Los mejores consejos para usar Google Drive

Obtén lo mejor de este servicio en la nube

Los mejores consejos para usar Google Drive
Los mejores consejos para usar Google Drive. © Pexels

¿Sabías que no es necesario que guardes todos tus archivos importantes en tu computadora? Gracias a la aparición de servicios “en la nube” es posible guardar en ellos todos esos documentos esenciales para tu vida personal y tu trabajo. De esta manera evitar pasar malos momentos cuando tu computadora deja de funcionar o has extraviado aquél disco duro portatil o memoria Flash donde habías guardado tus mejores fotos, listas de contactos o documentos tan valiosos como una tesis de grado.


Uno de los servicios más populares de este tipo es el creado por la misma empresa detrás de Gmail y YouTube, y para que puedas aprovecharlo al máximo aquí te cuento cuáles son mis mejores consejos para usar Google Drive.

 

  1. Guarda ahí todos los archivos que te llegan en Gmail
    Seguramente en más de una ocasión tus amigos y familiares te han enviado fotos, documentos y otro tipo de cosas vía email. ¿Dónde has guardado todas esas cosas? Si tu respuesta es que aún están en tu email entonces te recomiendo que las empieces a guardar en Google Drive. No solo te será más fáciles encontrarlas después sino que también podrás archivarlas en carpetas que hayas creado para tales efectos. Así podrás tener carpetas para fotos, documentos, archivos PDF, tareas y todas esas cosas que se te ocurran.

  2. Adquiere espacio extra
    Google Drive te entrega un espacio de 15 GB gratuito para almacenar todas las cosas que se te ocurran. Sin embargo, debes considerar que este espacio es compartido con tu cuenta en Gmail. De esta manera, si tu cuenta de correo está llena de archivos adjuntos de gran tamaño, como fotos y videos, y además comienzas a usar Google Drive para guardar otro tipo de cosas, muy pronto te podrías ver enfrentado a la falta de espacio.
    Personalmente, considero que sus planes de pago son muy accesibles y económicos. Por apenas 2 dólares al mes puedes acceder a 100 GB de espacio, los que sin duda te servirán para usar Google Drive como un respaldo para cosas extremadamente importantes. Y si bien existen otros planes con costos superiores, y obviamente mayor capacidad, te aseguro que esos 100 GB serán más que suficientes para tus necesidades personales.

  1. Intégralo con otros sitios y herramientas
    Luego de asegurarte de que contarás con el espacio necesario en tu cuenta de Google Drive, puedes empezar a guardar ahí documentos y otras cosas de manera automática. La manera más sencilla de hacer esto –y una de las más interesantes– es integrando tu cuenta con la gran variedad de aplicaciones existentes en IFTTT.
    En esta plataforma podrás encontrar diferentes canales o aplicaciones que se conectarán con Google Drive para sacarle más partido a ambas. Así, podrías por ejemplo guardar de manera automática en Google Drive todos esos tweets que marcas como favoritos en Twitter. O podrías copiar en Google Drive todas esas fotos que subes a Facebook. También podrías crear documentos detallando todas las canciones que vas guardando en Spotify. Las opciones son muchas, sin embargo el punto esencial es que puedes hacer que todo esto se ejecute por sí solo. Tu luego solo deberás ir a Google Drive para revisar que esos archivos sean los indicados.

  1. Crea documentos, planillas de cálculo y presentaciones de manera gratuita
    ¿Sabías que Google Drive te permite crear ese tipo de documentos, y que además ellos no te quitan espacio en tu cuenta? La próxima vez que tengas que crear un documento para tu escuela o tu trabajo, dale una mirada a la poderosa herramienta para crear documentos de texto a la que puedes acceder desde Google Drive. Verás que es tan fácil de usar como Microsof Word. Además, podrás compartir este archivo en la nube para que otros lo vean y puedan darte sus comentarios acerca de él. Y puedes crear tantos como quieras, ya que Google no le quitará espacio a tu cuenta, sin importar qué largos sean. Lo mismo ocurrirá con esas presentaciones o planillas de cálculo que crees.

  2. Descarga la aplicación de escritorio de Google Drive
    La manera más sencilla de acceder a todas estas cosas que guardas en Google Drive será instalando en tu computadora la extensión que replicará el contenido que tengas en este servicio y creará una carpeta especial para ello. Esto significa que todo aquello que guardes en tu carpeta local de Google Drive (es decir, en tu computadora) se subirá de manera automática a tu cuenta y quedará organizada de la misma manera, con el mismo nombre y dentro de la misma carpeta donde la hayas creado. Así no tendrás que estar subiendo y bajando archivos todo el tiempo y evitarás la duplicación de los mismos.

    Espero que con estos consejos comiences a sacarle mayor partido a tu cuenta en Google Drive. Si su servicio aún no te convence, o deseas compararlo con otras alternativas, te invito entonces a que revises lo que Dropbox te puede ofrecer.