Los 4 elementos del amor, según el Buda

Pareja besandose bajo la lluvia
El amor según el Buda se compone de 4 elementos esenciales. Michael Blann/Getty Images

Todos tenemos cierta idea de lo que el amor es y nuestra definición del amor verdadero está influenciada en parte por el ejemplo que hemos recibido, por los mensajes recibidos a través de amigos y medios de comunicación, y por nuestra propia experiencia amando o siendo amados. 

Pero, ¿qué es en realidad el amor verdadero? ¿Cómo podemos vivir el amor de verdad e inspirarlo en otros?

Según Thich Nhat Hanh, activista, autor y monje budista, el "verdadero amor es capaz de generar alegría tanto para uno mismo como para la otra persona".

Esta afirmación es en parte la definición del amor para el Budismo.

Según el Budismo, si existe la bondad, el gozo, la compasión y la libertad entonces existe también el amor de verdad. Estas cualidades, de acuerdo al Budismo, son innatas en todo ser humano y desarrollarlas al igual que practicarlas es posible para cada individuo.

ARTICULO RELACIONADO | Noble sendero óctuple: Enseñanzas del Buda

El Buda dice que el amor debe hacernos sufrir menos al igual que ayudar al otro a sufrir menos. Si alguien sufre en el amor, no es amor verdadero.

El amor de verdad, dice el Buda, también hace que nos amemos más a nosotros mismos por lo que en una relación amorosa, ambas personas deben sentirse más felices y más seguras de sí mismas, como consecuencia de dicho amor. 

Pero el amor no crea fronteras y por lo tanto, cuando se ama de verdad, no hay separación entre el que ama y el ser amado. Porque el amor es una reverencia, una comunión, no puede haber separación entre los seres que aman.

Y este amor, aunque une y funde, también motiva al vuelo, a ser libres, a vivir gozosamente la vida sin miedos ni angustias. 

El amor verdadero, de acuerdo con el Buda, no discrimina pues es capaz de extenderse y tocar todos aquellos en el mundo, no sólo a la pareja ni a las personas inmediatas. He ahí la cualidad más grande del amor verdadero según el budismo.

Si amas, no limitas ese amor, lo extiendes a toda tu realidad.

LEER TAMBIEN | 4 tipos de amigos según el Buda 

Los 4 elementos del amor según el Buda

BONDAD: La bondad en el amor es la inclinación natural a hacer el bien ante todo. De acuerdo al Buda, la bondad es el elemento esencial del amor e implica compartir la alegría del corazón, la que a su vez nos provee con la capacidad de hacer feliz al otro.

Para ser bondadosos con nuestros seres queridos, el Buda recomienda observarlos de cerca pues allí radica nuestra capacidad para comprenderlos realmente. Observar al otro no es una acción física, con los ojos, sino una acción del alma y del corazón.

La comprensión de quién es el otro, que nace de estar atentos y presentes en todo momento (y receptivos a sus necesidades), nos lleva al amor de verdad. 

Dice el Buda que no se puede amar a alguien si no se le comprende. Eso es bondad en el amor.

COMPASION: No hay sufrimiento en el amor verdadero pero para no sufrir, y no hacer sufrir a la pareja, se debe entender la naturaleza del sufrimiento. La compasión nos ayuda a que la persona amada sufra menos.

Para cultivar la compasión es también necesario observar al otro - es decir, cultivar la conexión con el ser amado al estar presente y atento a sus necesidades.

 

Si la compasión hacia el otro - u otros - no nace fácilmente, el budismo propone la práctica de la meditación para desarrollar esta facultad al igual que un honesto deseo de cambiar y crecer para mantener una relación de pareja estable.

El amor fomenta la compasión por lo que si amamos de verdad cada vez seremos más compasivos.

APRENDA MAS SOBRE EL TEMA | Cómo cultivar la compasión

GOZO Y ALEGRIA: El monje budista Thich Nhat Hanh dice que si no hay alegría no hay amor de verdad. Esta alegría debe ser pura y profunda, de corazón, y no una actuación forzada o manipulación para no perder al otro. 

La constante ansiedad, amargura o el sufrimiento no pueden existir cuando hay amor de verdad. 

El amor verdadero, según el budismo, llena de gozo y alegría el corazón de ambos amantes - sin excepciones, sin excusas.

Si esto no es así, el amor no es de verdad ni es sano.

Esto es algo sencillo. Si gozas y haces gozar, amas. Si sufres o haces sufrir, no.

INCLUSION, ECUANIMIDAD Y LIBERTAD: Se debe amar de tal manera que el otro se sienta libre y esa libertad incluye un sentido de pertenencia a la pareja y estar a salvo con ella en todo momento.

Esta libertad en el amor, dice el Buda, nace de la inclusión y la conexión, de entender que todos somos uno y esto mismo aplica a la pareja.

Si el vínculo es verdadero y fuerte, es a su vez flexible para dejar al otro ser y hacer. Igualmente, uno debe poder sentirse libre de ser y de hacer en la pareja. 

ARTICULO RECOMENDADO | 7 Retos espirituales que debemos superar

Esta libertad del amor no es dañina ni peligrosa pues acompaña a los otros elementos del amor: la bondad, la compasión y el gozo. 

El amor de verdad también trasciende a la pareja. El amor verdadero nos hace amar a todo y todos lo que nos rodean y actuar acorde con este amor. El amor verdadero se multiplica y pronto se extiende, explica el Budismo.