Los bigotes de tu gato

Fascinantes mecanismos

Los bigotes del gato son su instrumento de dirección más eficiente. Foto: Susan Beck

Se conoce como bigotes a esos pelos largos, gruesos y flexibles en la cara del gato. Los puedes notar claramente formados en líneas horizontales alrededor de su nariz y boca. También se encuentran en menor número como cejas sobre sus ojos, en la barbilla y la parte trasera de sus patas delanteras.

Quizás te hayas encontrado con alguno tirado en el suelo en algún momento. Esto no te debe preocupar ya que los bigotes, como las uñas, se caen y son repuestos por nuevos.

¿Para qué sirven? El nombre científico de los bigotes es vibrissae que significa reconocer el más mínimo movimiento o vibración de aire en su alrededor.

Los bigotes tienen 3 funciones:

• Navegación: ¿Nunca te has preguntado cómo es que tu gato no se tropieza con nada? La raíz del bigote se encuentra bien adentro de la cara del minino, en áreas de muchos nervios y vasos sanguíneos con conexión inmediata al cerebro. Esto los hace sensitivos a cualquier cambio en el ambiente. Y con cambios me refiero por ejemplo a un simple movimiento de aire entre las sillas del comedor. Para nosotros es imposible de detectar, pero no para el gato. Es así como pasa entre medio de tus muebles sin ningún problema. Un perfecto mecanismo de dirección.

• Instrumento para medir: La longitud de los bigotes iguala al tamaño de tu gato creando una medida perfecta. Así el gato mide la apertura de la puerta, ventana, reja, etc.

para saber si puede pasar o saltar sin problemas.

También ayudan al momento de cazar. Sobretodo en la noche cuando ellos no ven muy bien de cerca. Los bigotes se convierten en sistema de guías proveyendo información sobre la medida de la presa para lograr capturar y darle la mordida fatal sin problemas.

• Indicador de estado de ánimo: El gato puede mover sus bigotes en diferentes direcciones, cada una es indicativo de su estado de ánimo.

Bigotes estirados hacia atrás: gato enojado con deseos de atacar
Bigotes hacia abajo y adelante: gato relajado y feliz
Bigotes tensos hacia adelante: gato listo para cazar o agresivo

NO recortes los bigotes: Gente ignorante lo toma como chiste. Pero un gato sin bigotes es uno con dificultad de movimiento y sin sentido de balance. Sin sus bigotes indicando dirección el gato se tropieza con todo y le es muy difícil mantenerse en pie. Un juego cruel que JAMAS debes permitir.

Curiosidades bigotudas:

• Los gatos de las razas devon y cornish rex tienen bigotes rizados. NO trates de estirarlos. Le sirven perfectamente.

• Si notas a tu gato incómodo a la hora de comer puede ser porque el plato es muy estrecho y sus bigotes tocan los bordes. Esto le causa molestias. Cambia los platos a unos más anchos para eliminar su malestar.