Lo que quizás no sabías sobre la apnea del sueño

La apnea durante el sueño provoca que la respiración se detenga bruscamente

si roncas cuidado con la apnea del sueño
El síntoma más característico de este trastorno del sueño es el ronquido. Stockbyte

¿Te despiertas bruscamente porque te ahogas? ¿Te levantas cansado después de una noche de sueño? ¿Sientes que no tienes un sueño reparador? ¿Tu pareja se queja porque roncas mucho y le parece que dejas de respirar? ¿Te han despertado a veces tus propios ronquidos? Si las respuestas son afirmativas tal vez sufras de apnea del sueño. Un problema que puede causar problemas al corazón.

Nuestra respiración es, en general, automática y está controlada por los centros cerebrales que responden a los valores de oxígeno y de anhídrido carbónico en la sangre.

Pero cuando se altera ese control, la respiración puede interrumpirse, en especial, mientras dormimos. Es lo que se conoce como la apnea del sueño. Este trastorno produce pausas en la respiración o hace que la respiración sea superficial durante el sueño. Suele causar esos molestos ronquidos que han variado la rutina de dormir de tantas parejas. Y que en casos extremos puede llevar al divorcio.

La apnea durante el sueño provoca que la respiración se detenga bruscamente durante un tiempo lo suficiente prolongado como para provocar una desoxigenación sanguínea y cerebral aumentando la cantidad de anhídrido carbónico. Las pausas pueden tener una duración entre varios segundos a algunos minutos y repetirse unas 30 veces o más por hora. La respiración se normaliza a veces con un sonido como si se atragantara o con un ronquido fuerte.

Suele ser una alteración crónica que afecta al paso entre un sueño profundo a uno más superficial cuando se detiene la respiración.

El resultado es un sueño de mala calidad que hace que la persona que lo sufre se levante cansada, con la sensación de no haber dormido bien.

Tipos de apneas

Hay dos tipos de apneas del sueño: la obstructiva y la central. La primera se produce por una obstrucción en la garganta que hace que esta se estreche o bloquee y es muy frecuente en hombres obesos que suelen intentar dormir de espaldas.

La apnea central se debe a una alteración en la función de la parte del cerebro que controla la respiración.

Causas de la apnea del sueño

Además de la obesidad,  el tabaco, el abuso de bebidas alcohólicas y algunas enfermedades pulmonares como el enfisema son causas de apnea obstructiva del sueño. En algunos casos, hay una predisposición genética. También puede afectar a los niños pequeños con amígdalas inflamadas y a adultos por la caída del velo del paladar.

Síntomas de la apnea del sueño

El síntoma más característico de este trastorno del sueño es el ronquido, además de los jadeos, las pausas en la respiración, el ahogo y los despertares bruscos.

La apnea del sueño larga y prolongada puede provocar dolores fuertes de cabeza, necesidad de dormir durante más horas durante el día o afectar a nuestra actividad mental. También es frecuente que la persona afectada por este trastorno se duerma con mucha facilidad, por ejemplo al sentarse esperando ser atendido o viendo una película. En casos particulares, puede ocurrir incluso mientras se conduce. Es lo que se llama microsueños. La persona se da cuenta que por escasos segundos no ha estado atento. Algunos se han encontrado contra una valla y a veces este fenómeno se esconde detrás de un accidente de tráfico sin motivo aparente.

¿En qué consiste un estudio del sueño?

La prueba de la apnea del sueño consiste en medir el valor de la concentración de oxígeno en sangre. Para ello se coloca un electrodo en un dedo o en el lóbulo de una oreja y otro electrodo en una de las fosas nasales para medir el flujo de aire y un tercer electrodo en el abdomen para medir los movimientos respiratorios. El estudio del sueño junto a la historia clínica, la exploración física y un análisis de sangre permitirán confirmar el diagnóstico y valorar la gravedad del trastorno.

Tratamiento

La apnea del sueño obstructiva es una alteración crónica que necesita de un tratamiento largo. Es importante su diagnóstico y tratamiento ya que puede aumentar el riesgo de sufrir una insuficiencia cardíaca y pulmonar, un infarto o un accidente cerebrovascular.

Además de arritmias e hipertensión arterial. La falta de sueño reparador puede tener también otras consecuencias como un accidente de tráfico o en el trabajo.

Las medidas más efectivas para tratar la apnea obstructiva pasan por cambios en el estilo de vida como dejar de fumar, perder peso y evitar el consumo abusivo de bebidas alcohólicas. Dependiendo de la gravedad del caso será recomendable el uso de un dispositivo, parecido a una mascarilla de oxígeno, que ayuda a regularizar la respiración mientras se duerme. En casos especiales, puede estar indicada la cirugía con corrección de la úvula (campanilla) o paladar.

Si roncas mucho también te puede ayudar cambiar de postura durante el sueño, mejor de lado o boca abajo. Hacer cenas ligeras sin alcohol es siempre un factor corrector. Pero sobre todo no dejes de consultar a tu médico si crees que sufres de apnea del sueño.

Referencias:
Apnea del sueño. Medline Plus. Biblioteca Nacional de Medicina Estados Unidos. Accedido: 10 de noviembre de 2014 http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/sleepapnea.html
Apnea del sueño. Instituto Nacional de Corazón, Pulmón y Sangre de los Estados Unidos . Accedido: 10 de noviembre de 2014 http://www.nhlbi.nih.gov/health-spanish/health-topics/temas/sleep_apnea/
Manual Merck de Información Médica para el Hogar. Océano.