un sabor un poco dulce y con toques de nuez.

    Consejos para impregnar mejor la comida:

    Para que el sabor del humo se impregne en la carne, lo mejor es cubrir la parrilla o cerrar el asador aunque sea por un rato. Si no tiene tapao no le gusta usarla, puede cubrir la carne con papel aluminio.