Los principales peligros para la salud para los hispanos en Estados Unidos

Causas de muerte entre los hispanos. Getty Images

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos, conocidos como los CDC, son la principal autoridad sanitaria del país y recientemente ha comenzado a enfocar su atención en la salud de los hispanos. No es casualidad, los latinos son la población minoritaria más grande del país --1 de cada 6 habitantes son latinos-- y en promedio es 15 años más joven que la mayoría anglosajona.

Además, los peligros para la salud difieren mucho del resto, algo que ha provocado innumerables investigaciones, de lo que los especialistas llaman la paradoja hispana.

En mayo de 2015, los CDC publicaron una especie de radiografía de cuáles son los principales riesgos que amenazan la salud de los hispanos, en su publicación Vital Signs. El panorama es interesante y la posibilidad de prevención muy alentadora.

Causas de muerte diferentes

Las enfermedades cardiovasculares y cáncer son las dos principales causas de muerte entre los latinos, tanto así que dos de cada cinco fallecimientos son por estos males. El promedio es similar al de la población anglosajona.

Sin embargo, las estadísticas de muertes entre los hispanos muestran que, con tres excepciones, los latinos no mueren mayoritariamente por los mismos problemas que los estadounidenses de origen europeo. La diabetes y enfermedades crónicas del hígado y de los riñones son causas de muerte comúnes entre los latinos.

Las diferencias en la salud hispana también se notan dependiendo del país de orígen de los hispanos o si nacieron fuera o dentro de Estados Unidos.

La Sociedad Estadounidense de Cáncer indicó que uno de cada dos hispanos, y uno de cada tres mujeres latinas, serán diagnosticados con cáncer a lo largo de su vida.

Asimismo, la probabilidad de morir por esta razón será de una por cada cinco en los hombres, y de uno de cada seis en las mujeres. En términos generales el cáncer cobra la vida del 21 por ciento de los latinos.

La salud hispana en números

Entre los latinos hay unn 35 % menos casos de enfermedades cardiacas y 49 % menos de cáncer, que entre los anglo. En general, una tasa de mortalidad más baja, pero una tasa de mortalidad cerca del 50 % más alta por la diabetes.

También hay un 24 % de casos de presión arterial alta más mal controlada, 23 % más casos de obesidad y un 28 % menos de pruebas de detección del cáncer colorrectal realizadas.

Los mexicanos y los puertorriqueños tiene cerca del doble de probabilidad de morir de diabetes que las personas de raza blanca. Los mexicanos también tienen casi el doble de probabilidad de morir de enfermedad del hígado crónica y de cirrosis que los de raza blanca.

El tabaquismo entre los hispanos en general (14 %) es menos común que entre las personas de raza blanca (24 %), pero es alto entre los hombres puertorriqueños (26 %) y los hombres cubanos (22 %).

Tendencias en prevención y control

La realización de pruebas de detección del cáncer colorrectal varía entre los hispanos de 50 a 75 años.

Cerca del 40 % de los cubanos se hace pruebas de detección (29 % de los hombres y 49 % de las mujeres). Cerca del 58 % de los puertorriqueños se hace pruebas de detección (54 % de los hombres y 61 % de las mujeres).

Los hispanos tienen casi la misma probabilidad que los de raza blanca de tener la presión arterial alta. Pero las mujeres hispanas con presión arterial alta tienen el doble de probabilidad que los hombres hispanos de tenerla controlada.

El que los hispanos hayan nacido o no en los EE. UU. tiene un gran efecto. Los cánceres relacionados con las infecciones (cuello uterino, estómago, hígado) son más comunes entre los hispanos nacidos en otros países.

En comparación con los hispanos nacidos en los EE. UU., los hispanos nacidos en el extranjero tienen casi la mitad de enfermedades cardiacas, 48 % menos cáncer, 29 % menos presión arterial alta y 45 % más colesterol total alto.

El principal problema es económico

La falta de seguros médicos y otras barreras como no entender bien el inglés y el miedo a su situación migratoria previenen que los hispanos reciban un óptimo servicio para evitar muertes. Datos oficiales muestran que aproximadamente que 48 millones de estadounidenses carecían de un seguro en el 2012, y en el caso de los latinos, uno de cada tres no contaban con uno.