Los mejores procesadores de tablets

Conoce sus detalles

procesadores tablets
Procesador Qualcomm. melenita2012-Flickr

El procesador es el cerebro que guarda todo dispositivo electrónico en su interior, sea un ordenador, un smartphone o una tablet. La relevancia de este radica en que es el ejecutor del sistema operativo, entre muchas accinoes que están a su cargo.

Aunque en el mercado existen diversas marcas de procesadores, estas utilizan alguna de las siguientes arquitecturas: la X86, más compleja y similar a la de los ordenadores de escritorio tradicionales.

Está indicada par aquellos usuarios que necesitan mantener una buena productividad, que requieren de aplicaciones completas, como por ejemplo Windows; tal es el caso de las tablets Surface Pro de Microsoft, capaces de ejecutar una versión completa de Windows. .

Otra arquitectura es la ARM, más sencilla y diseñada para hacer que un equipo sea más eficiente, con similares prestaciones pero utilizando menos batería y aumentando la autonomía del dispositivo, que en el caso de las tablets es un punto positivo. Es la que usan los dispositivos con sistema operativo Android.

A su vez, Apple emplea para sus iPads,  y  iPadAir iPad mini sus propios procesadores, que denomina A8X para los modelos del iPad Air2, y que son una arquitectura de 64 bits, de la empresa ARM especialmente diseñada para la marca de la manzana.

Es conveniente anotar que varias marcas adoptan la arquitectura ARM, en lo que es el núcleo del procesador, siendo los demás elementos propios de la marca, y esto es lo que hace la diferencia en términos de calidad y precio.

Así, Qmualcom, con su gama Snapdragon, que lleva ya varias generaciones, suele considerarse como de mucha mejor calidad que MediaTek, que son de gama baja aunque iniciaron una gama media en 2015. Para mantener la velocidad, los procesadores de bajo coste consumen más energía y funcionan a temperaturas más elevadas, pero gracias a estos se ha podido abaratar los precios de las tablets Android.

También de gama alta, al igual que Qualcomm están los procesadores Tegra de la empresa Nvidia; Intel (que fue el último en sumarse en la fabricación de procesadores para tablets), compite actualmente con la familia de procesadores Intel Atom X e Intel Core M. Además de fabricar también procesadores con X86.

Luego de que hemos hablado de las tres arquitecturas, un elemento importante para valorar cualquier procesador es su rendimiento, medido en Gigahercios (GHz), o cantidad de operaciones que puede hacer por segundos. Así, por ejemplo, un procesador a 2.0 GHz irá más rápido que uno a 1.2 GHz.

También es relevante el número de núcleos que lo componen. Los hay de dos núcleos (dual core), de cuatro (cuad core) y más recientemente de hasta ocho (octa core) y se han anunciado los de diez. En principio, esto permite que el dispositivo realice varias operaciones al mismo tiempo, lo que le da mayor rapidez y evita bloqueos. No obstante, para que esto suceda, las aplicaciones tienen que estar diseñadas para correr en varios núcleos. En el caso de procesadores con cuatro núcleos o más, la idea ya no es que sean más rápidos, sino que ahorren energía, aumentando la autonomía del equipo. En consecuencia, para saber si realmente nos conviene una tablet con procesador de cuatro o de ocho núcleos, debemos revisar cuál es la duración de su batería.

Una de cuatro núcleos cuya carga de la batería dure más será más conveniente que una de ocho núcleos con una autonomía de energía menor.