Los bates y sus dimensiones en las reglas del béisbol

01
de 01

Proceso de selección de los bates en Grandes Ligas, fabricación

185486136.jpg
Kevin Olges trabaja con los bates usados en la Serie Mundial de 2013 en la fábrica Louisville Slugger Museum. Getty Images

El béisbol también se conoce como el deporte de las cuatro bases, porque el juego lo gana el equipo con la mayor cantidad de carreras anotadas en comparación con el otro club que enfrente en un mismo partido, y para anotar carreras, precisamente, se requiere completar el recorrido de las cuatro bases: primera, segunda, tercera y home. Sin embargo, también pudo llamarse 'batbol'(batball en inglés), ¿por qué no? Con el bate se conectan los hits, los emotivos jonrones que producen esas anotaciones.

Una cuestión de semántica y nada más, fue bautizado así. Y es cierto, se pueden anotar carreras sin rozar la pelota, por ejemplo, con un pitcher que otorgue cuatro bases por bola seguidas a los bateadores del equipo contrario, pero siempre estará en el plato un pelotero con un bate en la mano en su turno ofensivo. Por estas razones, debemos entender que este peculiar utensilio es parte fundamental de este deporte, tanto como la pelota, los guantes, las bases y el terreno de juego, por lo cual figura en las Reglas Oficiales del Béisbol.

El turno del bate

Cada inning está divido por dos partes para cada club. En una cubrirá el campo a la defensiva y en la otra bateará para tratar de hacer las carreras. Así tenemos que el objetivo de todo bateador es impedir que el lanzador del equipo adversario con sus pitcheos lo obligue a fallar, es decir, sacarlo out mediante un ponche, batazos rodados por el infield, líneas o elevados por algún sector del terreno de juego, que son capturados por los que cubren cada posición.

Batear es un arte. No todos los jugadores son insignes bateadores, lo cual se refleja en sus estadísticas. Para destacar en este aspecto del juego, es necesario trabajar mucho, hacer contacto con la bola, conjugar la fuerza con el talento natural y, obviamente, sujetar con sus manos la mejor herramienta. Sin duda, es importante que un pelotero se sienta cómodo con su bate, el cual debe tener el peso ideal para que logre manejarlo mejor y más rápido al hacer el swing.

La selección del bate

Si eres una persona que juega al béisbol por diversión, probablemente comprarás el bate que más te gusta, pero si eres un adolescente en ligas amateurs, lo más seguro es que te entregarán en pleno partido el que más se ajuste a tus condiciones entre todos los maderos disponibles. En Grandes Ligas el procedimiento es más complejo, porque una empresa fabricante de gran reconocimiento, como es el caso de Hillerich & Bradsby con su marca de bates Louisville Slugger, primero acuerda con un jugador proveerlo de las unidades que necesite.

Generalmente, detrás del pelotero hay un grupo de trabajo de su propio equipo que lo apoya y asesora en la escogencia de los bates, tomando en cuenta la medida, el peso y las pruebas realizadas con cada bate. A lo largo que avanza una temporada, de acuerdo a las características de los pitchers que deberá enfrentar o la fuerza de los brazos tras una agotadora campaña, un mismo jugador puede emplear bates de menor o mayor peso. De igual forma, puede solicitar algunas modificaciones al madero, siempre y cuando no violen las reglas oficiales.

La fabricación

En los primeros años del béisbol, los bates eran elaborados por los mismos peloteros, siendo más planos, menos cilíndricos que ahora. A la medida que este deporte evolucionó, se ajustaron y reglamentaron las medidas que tienen que ver con su diámetro y el largo. En la actualidad, según los requerimientos oficiales de la Major League Baseball, cada bate debe elaborarse de una sola pieza de la misma madera.

Para la fabricación de los bates que se utilizan en Grandes Ligas se emplea mayormente madera de tres tipos de árboles: Ceniza Blanca (White Ash), Arce Duro (Hard Maple) y Abedul Amarillo (Yellow Birch). Por cierto, debido a la estructura anatómica de la madera de Ceniza Blanca y su elaboración, se aconseja a los jugadores que seleccionan este tipo de bates ejecutar el swing con el logotipo hacia arriba.

La marca Louisville Slugger, que patrocina el premio anual Bate de Plata a los mejores bateadores posición por posición en las ligas Americana y Nacional, también ha introducido una varilla de fibra de carbono en un modelo híbrido, que asigna mayor durabilidad al bate sin influir en la fuerza de conexión de los batazos.

La Regla del Béisbol

1.10 (a) El bate debe ser una pieza de madera redonda de no más de 2 3/4 de pulgada (.0699 metros) de diámetro en su parte más gruesa y no más de 42 pulgadas (1.066 metros) de largo. El bate deberá ser una pieza de madera.

NOTA: Ningún bate laminado o bates experimentales deberán ser usados en un juego profesional (ni en juegos de campeonato o juegos de exhibición) hasta que el fabricante haya asegurado su aprobación por el comité de reglas, sobre su diseño y método de fabricación.

(b) Bates con cavidad. Una concavidad en el extremo grueso del bate hasta de una pulgada de profundidad es permitida y no debe ser más de dos pulgadas de ancho y no menos de una pulgada de diámetro. La concavidad debe ser de forma curva sin agregarle materias extrañas.

(c) El mango del bate puede ser cubierto o tratado, sin excederse de un límite de 18 pulgadas desde la punta del mango. Un material o sustancia que extienda más allá el límite de las 18 pulgadas, será motivo para que el bate sea removido del juego.

NOTA: Si el umpire se da cuenta que el bate no se ajusta a lo previsto en el inciso (c) hasta después de que el bate haya sido usado en el juego o en el momento de su uso, no será razón para declarar al bateador out o para expulsarlo del juego.

(d) Ningún bate de color podrá ser usado en un juego profesional a menos que sea aprobado por el Comité de Reglas.