Los siete chakra principales

Los chakras son los centros energéticos que reciben, asimilan y transmiten fuerzas vitales. Su nombre viene de la palabra en sánscrito cakra (pronunciado chakra, o chacra), que quiere decir "rueda". Cada uno de ellos regula elementos específicos de nuestra salud física y de nuestro bienestar mental y espiritual. Además, se puede decir que son unos puntos de energía desde donde se manifiesta la conciencia en diferentes niveles. Todos los chakras son importantes para nuestro bienestar, para el desarrollo de nuestro potencial humano, y para nuestra evolución espiritual. 

Las fuerzas que regulan los chakras van desde la más densa (la tierra), hasta la más sutil (la conciencia pura). Estas ruedas energéticas están dispuestas de abajo hacia arriba, comenzando por la base de la columna vertebral y hasta la corona de la cabeza. Los primeros chakras, de abajo hacia arriba, están asociados con nuestro ser físico e individual. El cuarto chakra funciona como un puente que conecta las dos dimensiones y los tres superiores se asocian a nuestro ser metafísico y universal, donde nos trascendemos. 

primer chakra
El primer chakra es la raíz del sistema físico y energético. PaCondryx/ Getty Images

Asociado con el color rojo y con el elemento tierra, el primero de los centros energéticos que identifica la anatomía del yoga se relaciona con nuestra seguridad y supervivencia. Está ubicado en la base de la columna vertebral y se puede decir que es nuestra raíz, aquello que nos da arraigo física y emocionalmente. Es la energía que nos da la capacidad de satisfacer nuestras básicas, nos provee de una estabilidad en la vida, además de una seguridad emocional primordiales. La estabilidad material y mental nos da fuerza y sosiego. Es el chakra que se relaciona con la salud en general, el intestino, las piernas, los pies y la base de la columna. El primer chakra nos conecta con nuestro cuerpo físico y con todas las formas materiales de la existencia.  Sigue leyendo »

Segundo chakra
El segundo chakra regula nuestra sensibilidad y nuestras relaciones. PaCondryx/Getty Images

El segundo chakra vibra en color naranja y gobierna la dulzura de la vida. Es la rueda energética que se asocia con cualidades como el placer, la sensibilidad, el movimiento, la sexualidad y procreación. Su elemento es el agua y, por ello, nos permite fluir con las circunstancias y adaptarnos a los cambios. En el cuerpo, está relacionado con las caderas y los genitales, los órganos reproductivos, los riñones y la vejiga. Cuando Svadisthana chakra está abierto y en equilibrio nos aporta expansión, receptividad, conexión con los demás y una manifestación saludable con las emociones. Nos da una apertura hacia las experiencias de la vida, nos abre al asombro y al disfrute de las experiencias sensoriales. El segundo se concibe como el chakra de las polaridades que se complementan. Sigue leyendo »

manipura
Manipura chakra es el centro energético del poder personal y externo. PaCondryx/ Getty Images

Este chakra está asociado con el color amarillo y está ubicado en el plexo solar. Sus funciones se relacionan con el poder, voluntad, y alegría. Su elemento es el fuego. Gobierna el sistema digestivo y simbólicamente, el fuego interior de cada uno, ya sea la claridad en el camino, la ira o capacidad de transformación.  El tercer chakra tiene que ver con el poder personal. Se refleja en asumir la propia vida, en la capacidad de acción y autoafirmación ante el mundo. Es el centro energético relacionado con la confianza en uno mismo y la autoestima. Esta pulsión nos ayuda en la toma de decisiones y el enfrentarse a los riesgos, a establecer límites y necesidades ante nosotros mismos y los demás, y nos da voluntad de logro. Tiene que ver con los principios sobre los que decidimos vivir. Sigue leyendo »

anahata
Anahata es representado por un loto de color verde y corresponde al elemento aire. PaCondryx/ Getty Images

El chakra del corazón, Anahata, es nuestro centro espiritual. Representa el equilibrio, la unión, la sanación y el amor. Actúa como un punto de conexión entre el mundo físico, al cual pertenecen los tres primeros chakras y la dimensión espiritual, al cual están ligados los tres siguientes. Es el primer chakra que trasciende el ego. Su sentido es el tacto, su elemento es el aire y en el cuerpo gobierna la salud de las vías respiratorias. Está localizado en el corazón y abarca la parte superior del pecho. De color verde o rosado, nos empodera y revitaliza con la fuerza del amor: la compasión, la integración con todo lo que se manifiesta en el mundo como energía divina, la armonía, el perdón, el amor de familia, la amistad, el amor hacia nosotros. El aire nos da vida y tiene la cualidad de la expansión y la libertad.  Sigue leyendo »

quinto chakra
El chakra de la garganta nos permite expresarnos y estar sintonizados con nuestra voz interior. PaCondryx/ Getty Images

El quinto chakra está relacionado con la comunicación, el sonido y la creatividad. Tiene una vibración azul turquesa y su elemento es el éter. Está ubicado en la garganta, y en el cuerpo se relaciona con el cuello, la garganta, la mandíbula y los dientes. Como es el centro energético de la creatividad y la comunicación, su energía se activa con la escritura, el canto, el expresarse con claridad y saber escuchar. También se asocia con el sonido, con el poder de la palabra para activar la conciencia, y con el poder sanador de las vibraciones, de donde se origina la energía de todo lo que se manifiesta. Es el primero de los chakras superiores y su nombre viene de la palabra "purificación" porque nos ayuda a encontrar y a expresar nuestra voz interior. Este centro de energía abre nuestro camino hacia la conciencia universal.  Sigue leyendo »

sexto chakra
Ajna chakra es también llamado tercer ojo. Nos conecta con una visión extrasensorial. PaCondryx/Getty Images

El sexto chakra es de color índigo y su elemento es la luz. Este centro energético está localizado en aquel punto que en la tradición india se define como el “tercer ojo”, justo entre los dos ojos. El tercer ojo se concibe como el contacto con otros niveles de conciencia y con la visión que trasciende la materia. Algunas de sus cualidades son la intuición, la visualización, la imaginación y clarividencia. Físicamente su energía se conecta con la vista, la cabeza, y sus cualidades mentales afectan la memoria y la capacidad de concentración. La fuerza del ajna chakra es la intuición, nuestra capacidad de conectarnos con el espíritu y la sabiduría universal. Propios de esta rueda energética son la imaginación, la creación artística, los sueños y el poder de las visualizaciones.  Sigue leyendo »

séptimo chakra sahasrara
El séptimo chakra nos da orientación mística y nos da una sensación de integración con algo más grande. PaCondryx/Getty Images

El séptimo es el chakra de la conciencia pura. Es en centro de la trascendencia, el pensamiento y el entendimiento. Por lo general se asocia con el color violeta, aunque su energía es también de color blanco: la más alta vibración y aquella que abarca todos los colores existentes. Está ubicado en la corona, y representa la espiritualidad. Su elemento es el pensamiento, por lo que contiene el poder de la mente, el intelecto y gobierna nuestro sistema de creencias. En el cuerpo, su vibración se manifiesta en los huesos y la piel. Sahasrara chakra nos conecta con la inteligencia cósmica y nos da claridad y sentido en la vida. El séptimo chakra nos sintoniza con la gracia de nuestro ser verdadero y nos abre a la devoción. Se representa como una flor de loto de cien pétalos, como un símbolo de la iluminación.  Sigue leyendo »