Los 10 principales temas y debates del feminismo

El control del cuerpo femenino es uno de los grandes debates del feminismo
El control del cuerpo femenino es uno de los grandes debates del feminismo. Barbara Alper/Getty Images

Sorprende revisar la historia del feminismo y ver como los principales temas que formaban parte ya del debate en los orígenes del movimiento siguen vigentes hoy en día. Son muchos los asuntos pendientes a pesar del "espejismo de la igualdad" y de los progresos que se han logrado en la defensa de los derechos de las mujeres. Revisamos en éste y un reportaje posterior, los 10 temas y debates principales del feminismo actual:

  1. Relaciones económicas y laborales. Tanto el feminismo de la igualdad como el anticapitalista debaten acerca de la economía y el concepto de poder. Las igualitarias aspiran a que la mujer vea reconocidos los mismos derechos que el hombre en el trabajo y la propiedad de bienes materiales: igualdad salarial, de propiedad de las tierras, no discriminación en el acceso y promoción profesional, medidas de conciliación,... La mayoría de famosas que se han sumado al movimiento (el llamado feminismo 2.0), autoras clásicas como Betty Friedan así como el feminismo institucional de ONU Mujeres o NOW se ajustan a esta visión más conservadora del feminismo.

    Mientras, otras corrientes más críticas defienden que la mujer no quiere entrar en el juego del capitalismo, sistema creado por ellos con sus propias normas, formulan una ética de los cuidados y proponen una ruptura total con el sistema social y económico-patriarcal. Autoras como Aleksandra Kollontai, desde la óptica del marxismo, o actualmente Silvia Federici son representativas de esta óptica, más ambiciosa en su afán por la transformación de la sociedad. 
     
  1. Violencias: Es un tema fundamental del feminismo desde sus orígenes. Las autoras clásicas ya abordaban en sus escritos la violencia dentro del matrimonio y la ejercida por los Estados. El debate en torno al terrorismo machista abarca actualmente muchos aspectos: reforzar las leyes para proteger a la mujer y castigar al maltratador, la educación desde la infancia, las nuevas masculinidades, ampliar la definición oficial de violencia machista, la autodefensa feminista, los micromachismos,... La violencia como mecanismo de control de la mujer es un asunto prioritario en la actualidad, con el asesinato a diario de mujeres en todo el mundo por el hecho de ser mujeres.
     
  1. Amor: un tema clásico del feminismo como es el del "amor libre", que Emma Goldman o Kollontai ya debatieron ampliamente en el cambio de siglo del XIX al XX, sigue siendo motivo de debate en pleno siglo XXI. El amor romántico como arma de sumisión y manipulación, la libertad o ausencia de la misma para elegir pareja, el poliamor, las nuevas relaciones de pareja, los estereotipos y discriminación hacia las mujeres lesbianas o las que optan por no tener pareja... El amor y las relaciones de pareja sigue siendo un elemento revolucionario cuando se rompe con la heterosexualidad normativa.
     
  2. Cuerpo y sexualidad: El uso del cuerpo de la mujer es uno de los asuntos más en auge del feminismo actual. Los cánones de belleza impuestos, la cosificación de la mujer, las dificultades de acceso a la anticoncepción y la información sexual, los tabús en torno a la sexualidad de la mujer (menstruación, menopausia, placer femenino,...), la prostitución y la esclavitud sexual como formas de violencia,... son algunos de los aspectos que forman parte de la discusión feminista hoy en día. Las leyes actuales siguen, en mayor o menor medida, regulando nuestros cuerpos, y violencias extremas, como la ablación del clítoris, siguen privando a muchas niñas y mujeres de derechos humanos básicos.
     
  1. Derechos ciudadanos: El reconocimiento del derecho al voto y la participación ciudadana centró gran parte de los esfuerzos de las feministas de la Primera Ola, junto al acceso a la educación de las mujeres. La Revolución Francesa y la Ilustración marcaron el inicio de una lucha de la que son representativas Olympe de Gouges o Mary Wollstonecraft. Sin dejar de reconocer el gran avance que supuso el sufragismo como movimiento, los derechos ciudadanos plenos siguen estando pendientes en algunos pueblos y culturas. Y la falta de representación de la mujer en los órganos de poder continúa siendo una asignatura pendiente. 
    Junto al debate de incluir a la mujer en la agenda política, los feminismos aportan también diferentes perspectivas novedosas acerca de cómo se debe gobernar para el bien común.

    Continúa el reportaje, con los cinco puntos restantes, aquí.