Los colores complementarios (y adyacentes)

Qué es un color complementario adyacente

colores complementarios
Qué y cuáles son los colores complementarios. Jorgelrm / Wikimedia Commons

Los colores complementarios se utilizan constantemente en las artes visuales (incluyendo las artes aplicadas como el diseño) con fines tan variados como crear una composición tonal, llamar la atención a la vista, modificar o hacer colores.

Colores complementarios: Qué son

Color complementario es aquel que produce el mayor contraste de tono con respecto a otro color.

En un círculo cromático son colores complementarios entre sí los colores situados en lugares opuestos, aquella pareja de colores que se pueden unir  al trazar una línea recta que pase por el centro del círculo.

Para entender el efecto complementario de los colores prueba a  fija la mirada en una superficie de un color plano y saturado durante al menos treinta segundos y a continuación mira una superficie blanca plana como pueda ser un folio o una pared. Verás una ilusión óptica con la misma  forma pero en su color complementario que se produce para compensar la fatiga ocular.

Cuáles son los colores complementarios

Lo más habitual es estudiar los colores complementarios en relación con el círculo cromático. Puesto que el círculo cromático se hace a partir de la mezcla de colores pigmento (síntesis sustantiva), mientras no se especifique lo contrario, se entiende que se está haciendo referencia a los colores complementarios pigmento.

En la actualidad conviven dos teorías del color distintas (una moderna y otra tradicional probada errónea, pero vigente en multitud de manuales de pintura) que identifican dos set de colores primarios a partir de los cuales se obtienen círculos cromáticos similares pero no idénticos y pares de colores complementarios con algunas diferencias.

Pares de colores complementarios según la teoría del color moderna:

  • amarillo - violeta
  • magenta - verde
  • cian - naranja

Pares de colores complementarios según la teoría del color tradicional:

  • amarillo - violeta
  • rojo - verde
  • azul - naranja

Los colores complementarios no se limitan exclusivamente a los colores primarios y secundarios.

Estos tres pares formados a partir de los tres colores primarios simplemente resumen los principios de la teoría:

  • El complementario de un color primario es siempre el color secundario que se obtiene de la mezcla de los otros dos colores primarios.
  • El complementario de un color secundario es siempre el color primario que no interviene en su mezcla.

El complementario de un color terciario es otro color terciario. Si no se tiene a mano o se ha memorizado un círculo cromático es posible deducir el complementario de un color terciario identificando los colores complementarios del primario y secundario que se emplean en su mezcla.

Por ejemplo, ¿cuál es el complementario del amarillo verdoso? Si el amarillo verdoso se obtiene a partir de una base de amarillo con algo de verde, su complementario será violeta (complementario del amarillo) con algo de magenta (complementario del verde en la teoría moderna), es decir, el color morado.

Colores complementarios adyacentes

Colores complementarios adyacentes (también llamados colores complementarios divididos, análogos o cercanos) son aquellos dos colores situados a cada lado de un color complementario en el círculo cromático.

Un esquema de colores complementarios adyacentes incluye por lo tanto tres colores: un color del círculo cromático y los dos colores análogos de su complementario.

Los colores complementarios adyacentes de los colores primarios según la teoría del color moderna son:

  • amarillo: morado y añil
  • magenta: azul verdoso y amarillo verdoso
  • cian: amarillo anaranjado y rojo

Cómo usar los colores complementarios

La característica principal de los colores complementarios es su contraste de tono. Este contraste será mayor cuando ambos colores complementarios tengan la misma saturación y valor de luminosidad. El contraste más extremo entre colores complementarios se produce cuando ambos están saturados al máximo.

Si los colores complementarios se sitúan juntos se modifica el modo en el que ambos son percibidos pareciendo más brillantes y potenciando sus propiedades. Por eso este contraste es tan visible, choca a la vista y llama la atención. Sin embargo, cuando el contraste es máximo la vibración entre estos colores es tan intensa que hace los textos ilegibles.

Una manera de armonizar colores complementarios es romper la relación de equilibrio y permitir que uno de ellos sea el dominante bien ocupando un área mayor o reduciendo la saturación o luminosidad del otro color.

Otra opción es optar por un esquema de colores complementarios colores análogos, que aunque sigue resultando un esquema dinámico e interesante, vibrará con menor intensidad.

Al pintor le interesa dominar cuáles son los colores complementarios no solo para generar esquemas de color, composiciones tonales interesantes o contrastes. En su paleta el pintor puede mezclar un color con su complementario para reducir su saturación y crear tonos neutros como los grises y los pardos.