Los verbos irregulares en español

Concepto y ejemplos

Atardecer

Manuel Breva Colmeiro/Getty Images

Los verbos irregulares son aquellos que, al conjugarse, no siguen el modelo de conjugación verbal de amar, temer o partir. 

Dichos verbos nunca modifican su raíz en ninguno de los tiempos, modos, personas en los que puedan estar conjugados.

¿Cuándo se considera a un verbo como irregular?

Un verbo es irregular porque al conjugarse en algunos de sus tiempos y modos, el mismo sufre una modificación en su raíz.


Un ejemplo sería el verbo caber.
El mismo, al ser conjugado en el presente del modo subjuntivo, su raíz ca queda alterada ya que se conjuga como quepa.

Ejemplos de verbos irregulares

A continuación, se presenta una amplia de ejemplos de este tipo de verbos. Primero se muestra el infinitivo, luego la conjugación en el tiempo presente del modo indicativo.

  • pensar - pienso, pensamos
  • perder - pierdo, perdemos
  • calentar - caliento
  • comenzar - comienzo
  • sentir - siento
  • soñar - sueño
  • acostar - acuesto
  • probar - pruebo
  • mover - muevo
  • encontrar - encuentro
  • competir - compito
  • pedir - pido
  • medir - mido
  • servir - sirvo, servimos
  • ser - soy, somos
  • seguir - sigo
  • vestir - visto
  • complacer - complazco
  • carecer - carezco
  • engrandecer - engrandezco
  • apetecer - apetezco
  • enriquecer - enriquezco
  • incluir - incluyo
  • distribuir - distribuyo
  • destruir - destruyo
  • atribuir - atribuyo
  • excluir - excluyo
  • conducir - conduje
  • seducir - seduje
  • introducir - introduje
  • deducir - deduje
  • reducir - reduje

Tipos de verbos irregulares.

La clasificación se realiza en función de la forma en que la raíz del verbo se modifica:

Verbos con irregularidades vocálicas

Se llaman así porque la modificación que sufre el verbo en su raíz se caracteriza por estar formado por vocales, las cuales a su vez pueden o no ser diptongos.


Pueden darse de la siguiente manera:
la terminación es átona;
la terminación es tónica y empieza con a, e, o o un diptongo.

Ejemplos:

  • contar - cuento
  • fregar - friego
  • gobernar - gobierno
  • perder - pierdo
  • pensar - pienso

Verbos irregularidades consonánticas

Este tipo de verbo irregular añade una o más consonantes a su conjugación, o bien se sustituye una consonante por otra. En el lenguaje técnico gramatical este cambio es conocido como fenómeno de epéntesis.

Ejemplos:

  • decir - digo
  • hacer - haga

Los verbos de este tipo tienen el rasgo común de terminar, en la mayoría de los casos, en ecer, ducir y aer.

Verbos que terminan en ecer:

  • atardecer - atardezca
  • enloquecer - enloquezco
  • enriquecer - enriquezco
  • enmohecer - enmohezco
  • anochecer - anochezca

Verbos que terminan en ducir:

  • traducir - traduzco
  • introducir - introduzco
  • deducir - deduzca
  • reconducir - reconduzco
  • seducir - seduzco

Verbos que terminan en aer.

  • caer - caigo
  • distraer - distraigo.
  • abstraer - abstraigo
  • extraer - extraigo
  • traer - traigo

Verbos con irregularidades mixtas

Son aquellos verbos que presentan tanto una irregularidad consonántica como vocálica.

Ejemplo:

  • decir - digo.

Se le añade una vocal y al mismo tiempo, una nueva consonante que modifica la raíz.

Los verbos con raíces supletivas

Los verbos con raíces supletivas son aquellos que presentan dos o más raíces.

Ejemplos:

  • ir - iré.
  • ser - somos, fuimos.

Los verbos defectivos

Son aquellos verbos que poseen una conjugación incompleta.
Es decir, no se conjugan en algunos tiempos y personas. Los verbos defectivos también son verbos irregulares.

Ejemplo:

  • llover - llueve

Los verbos defectivos solo se conjugan en la tercera persona del singular.