Los programas espaciales durante la guerra fría

Mercury, Voskhod y Géminis, tres programas espaciales pioneros

Tras el desafío de Kennedy, la carrera espacial se convirtió en una carrera por alcanzar la Luna. Tras los éxitos conseguidos por los programas Sputnik y Vostok, la Unión Soviética respondió poniendo en marcha primero el programa Voskhod (Amanecer) y luego el Soyuz.

El programa espacial de Estados Unidos

Por su parte, Estados Unidos enfocó sus energías tecnológicas al desafío lunar. Al proyecto Mercury le siguieron el programa Géminis y por último el Apolo, que pondría un hombre en la Luna.

Sobre los programas Sputnik y Vostok puedes leer los siguientes artículos

Los programas Soyuz y Apolo tendrán cabida en otra entrada.

01
de 03

El programa Voskhod

leonov++.jpg
Recreación de la primera caminata espacial, pintada por el propio Alekséi Leónov y expuesta junto con parte de su obra pictórica en el Museo Vrubel de Omsk en 2011. Alekséi Leónov

El 12 de octubre de 1964 se lanzó la Voskhod 1 con tres astronautas, sin trajes espaciales por la falta de espacio. La URSS mantenía graves riesgos en aras de la victoria espacial.

Con la Voskhod 2, el 18 de marzo de 1965, se consiguió que Alexsei Leonov realizara su primer paseo espacial de 10 minutos, aunque encontró muchas dificultades al incorporarse a la esclusa de la nave porque su traje espacial se había hinchado.

Con el programa Voskhod (o Vosjod, "Amanecer" en ruso) se cubrieron varios objetivos:

  • comportamiento de la nave con varios tripulantes a bordo, un médico entre ellos
  • movilidad de los humanos en el espacio exterior con el primer paseo espacial
  • se comprobó que era posible viajar al espacio sin trajes espaciales
  • se consiguió la órbita más alta, 495 km.
02
de 03

El proyecto Mercury

glenn-2.jpg
Histórica imagen del astronauta John H. Glenn, el 20 de febrero de 1962, a punto de convertirse en el primer estadounidense en orbitar la Tierra, tomada por una cámara a bordo de la nave espacial Mercury 6. NASA

El primer programa orbital americano tripulado fue llamado Mercury. Duró 4 años y 8 meses desde 1958 hasta 1963. Se consiguieron los objetivos previstos: poner en órbita al primer estadounidense y hacerlo regresar con la cápsula.

No fue un proyecto muy afortunado. De los 5 vuelos suborbitales, dos acabaron en fracaso, además de otros dos que se anularon. Sí tuvieron éxito los vuelos orbitales que consiguieron el 20 de febrero poner en órbita a John Glenn, aunque dos años más tarde de lo previsto.

03
de 03

El programa Géminis

gemini.jpg
Recreación de una cápsula Geminis en 1965. James Vaughan / Licencia Creative Commons

El deficitario Mercury tuvo que dejar paso a un programa de mayor envergadura con la pretensión de situar a dos astronautas en el espacio. Se denominó Géminis y su recorrido fue corto, pero intenso. Su objetivo: probar que una tripulación podía estar en el espacio el tiempo suficiente para llegar a la Luna y regresar.

Por su parte, el proyecto Géminis anunciado en enero de 1962 sirvió a la NASA para preparar su expedición a la Luna. Géminis se desarrolló con naves para dos personas con numerosas mejoras de ingeniería respecto a las Mercury. Para su impulso se utilizó como lanzadera un misil Titán II modificado.

Entre marzo de 1965 y noviembre de 1966 se lanzaron 10 misiones tripuladas Géminis que permitieron ensayar:

  • vuelos espaciales con dos tripulantes de hasta dos semanas
  • probar las técnicas de maniobra en alineación y acoplamiento de naves en órbita
  • practicar la actividad EVA (extra vehicular). Más de dos meses después que los rusos, el 3 de junio de 1965, fue el astronauta de la NASA, Edward White II, quien caminó por el espacio durante 22 minutos, dejándonos unas imágenes que hicieron soñar al mundo
  • se consiguió el mayor tiempo en órbita (13 días y 18 horas)
  • se investigó por primera vez con la gravedad artificial en órbita (Géminis 11)
  • por primera vez se realizó una formación de dos vehículos en órbita unidos por un cable (Géminis 10).