Los 13 alimentos saludables para curar enfermedades

La alimentación sana puede protegerte el corazón o del cáncer

Las setas son alimentos para prevenir y curar enfermedades
Se está estudiando el poder de algunas setas para prevenir y curar el cáncer. Getty Images

¿Quieres prevenir y curar enfermedades y tener mejor salud? Come sano e incluye en tu dieta regularmente estos 13 alimentos saludables.

Y es que cada vez hay más evidencia de la necesidad de una alimentación sana y equilibrada para la consecución de un buen estado de salud. De ahí que cada vez más se esté estudiando el papel de los alimentos por su papel curativo. Es el caso de las setas, que fortalecen tus defensas pero además son ricas en unas sustancias, los triterpenos, y algunas especies están siendo objeto de diversos estudios científicos puesto que cree que pueden protegernos frente  al cáncer.

La Medicina China, por ejemplo, las utiliza frecuentemente para dar mayor calidad de vida a las personas que sufren esta enfermedad y que están recibiendo quimioterapia y para evitar los problemas de pérdida de apetito y bajo peso asociados a estas enfermedades. 

Ver también: Qué comer si estoy recibiendo quimioterapia. 

El papel de los antioxidantes 

Algunos de estos alimentos son los llamados antioxidantes, sustancias que son capaces de frenar la acción de los radicales libres, que producen el deterioro de las células y su muerte. Como consecuencia de su acción enfermamos y estamos expuestos a padecer algunas enfermedades como las cardiovasculares y el cáncer. Sin embargo, los antioxidantes, que engloban a un grupo de vitaminas, minerales, colorantes naturales y otros compuestos presentes sobre todo en vegetales, presentan la propiedad de bloquear el efecto dañino de los radicales libres.

 

Una dieta equilibrada en la que abunden las frutas, verduras, hortalizas, legumbres y cereales ayuda a que el organismo combata eficazmente la acción oxidativa o que la retrase. Eso no significa que no se vaya a envejecer. Pero sí se estará más sano para luchar contra la enfermedad, activar el proceso curativo del cuerpo y llegar más fuerte a la vejez.

 

Los alimentos medicinales

1. Agua: Es indispensable para la vida ya que mantiene la presión arterial en condiciones óptimas, nutre las células, permite que el riñón funcione correctamente y elimina toxinas y sustancias de desecho. Los ingredientes más saludable del agua son, por ejemplo: el sodio o del potasio, que regulan los procesos fisiológicos; el magnesio que ayuda a combatir el estrés, o el calcio y el flúor, que reportan cualidades beneficiosas para nuestros huesos y dientes.

Lee también: ¿Es verdad que el agua adelgaza? 

2. Aceite de oliva: Contiene diversas sustancias que previenen el envejecimiento de los tejidos. Además, protege el estómago de úlceras y gastritis gracias a su acción reductora de la acidez gástrica. Aumenta el tránsito intestinal y evita el estreñimiento. Asimismo, impide que se adhieran a las paredes arteriales placas de colesterol, responsables de la arterosclerosis, aumenta el HDL o colesterol bueno. También se piensa que puede proteger frente algunos tipos de cáncer de mama.

Lee también: ¿Tipos de aceite y sus propiedades médicas?

3. Tomates: Contiene licopeno, una sustancia que hace que este alimento tenga ese color rojo tan apreciado. El licopeno, además, es una sustancia antioxidanteque que hace que las células de la próstata no se descontrolen y crezcan de forma anormal propiciando la aparición de un tumor.

También fomenta la producción de orina y fortalece el sistema inmunitario con lo que tendrás mejor salud.

Lee también: El tomate puede prevenir el cáncer de próstata

4. Zanahoria: Es una gran fuente de vitaminas B, C y E, y minerales. Pero su composición estrella son los carotenoides –en especial el betacaroteno- y fibra. Estas sustancias tienen una gran acción anticancerígena.

Lee también: 10 alimentos antioxidantes

5. Brócoli: Contiene proteínas y glúcidos, vitamina A, vitamina C, vitaminas B1 y B2, calcio, fósforo, hierro y ácido fólico. Su ingrediente estrella es el sulforano, que estimula unas enzimas que tienen la propiedad de combatir las sustancias nocivas y que podrían producir un tumor. 

Lee también: Alimentos anticáncer según la ciencia

6. Té verde: Sus ingredientes más importantes son los polifenoles que reducen el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos necesarios que hacen que el tumor crezca, se expanda y aparezcan las metástasis en otras partes del cuerpo.

