Lo que tu hijo adolescente debe saber sobre las eyaculaciones nocturnas

Se trata de una función normal del organismo

Erasmus.jpg

Las poluciones nocturnas, emisiones nocturnas o sueños húmedos o blancos como también se conocen son las eyaculaciones que tienen los varones durante el sueño. Estas eyaculaciones que se producen mientras están dormidos pueden suceder durante toda la vida sexual de los hombres pero son mucho más frecuentes durante la adolescencia. Poco después del comienzo de la pubertad, sobre los 12 o 13 años, los chicos comienza a tener estas poluciones nocturnas.

La mayoría de las veces no se dan cuenta y solo lo descubren cuando al despertarse ven que su pijama o las sábanas están manchadas de semen. Otras veces sí son conscientes de la sensación de placer que tienen al eyacular porque en ese momento se despiertan.

Es bueno hablar con los adolescentes antes de que eso comience a sucederles. De esa forma podremos explicarles exactamente lo que es, asegurarles que es absolutamente normal y así evitar que se preocupen o se asusten. Por qué se producen las poluciones nocturnas
La polución nocturna no es más que la eliminación del semen sobrante. Cuando llega a la pubertad el organismo de los adolescentes comienza a producir una hormona llamada testosterona. La testosterona es la responsable de los grandes cambios que se producen en sus cuerpos: la aparición de vello en el pubis, las axilas, la cara y el resto del cuerpo, el cambio en la voz y el aumento de los músculos.
Pero la testosterona también tiene otra función: provoca la producción de espermatozoides. Esta producción tiene lugar diariamente por lo que sus cuerpos deben liberarse de alguna forma de ese semen acumulado. Cuando el varón no tiene relaciones sexuales o no se masturba su organismo cuenta con dos vías para deshacerse de los espermatozoides: unas células llamadas macrófagos que están encargadas de destruir esos espermatozoides o las poluciones nocturnas en las que el cuerpo expulsa el semen cargado con los espermatozoides.
Existen dos causas frecuentes para estas eyaculaciones
  • Sueños eróticos. Una de las causas de las poluciones nocturnas son los sueños eróticos o sexuales. Hay veces que cuando los varones tienen ese tipo de sueños se produce una erección de su pene y eyaculación de semen.
  • Cuando se pasa mucho tiempo sin eyacular. Hay otras veces en las que las poluciones nocturnas se producen cuando los chicos o los hombres pasan mucho tiempo sin eyacular, porque ni tienen relaciones sexuales ni se masturban. En esos casos, el organismo masculino está preparado para librarse del semen retenido mediante las eyaculaciones involuntarias durante el sueño.
Con qué frecuencia se producen las poluciones nocturnas
No existe una frecuencia considerada normal para este fenómeno. Depende de cada organismo, de las eyaculaciones que se tengan durante el día y de los estímulos sexuales que tenga el hombre o el adolescente. Pero según algunas investigaciones la máxima frecuencia se da en los chicos de quince años con aproximadamente una eyaculación durante el sueño cada tres semanas. El cuerpo funciona correctamente
Es bueno explicarles a los chicos que las eyaculaciones nocturnas involuntarias son una señal de que su cuerpo funciona correctamente. Ellos poseen un sistema reproductor que se ocupa de mantenerse a punto. Para ello, cada noche, los hombres suele tener entre cuatro y cinco erecciones espontáneas. Una erección es el endurecimiento y agrandamiento del pene. Esas erecciones son actos reflejos –no voluntarios– del organismo y tienen como objetivo mantener el sistema reproductor a punto porque si un pene no entra en erección con frecuencia va perdiendo esta función lo que acabaría imposibilitando la reproducción. Y en ocasiones, esas erecciones van acompañadas de la eyaculación.Pero tampoco deben preocuparse los chicos que no tengan poluciones nocturnas porque también en ese caso pueden estar dentro de la normalidad. Solo en las ocasiones en las que las eyaculaciones produzcan dolor o escozor o de que su pene no alcance la erección deberán consultar a un doctor que diagnostique si existe algún problema de salud. Foto de: Russell Lee