Los árbitros

El rol del juez y sus asistentes

fifa.jpg
Si la advertencia verbal no surte efecto, el árbitro comienza a mostrar tarjetas. Getty Images

Su vestimenta negra o amarilla fosforescente no es lo único que los distingue, ya que son el blanco de la mayoría de los insultos y chistes relacionados con el fútbol.

Pero desempeñan un papel fundamental para el desarrollo de un partido. El árbitro, también conocido como juez o referí, hace cumplir con la ayuda de dos asistentes  las reglas de juego de la Fifa.

El árbitro principal

El árbitro lleva un silbato que usa para iniciar o detener el juego.

Es el referí quien autoriza el arranque del partido y quien lleva el registro del tiempo para marcar el fin de la primera mitad, el tiempo reglamentario, o del alargue. También convalida los goles y señala las faltas.

Es el árbitro también el encargado de amonestar (con una tarjeta amarilla) o expulsar (roja) a los jugadores que violan las normas del juego repetidamente o cometen una falta particularmente violenta, aunque su primer recurso para poner orden es una advertencia verbal.

Árbitros asistentes

El árbitro es secundado por dos árbitros asistentes (jueces de línea) que lo ayudan en las siguientes circunstancias del juego:

Cuando un futbolista se encuentra en posición de fuera de juego; si la pelota salió en su totalidad del campo de juego; a qué equipo le corresponde realizar el saque de banda o de meta, o tiro de esquina; cuando se pide una sustitución; cuando ocurre una falta o agresión y no es visto por el árbitro; cuando está en mejores condiciones que el árbitro para ver una infracción; si el arquero se adelanta antes de la ejecución de un tiro penal; si la pelota cruzó la línea de meta.

El campo de juego es dividido entre los dos asistentes, y cada uno recorre la banda desde la media cancha hasta la línea de meta

Los árbitros asistentes tienen una bandera de colores vivos que usan para señalar la salida de la pelota, un fuera de juego o llamar la atención del árbitro principal.

En muchas ligas del mundo, el árbitro y sus asistentes se comunican a través de un sistema de micrófonos y auriculares.

Para poder determinar mejor el fuera de juego, los árbitros asistentes suelen colocarse en línea con el último defensor en la mitad del campo que cubren.

En todo caso, el juez de línea no puede intervenir directamente en el juego; solo puede comunicar lo que ve al árbitro principal, quien es el que emite el fallo con su silbato.

El cuarto árbitro

Hay un cuarto árbitro en la terna arbitral. Se ubica al borde del campo de juego, entre los dos bancos de suplentes, y su principal función, según la Fifa, es reemplazar a cualquiera de los tres árbitros en caso de que uno de ellos no pueda continuar actuando en el partido.

Además, este árbitro reserva ayudará al juez con los procedimientos desustitución de jugadores y balones durante el partido.

Por si fuera poco, al estar más cerca, suelen sufrir la descarga emocional de los entrenadores que están en desacuerdo con los fallos del árbitro principal.

Árbitros asistentes adicionales

En 2008 la UEFA, ente rector del fútbol europeo, comenzó a experimentar en un torneo juvenil con dos asistentes adicionales, que se colocaron al borde de cada arco con el fin de observar faltas en el área o comunicar al árbitro si toda la pelota cruzó la línea del gol en jugadas confusas.

El experimento del quinto y sexto árbitro asistente fue posteriormente aprobado para su uso en la Europa League, Champions League, y la Eurocopa 2012. Todas las asociaciones de la Fifa pueden implementar el sistema, y varias asociaciones europeas lo han aplicado a sus ligas locales.