Los diez rostros de Pancho Villa

Pocos personajes en la historia de México han tenido el liderazgo y carisma del gran Pancho Villa. Sus ideales de justicia y su gran habilidad militar, lo convirtieron en toda una leyenda que retumbó más allá de las fronteras mexicanas.

La admiración y respeto que ganó Pancho Villa en vida, sigue vigente entre los mexicanos, y la identificación con su lucha por un país justo e incluyente, aún alienta muchos movimientos sociales.

Con motivo del aniversario de la Revolución mexicana, te mostramos un compendio de datos anecdóticos relacionados con este personaje multifacético, los cuales han sido recogidos en el libro "Pancho Villa: una biografía narrativa", del escritor Paco Ignacio Taibo II, quien a través de su narrativa extraordinaria, logra acercarnos a la verdadera personalidad del Centauro del Norte.

01
de 10

La leyenda

© National Photo Company Collection, Library of Congress. Licencia bajo Dominio Público.

El verdadero nombre de Pancho Villa era José Doroteo Arango Arámbula. Nació en el seno de una familia de campesinos en el estado norteño de Durango.

Durante su juventud se convirtió en forajido, después de asesinar a un hacendado que intentó abusar de su hermana; aquel suceso lo obligó a huir e involucrarse en la vida de bandolero.

02
de 10

Un forajido muy peculiar

© Bain News Service, publisher. Bajo Dominio Público.
La vida de Villa estuvo marcada por hechos contradictorios; por una parte, tuvo empleos legales como albañil y transportista de oro y plata, pero al mismo tiempo se dedicaba al contrabando de ganado.
03
de 10

La personalidad del Centauro del Norte

Su personalidad salía del estereotipo del bandolero común que gustaba de emborracharse en las cantinas. Villa detestaba las bebidas alcohólicas, incluso, prohibía a su tropa ingerirlas, en cambio, era fanático de las malteadas de fresa. El general se caso 22 veces y nunca se divorció de ninguna de sus esposas.

04
de 10

Los ideales de Villa

monumento-a-Pancho-Villa.jpg
Monumento a Pancho Villa en Zacatecas. Foto por usuario Flickr Tetrabrain / Creative Commons

Pancho Villa era parcialmente analfabeta. El primer libro que leyó fue Los tres mosqueteros, de Alejandro Dumas. Villa creía que la educación era la fuente del progreso social. Al deponer las armas, fundó cincuenta escuelas en un mes durante su periodo como gobernador de Chihuahua.

05
de 10

Estrella en Estados Unidos

© Museo de la Revolución Mexicana.
El New York Times llegó a un acuerdo con Villa para acompañarlo y grabar parte de sus batallas. Es por eso que se tiene un buen registro fílmico de aquellas campañas. Además de volverse sumamente popular en Estados Unidos, obtuvo el 50% de las ganancias obtenidas por la promoción de ese material.
06
de 10

El hombre más buscado

Recompensa-por-Villa.jpg
Villa, el más buscado. Foto por Kiev M.

Uno de los acontecimiento más mencionados en la historia de Pancho Villa fue el ataque que hizo a la ciudad estadounidense de Columbus en 1916. El ataque fue en represalia por la ayuda que el gobierno estadounidense proporcionaba a Venustiano Carranza.

Este hecho le puso precio a su cabeza en la Unión Americana al grado de ser perseguido por más de diez mil soldados norteamericanos en territorio mexicano sin que lograran capturarlo.

07
de 10

Habilidoso y escurridizo

© Museo de la Revolución Mexicana

Se dice que el Centauro del Norte tenía una memoria extraordinaria que le permitía recordar la ubicación de todas las regiones y cuevas para esconderse. Llegó a mencionarse que podía viajar a caballo con los ojos cerrados durante cientos de kilómetros en busca de agua, logrando hallarla al final del día.

08
de 10

Ideales intactos

© Kiev Murillo. Museo Nacional de Historia

Villa dejó las armas después de la muerte de Carranza y  se retiró a vivir en la hacienda de Canutillo, Durango. Ello no le apartó de sus convicciones de justicia y equidad, ya que gracias a la producción agrícola de su hacienda, logró que la región donde vivía prosperara mejorando las condiciones de vida de todos los campesinos y peones.

09
de 10

Muerte del caudillo

© Foto por Jacob Rus bajo licencia Creative Commons

Pancho Villa fue asesinado en Parral, Chihuahua, mientras viajaba en su vehículo. Recibió 150 disparos, como si sus adversarios temieran que tal cantidad de disparos no fueran suficientes para matarlo.

10
de 10

Villa después de la muerte

Monumento-a-la-Revolucion.jpg
Monumento a la Revolución. Foto por Kiev M.

A los tres años de su muerte, la cabeza de Pancho Villa fue robada de su tumba y enterrada en un lugar desconocido.

Entre las muchas versiones que se desprenden de este suceso, está aquella relacionada con la supuesta venganza del ejercito estadounidense que, al no poder capturarlo en vida, pidió sustraer su cabeza.

Tiempo después, sus restos, sin cabeza, fueron trasladados a las urnas funerarias del Monumento a la Revolución en la Ciudad de México, donde se encuentran actualmente.