Los elementos de la ofrenda de Día de los Muertos

¿Listo para armar tu altar para festejar a tus difuntos el 1 y 2 de noviembre? Sigue las instrucciones de cómo hacer la base y luego escoge los elementos que deseas colocar sobre ella. Ya que cada estado de la República Mexicana cuenta con sus prácticas muy particulares para esta celebración, no existe un conjunto definitivo "oficial" de componentes que debe llevar una ofrenda. Aquí te presentamos una lista nutrida de elementos tradicionales para que elijas los que tengan más significado para ti.

01
de 12

Veladoras o cirios

Getty Veladoras
Se prende una veladora para cada difunto que se está honrando con la ofrenda. foto (c) Miguel Sobreira / Getty Images

Se utilizan las velas como símbolo del elemento fuego y por su asociación religiosa. Es común incluir una para cada difunto recordado más otra para un alma "olvidada." A veces las veladoras son colocadas en forma de cruz.

02
de 12

Imágenes de los difuntos

Retratos para una ofrenda de Día de Muertos.
Retratos de los seres queridos difuntos. foto (c) Andrew Bret Wallis / Getty Images

La ofrenda se coloca en anticipación a la visita de las almas de nuestros seres queridos ya difuntos, así es que se colocan sobre el altar los retratos de los mismos. Pueden ser fotos sueltas o enmarcadas o inclusive retratos dibujados o pintados

03
de 12

Flores

Flores de cempazúchil
Flores de cempazúcil de venta en un un mercado al aire libre en México. foto (c) Robin Grose

La flor de cempazúchil (también conocida como zempoaxochitl o cempasúchil), de color intenso anaranjado, es la más común en un altar de Muertos. Tanto su belleza como su olor atraen a las almas de los difuntos hacia la ofrenda. Muchas veces las flores se colocan en forma de cruz o formando un "sendero" a seguir por las ánimas. También se ocupan —aunque en menor medida— otras flores de color morado y blanco.

04
de 12

Sal

Getty Salt in bowl
La sal es uno de los elementos fundamentales en un altar de Muertos. foto (c) Jordan Duvall / Getty Images

Se coloca en un recipiente sobre el altar como símbolo de purificación.

05
de 12

Incienso

Getty incienso
El copal es la sustancia que tradicionalmente se quema para incensar el altar. foto (c) M L Harris / Getty Images

Tradicionalmente no se utilizaba el incienso en sí sino el copal, una resina que, al quemarlo, arroja un humo muy aromático. El agradable olor atrae a las almas de los difuntos hacia la ofrenda y también, por su asociación con la religión, es un fuerte símbolo de oración y purificación. De no poder conseguirse el copal, se puede emplear el incienso en alguna forma para este propósito. En algunos lugares también se emplean hierbas aromáticas (como son el romero y la manzanilla) para un fin parecido, haciendo de ellos una especie de té aromático.

06
de 12

Papel picado

Getty Papel picado
El papel picado se utiliza en México como adorno para fiestas; los motivos van de acuerdo a la ocasión. foto (c) Peregrina / Getty Images

Se tratan de un papel delgado de colores conocido en México como papel de china, al cual se le hacen varios cortes para formar figuras como son las calaveras, las calabazas, las lápidas y diferentes palabras referentes a la ocasión. Normalmente se pegan varios rectángulos de este papel sobre un hilo para formar una especie de guirnalda para adornar el altar. En México se consigue papel picado ya hecho en los mercados, pero también se puede elaborar en casa.

07
de 12

Representaciones de los elementos aire, agua, tierra y fuego

Getty 4 elements
Los 4 elementos: tierra, agua, aire y fuego. foto (c) Thomas Vogel / Getty Images

Ya hemos mencionado a las velas como símbolo del fuego. El papel picado, objeto ligero que se mueve en el aire, representa ese elemento. La tierra se puede representar con frutos de la misma, y para el elemento agua basta colocar sobre el altar un vaso de este líquido.

08
de 12

Calaveras

Calaveras de azúcar
Dos calaveras de azúcar para el Día de Muertos. foto (c) Ed Valdizán

Suelen emplearse calaveras de diversos tamaños y confeccionadas bien de yeso o de distintos materiales comestibles como son el chocolate, el azúcar y el amaranto. Pueden ser sencillas o muy elaboradas obras de arte. Las calaveras sirven de recuerdo del destino final de cada ser humano y, a la vez, de la aceptación de la muerte como inevitable y no del todo temible, pues es dulce. Las calaveras frecuentemente se regalan entre amigos y comúnmente llevan en el frente el nombre del que la recibe.

09
de 12

Pan de muerto

Pan de muertos
El pan de muertos (espolovoreado con ajonjolí o con azúcar) es tradicional para el 1 y 2 de noviembre en México. foto (c) Robin Grose

Casi siempre está presente el pan de muerto en alguna de sus formas: dulce y redondo en algunas partes de México, salado y en forma de cuerpo en otras. 

10
de 12

Comida y bebida

Mole poblano con pollo
El pollo con mole poblano es un plato icónico de la cocina auténtica mexicana. foto (c) Robin Grose

Las ánimas que visitan el altar han viajado desde muy lejos y necesitan recobrar fuerzas con una buena comida. En la ofrenda se acostumbra incluír platillos tradicionales mexicanos como son los tamales, el pozole y el mole con pollo o pavo, los que se presentan en ollas y platos de barro cocido.  No pueden faltar también las frutas de la estación y la calabaza en tacha. Además, se pueden colocar las comidas y dulces que más les gustaron en vida a los ahora difuntos y las bebidas (alcohólicas y no) que disfrutaban. Ah, y si el difunto fumaba, se le provee de algunos cigarrillos para después del festín.

11
de 12

Artículos religiosos

Virgen de azúcar
La Virgen de Guadalupe elaborada con azúcar blanca y decorada con chocolate blanco de colores. foto (c) Robin Grose

Ya que el Día de los Muertos actual es el resultado de la mezcla de tradiciones prehispánicas americanas con las europeas de la época de la Conquista, los elementos católicos figuran en la celebración. Cruces, crucifijos, rosarios e imágenes de santos (como los a que tenían especial devoción a los difuntos) se pueden colocar sobre el altar. Se pueden colocar las flores, los cirios y hasta las frutas y otros elementos de la ofrenda en forma de cruz.

12
de 12

Objetos varios

Getty Domninos
En la ofrenda se pueden incluír una variedad de objetos personales de los difuntos. foto (c) Mario Beauregard / Getty Images

La ofrenda se arma para atraer y agasajar a los difuntos de la familia y es de suponerse que en donde quiera que estén siguen necesitando y disfrutando de las mismas cosas que cuando estuvieron vivos. Por lo mismo, se puede colocar sobre el altar cualquier objeto del gusto del difunto. Juguetes (en el caso de los niños), objetos de aseo personal y artículos que empleaba en su trabajo son algunos ejemplos.