Los adolescentes y el dinero

¿Cómo enseñar a tu hijo a administrarlo?

Durante la adolescencia los chicos y las chicas van adquiriendo las destrezas que van a necesitar de adultos. Y una de las más importantes es la de administrar adecuadamente sus finanzas. Por eso, el manejo del dinero durante la adolescencia tiene una importancia capital. Aprender a gastar hará a los chicos y a las chicas más responsables, les alejará de la inmadurez y conseguirá que aprendan a manejarse en el mundo de adultos que los espera.

Y todo este aprendizaje es uno de los más importantes durante su adolescencia.

Empezar en la niñez

Las enseñanzas sobre la forma adecuada de gastar el dinero deben comenzar aún antes de llegar a la adolescencia. Cuanto antes aprendan los hijos el valor del dinero y a ser unos consumidores responsables, mejor. Pero es indiscutible que la adolescencia es el momento de poner realmente en práctica todo lo aprendido. Es el momento de que comiencen de verdad a administrar sus presupuestos.

Conseguir que sean adolescentes responsables en el gasto hará que se conviertan en adultos más seguros y con mayores posibilidades de triunfar en sus vidas.

Algunos pasos importantes

Para que los adolescentes aprendan a consumir con responsabilidad es muy útil establecer algunas cuestiones. El momento de hacerlo es al comenzar la adolescencia. Siéntate tranquilamente con tu hijo o hija adolescente para hablarle de cómo debe actuar con el dinero.

Explícale todo lo que necesita saber y dale algunos consejos sobre cómo conseguirlo.

  • Paga semanal. En muchas de las familias existe la tradición de la paga semanal a los hijos. Suele ser un recurso que funciona muy bien porque tener un dinero asignado a la semana les ayuda a distribuirlo para sus diferentes gastos.
  • Trabajo. La mayoría de los adolescentes sueñan con tener muchas cosas, tantas que en muchos casos sus padres no pueden, o no quieren, asumir esos gastos. Una buena forma de que los chicos y las chicas dispongan de dinero para sus gastos extra es animarlos a buscar algún trabajo a tiempo parcial. Esta también es una buena preparación para cuando sean adultos.
  • Publicidad. Es muy importante que los chicos entiendan lo que es la publicidad y que no se dejen convencer por todos los mensajes que les llegan.
  • Presupuesto. La mejor fórmula para que aprendan a gastar con responsabilidad es que establezcan un presupuesto. Lo ideal es que sea semanal. Incluso proporcionarles un cuaderno donde apuntar sus gastos y sus ingresos puede ser un recurso magnífico para su aprendizaje. En él deben anotar todos los gastos que tienen a la semana: comidas, transporte, celular… y también los ingresos con los que cuentan: paga semanal de sus padres o ingresos por algún trabajo. Es importante que se acostumbren también a contar con ciertos gastos extra: si necesitan arreglar su bicicleta, si quieren comprar un regalo o si se encaprichan de algo.
  • Ahorro. A la hora de hacer su presupuesto, debes explicarles que harían bien en ahorrar. Quizá para ir de vacaciones o para comprarse algo más caro que les gustaría tener. Eso lo pueden conseguir vigilando su presupuesto y estudiando dónde pueden recortar gastos.

    Darles o no tarjeta de crédito

    Una duda de muchos padres de adolescentes es si proporcionar o no a sus hijos tarjeta de crédito. Eso es algo que cada familia debe decidir. Pero, en general, uno de los aspectos negativos de las tarjetas de crédito es que la relación con el dinero que no se ve es más irracional, es decir todos, y también los adolescentes, tendemos a gastar más cuando usamos la tarjeta que cuando utilizamos dinero en metálico. Por eso es bueno asegurarse de que nuestro adolescente es un consumidor responsable antes de proporcionarle una tarjeta de crédito. Pero a la vez, el uso de tarjetas proporciona a los adolescentes más seguridad que llevar dinero en efectivo.