Los ídolos de los adolescentes

1068px-Keira_Knightley_2012.jpg
Paul Bird

La mayoría de padres y madres se escandalizan porque sus hijos adolescentes admiran a personajes que a ellos no les parecen admirables. En general, chicos y chicas fijan su atención en otros jóvenes que tienen tres características en común: son hermosos, ricos y famosos. Esas tres cosas que suelen ir unidas forman para la mayoría de nuestros hijos el sueño ideal.

Pero también esas preferencias de nuestros hijos se pueden aprovechar para enseñarles a crecer de forma saludable.

Trabajo duro. Cuando ellos miran a esos actores, actrices, cantantes, etc… a los que admiran sin medida solo ven a chicos y chicas no mucho mayores que ellos que parecen vivir continuamente de fiesta. Es importante que los adolescentes sepan que eso es solo apariencia, por lo menos en la mayoría de los casos, y siempre lo es en los casos de aquellos que llegan más lejos. En estos casos, esos chicos y chicas han trabajado muy duro para llegar a dónde están. Y lo siguen haciendo. Es cierto que sus profesiones son muy glamurosas pero no dejan de ser también trabajos en los que ellos y ellas deben cumplir. Y es muy importante que nuestros adolescentes entiendan que lo que ellos ven o creen ver de las vidas de esos famosos es solo una apariencial, en teoría feliz, pero no es la realidad.

Aptitudes especiales. También en la mayoría de los casos esos triunfadores tienen unas aptitudes especiales que les han ayudado a llegar a donde están.

Es decir, tienen un talento especial. Como otros lo tienen para otras actividades aunque esas otras actividades no les den la fama y la relevancia pública que tienen sus ídolos. Pero la idea de que todo el mundo podría convertirse en una estrella de la música o de la pantalla es radicalmente falsa, la inmensa mayoría de la gente no puede llegar a ello, de la misma forma que la inmensa mayoría de la gente no va a llegar a ser un científico con categoría suficiente como para ganar un premio Nobel.

Otros modelos. Una vez que los adolescentes y las adolescentes consiguen entender esas dos cuestiones previas y fundamentales es importante que les enseñemos a admirar también a otros modelos. Ayudarles a fijarse en personas excepcionales no por su fortuna o por su belleza o por su fama va a hacer su vida mucho más rica y su futuro mucho más abierto.

Dónde buscar esos modelos. Esos otros modelos podemos encontrarlos en todas las otras profesiones. Si investigamos un poco seguro que daremos incluso con algunos que se ajusten mucho más al perfil de nuestros hijos y que a ellos les puedan servir mucho mejor de ejemplo. Si somos padres o madres de un adolescente al que le interesan los demás y se preocupan por ello podemos buscar entre los líderes de los derechos civiles de todo el mundo: mujeres y hombres que han dedicado sus vidas a que las de los demás fueran mejores. Si somos padres de hijos o hijas conscientes de que pertenecen a otro grupo étnico podemos buscar entre aquellas personas que tienen un origen similar al de nuestros hijos y han logrado metas importantes en sus vidas, dentro de cualquier disciplina. Si somos padres o madres de chicas adolescentes podemos ayudarlas a buscar información sobre mujeres que han sido importantes para los demás no por su belleza o su fortuna, no por dedicarse al espectáculo sino porque han desarrollado actividades profesionales en otros ámbitos y han logrado triunfar.

Hay miles de hombres y mujeres cuyas vidas también pueden servir de ejemplo para nuestros hijos. Pero esos hombres y mujeres reciben mucha menos atención, ayudemos a nuestros hijos e hijas a encontrarlos.