Los maestros y la educación bilingüe

Cómo se capacita a los maestros para los programas bilingües

maestra en una clase
Getty Images

La doctora Liliana Sánchez, M.A., Ph.D. University of Southern California, profesora asociada de lingüística en el departamento de Español y Portugués de Rutgers, la Universidad del Estado de New Jersey, habló sobre los desafíos y las ventajas de una educación bilingüe. También se refirió a la importancia del rol del maestro en el desarrollo de un entendimiento común y cómo maestros y alumnos deben ver un balance en el uso de las lenguas.

¿Somos una sociedad monolingüe?

Las llamadas lenguas extranjeras muchas veces se hablan en nuestras comunidades, pero que dada la situación general, social y política sólo se hablan en casa. Pero son parte de nuestra comunidad, simplemente tenemos que voltear y mirar al vecino para saber que en su casa se hablan estas lenguas, muchísimas.

No solamente estoy hablando del español. Somos una sociedad multilingüe con una riqueza enorme de lenguas como hebreo, mandarín, italiano, griego, coreano, vietnamita, lituano, ruso, ucraniano. Es difícil pensar en una lengua que no esté representada en los Estados Unidos y que no tenga una comunidad de hablantes. Estas lenguas son denominadas minoritarias.

Realmente es muy revelador el hecho de que la sociedad se piense a sí misma como monolingüe. Esto habla de una separación entre la realidad y cómo se percibe la realidad. Muchos hablantes de las lenguas minoritarias y que están relegadas al hogar están interesándose en la educación y buscan una formación más compleja y más seria.

La tarea del maestro en la educación bilingüe dual

Para un programa de educación bilingüe dual es importantísimo que un maestro no sólo sea hablante nativo. Tiene que poder hacer actividades en ciencias naturales, en matemáticas, para aspectos culturales, para literatura, para hablar de tradiciones culturales variadas, para discutir sobre anatomía básica, o higiene, que son conceptos que se necesitan a nivel de la escuela primaria.

También debe despertar en los estudiantes la curiosidad, que probablemente se puede hacer inicialmente con un juego, pero hay terminologías asociadas que puedes ir introduciendo tanto en ambas lenguas.

¿Cuál será la primera generación de maestros que son hablantes de la lengua y que han nacido en el país, que está tratando de empezar una política de educación multilingüe, una política de educación basada en programas de educación dual, participativa, inclusiva de todo el mundo?

Bueno, será la generación que haya recibido la educación dual antes, porque si no estamos pidiéndole a una persona que es hablante nativa que adquiera todo un volumen de conocimientos que sólo ha recibido en la lengua mayoritaria.

La diferencia entre un maestro de lenguas y un maestro de programas bilingües duales

Muchos maestros dirán que hablan español, pero toda su educación la recibieron en inglés. Se preguntan ¿cómo voy a poder impartir toda esta educación, todo este bagaje educativo, cultural y de aproximación a las ciencias en mi lengua materna cuando mi lengua materna nunca se desarrolló de esa manera?

Muchos graduados de programas de lenguas están ahora entrando en las filas de los maestros de lenguas. Creo que esas personas tienen mucho valor y son realmente importantísimas para el futuro de la educación.

Creo también que esos programas de los cuales se gradúan estos estudiantes, tanto en educación como en departamentos de lengua en las universidades, deben recibir una formación compleja que incluya psicología, aspectos sobre el desarrollo del niño y desarrollo cognitivo.

Interferencias y uso del vocabulario en el uso de dos lenguas

Estos aspectos son necesarios cuando están trabajando o van a trabajar con poblaciones bilingües y para que comprendan que hay fenómenos del proceso de adquisición del lenguaje de niños bilingües que son normales, pero que si son comparados con lo que ocurre con un niño monolingüe entonces son percibidos como problemas de aprendizaje, y en realidad no lo son.

Como parte de un proceso hay ciertos aspectos que son esperables: interferencia, falta de vocabulario, uso de vocabulario de una lengua en la otra.

Eso no quiere decir que el niño no hable bien ninguna de las dos lenguas o que no entienda. Hay momentos en los que el niño preferirá hablar en una lengua y no en la otra, pero si sigue recibiendo estímulo para hablar en aquella lengua en la que momentáneamente no está hablando, terminará hablando en esa lengua.

Estatus social de las lenguas

También es importante que los maestros noten cuál es el estatus social de las lenguas que se están enseñando dentro de su comunidad. Obviamente, si el niño percibe que una de las dos lenguas está asociada al éxito económico, la preferirá.

Los niños son bastante, bastante inteligentes y socialmente tienen una percepción muy aguda y saben que hay una lengua dominante y una que no es dominante. Es función del maestro es mostrar que aquella lengua que se percibe como no dominante tiene un valor, que tiene un lugar en la sociedad, que es algo de lo que hay que estar orgulloso.

Para eso los maestros necesitan saber un poquito sobre cómo es la psicología del niño y cuál es el estatus relativo de cada una de las lenguas con relación a la otra. Los adultos también lo sabemos, necesitamos actuar en contra de nuestros propios prejuicios, por ejemplo, la tendencia entre un grupo de maestros, por muchos que sean bilingües, es que si vamos a hablar de asuntos administrativos y los estudiantes están presentes hablaremos en inglés.

¿Qué mensaje les estamos dando a los niños?

¿Qué mensaje les estamos dando a los niños? Cuando se habla de las cosas “de verdad”, se habla en inglés, el español es para jugar, para hacer actividades simpáticas, etcétera... Pero cuando de verdad la cosa pesa, o es importante, entonces hablamos en la lengua dominante.

No digo que no vayamos a hablar en la lengua dominante, pero si vamos a hablar de cosas importantes, de vez en cuando lo podemos hacer también en la lengua no dominante, y no crea ningún problema. Estos y muchos aspectos de la formación de un maestro están en proceso de ser refinados para alcanzar los objetivos de una educación bilingüe verdadera.

Esto es tambien importante para nuestro legado hispano.