Se cree que esta acción protectora es gracias a la epigadocatequina galato (EGCG), según científicos del Instituto para la Investigación del Cáncer de Japón. Solo la contiene el té verde porque cuando éste madura y se transforma en negro, desaparece. Algunos suplementos que contienen té verde pueden ayudar a prevenir enfermedades.

Ver también: Los otros beneficios del té verde

7. Pescado Azul: Contiene unas sustancias muy beneficiosas para nuestro organismo, los ácidos grasos grasos poliinsaturados Omega-3. Numerosos estudios han demostrado una acción protectora frente la inflamación del organismo responsable de algunas enfermedades como el cáncer, las cardiovasculares y otras degenerativas. También se ha visto que mejora la función del cerebro, por eso se aconseja que las mujeres embarazadas lo tomen. 

Lee también: Qué tan bueno es comer sushi

8. Ajo: También contiene sustancias que pueden neutralizar la acción de las sustancias cancerígenas. Es el caso de los polifenoles (al igual que el té verde) y compuestos sulfurados. También es eficaz para reducir el colesterol en la sangre y prevenir enfermar del corazón. Por otro lado, previene la hipertensión y ayuda a evitar la formación de coágulos y trombos, responsables de morir de un infarto o de un accidente cerebrovascular. 

Lee también: 10 propiedades curativas del ajo

9. Cebolla: Es otro de los alimentos indispensables en una dieta sana que pueda ayudar a prevenir y curar enfermedades. Contiene glucoquinina una sustancia que disminuye el nivel de azúcar en sangre. Neutraliza los ácidos estomacales y estimula la digestión. Ayuda a eliminar el líquido que se acumula en los tejidos. Además, estudios realizados han constatado que en los países donde se consume gran cantidad de cebolla la mortalidad por cáncer es menor. Se ha usado tradicionalmente para las anginas y el dolor de garganta haciendo gárgaras con agua de cebollas cocidas.

Lee también: Las propiedades beneficiosas de la cebolla 

10. Soja: Seguro que habrás escuchado hablar de las isoflavonas.

Son unas sustancias que tienen una estructura parecida a los estrógenos, las hormonas femeninas que nos protegen ya que ayudan a prevenir la osteoporosis además de proteger nuestro corazón. También pueden ofrecer una mejor calidad de vida a las mujeres en la menopausia puesto que disminuyen los sofocos, controlan el colesterol malo y suben el bueno e incluso podrá proteger del cáncer de mama y de endometrio siempre y cuando no se haya padecido antes.  

Lee también: Soja en la dieta del cáncer de mama

11. Cerveza: Aunque sorprenda, también puede ser un alimento saludable siempre que se tome con moderación y, preferiblemente, sin alcohol. Sus ingredientes estrella son la vitamina B, el ácido fólico muy buenos para la dieta de la embarazada (sin alcohol) puesto que en ese caso podría dañar seriamente la salud del feto. La cerveza también ayuda a combatir el estreñimiento. 

Lee también: La cerveza es buena si la tomas con moderación 

12. Vino: Flavonoides, polifenoles, taninos… son algunas de las sustancias antioxidantes presentes en el vino a las que se les atribuyen propiedades para prevenir y curar enfermedades. Sin embargo, recientemente otra sustancia ha acaparado la atención de la comunidad científica. Se trata del resveratrol, sustancia activadora de unas enzimas denominadas sirtuinas, reguladoras del envejecimiento de todos los organismos vivos. El resveratrol se encuentra de forma natural en la uva y se está investigando su actividad preventiva de iniciación de tumores y de enfermedades cardiovasculares.

Lee también: ¿Es bueno beber vino tinto? 

13. Frutos secos: Contienen grasas buenas para tu organismo, las insaturadas que controlan los niveles de triglicéridos y colesterol, y nos ayudan a prevenir las enfermedades del corazón. También son ricos en vitamina C y E, dos sustancias antioxidantes. Además, los minerales como el calcio, el manganeso, el fósforo, el selenio o el zinc, protegen nuestros huesos y también nos ayudan a conservar una buena memoria. 

Lee también: Conoce los beneficios de los frutos secos. 

Ahora que ya conoces las propiedades curativas de algunos alimentos, no olvides introducirlos en tus dietas saludables para prevenir y curar enfermedades. La mejor manera de consumirlos adecuadamente es llevando una alimentación variada. Te proponemos que eches un vistazo a la dieta mediterránea o a la tradicional mexicana en las que abundan estos productos que protegen tu salud.