Los beneficios del sauerkraut (chucrut) y cómo hacerlo en casa

Ahorra dinero y aprovecha los beneficios de la comida fermentada

chucrut sauerkraut
En esta foto la col fermentado (chucrut, sauerkraut) ya estaba casi listo, le faltaban sólo un par de días. Fernanda Beccaglia

El sauerkraut, también conocido como chucrut, es básicamente col fermentado. Puedes elegir el col que quieras-blanco, verde o rojo. Los beneficios serán iguales.

En este caso (receta, foto) elegí el colorado por una cuestión visual.

Como te conté antes, nunca fui amante del chucrut. De niña no entendía como mi papá podía comerlo con tantas ganas y deleite. De grande ya intenté varias veces encantarme por sus beneficios nutritivos, pero no había caso.

Para muchos la forma más fácil de consumirlo es comprándolo en la parte de vegetales envasados en la parte fría del supermercado. También intenté probarlo de lugares locales donde el dueño mismo lo hacía. Tampoco me gustó. Hasta que me lancé a la aventura de intentar hacerlo en casa. La razón por la cual no lo había hecho antes es porque pensé que llevaba tiempo y era complicado. Resultó que ninguna de las dos razones que creía válidas lo eran.

Además que comprarlo hecho es bastante caro. Hacerlo en casa no sólo es más económico sino que te sale una cantidad bien grande y generosa que dura días y puedes agregar a tus sándwiches, ensaladas o usar como guarnición.

Por qué soy amante del chucrut (sauerkraut)

Las comidas fermentadas no son nada nuevo pero han tomado primer plano en los últimos años. Y continúan ganando terreno con la lista de beneficios para la salud que brindan. Entre ellos el ejército de bacteria beneficial para el intestino que afecta de manera positiva el resto del cuerpo, salud, y hasta el cerebro, y sistema inmunológico, según afirman estudios de salud y ciencia.

Estudios médicos han demostrado que quienes consumen comidas fermentadas como chucrut o kimchi, entre otros, demostraron una mejora en el colesterol, estado de ánimo, y hasta pérdida de peso. Esto último se debe a que la bacteria presente en las comidas y bebidas fermentadas (como kombucha o kefir-yogur fermentado que también está disponible hecho con leche de coco) se alimentan de los azúcares reduciendo así la necesidad de consumir más.

Doctores afirman que consumer algo fermentado antes de comer reducirá la necesidad de carbohidratos y azúcares.

Personalmente me encanta todo lo fermentado. Pero si tomo kombucha no tomaré más de 8-16 onzas al día para mantener un buen balance. Con respecto al chucrut, y el kefir (de leche de coco), consumo una vez al día en cantidades módicas. Además tomo probióticos y enzimas digestivas para ayudar mi sistema y digestión aún más. (Cuanto más nutrientes el cuerpo pueda digerir y menos trabajo el cueste, ¡más salud y energía para ti!)

Cómo hacer sauerkraut, chucrut, en casa

Rinde 12 tazas

Ingredientes

5 libras de col (verde, blanco o rojo), en rebanadas (puedes cortarlo a mano o usar una rebanadora eléctrica)

3 cucharadas de sal para hacer encurtidos o sal kosher o marina

2 cucharaditas de comino

1 cucharada de enebro

1 cucharadita de semillas de mostaza

1 cucharadita de semillas de hinojo

Frascos de vidrio herméticos, limpios

Opcionales:

Para un toquecito picante puedes usar chile habanero o pimienta roja en grano.

También puedes agregar otros vegetales como zanahoria, remolacha, cebolla, ajo, pepino, apio, etc.

Y con respecto a las especias, prueba-agrega o quita lo que quieras.

Método

En un bol grande para mezclar, coloca el col y agrega la sal y las especias.

Mezcla muy bien usando las manos - que estén limpias, y si usaras chile picante usa guantes.

Deja que descanse por unos 10-15 minutos.

Divide el col entre los frascos (si son pequeños) o usa uno lo suficientemente grande para colocar lo que hayas sacado. (Con la sal, la cantidad que hayas cortado al comienzo se reducirá bastante.) Con la ayuda de un pisa papas o lo que tengas, aplasta el col hacia abajo dejando un poco de espacio entre la tapa y el col. Cierra sin fuerza, y deja descansar en un lugar oscuro y fresco. Chequea el col día por medio, y si fuera necesario, remueve la espuma que se haya formado en la superficie. Puedes dejar descansar por una semana entera y colocar en la heladera, o bien hasta un mes. Una vez en la heladera te durará unos seis meses.

Descargo de responsabilidad: Recuerda que antes de hacer cambios en tu dieta o estilo de vida debes consultar con tu médico. La información en este artículo no pretende dar consejos sobre la salud.